Home

Mundo

Artículo

Elon Musk
Elon Musk interviene en la Conferencia y Exposición SATELLITE el 9 de marzo de 2020, en Washington. (AP Foto/Susan Walsh, Archivo) - Foto: AP

mundo

Empleados de SpaceX que criticaron gestión de Elon Musk en Twitter fueron despedidos

Las recientes decisiones de Elon Musk en sus empresas han mostrado su poca apertura frente a las voces críticas.

De acuerdo con el diario estadounidense New York Times, nueve empleados de la compañía de cohetes y lanzamientos espaciales Space X habrían sido despedidos de la compañía por haber firmado una carta en la que criticaban el “comportamiento dañino en Twitter”, de Elon Musk, el hombre más rico del mundo, quien es dueño de Space X y recientemente, único dueño de Twitter.

De acuerdo con Deutsche Welle, que recoge parte de la información, algunos firmantes fueron amonestados en público en la empresa, al considerar que la carta era un acto extremista. El vicepresidente de la compañía, John Edwards, habría dicho a los empleados: “Space X es Elon y Elon es Space X”, para aclararles que es el dueño de la empresa quien tomaba las decisiones y que era de su completa discrecionalidad.

El propio New York Times había informado de la carta en junio pasado, en la que se quejaban de las burlas de Musk en la red social Twitter (en aquel entonces no era de su propiedad) frente a denuncias de acoso sexual contra él, de parte de una azafata del avión corporativo de la compañía.

De acuerdo con el portal Engadget, SpaceX pagó 250.000 dólares para llegar a un acuerdo con la azafata, que afirmaba que Musk le había ofrecido comprar un caballo, a cambio de actos sexuales.

Según Engadget, la carta incluía afirmaciones como “el comportamiento de Elon en la esfera pública es una fuente frecuente de distracción y vergüenza para nosotros”, e incluía diferentes propuestas para mejorar la empresa y sus políticas de acoso sexual.

No hay lugar a críticas en Space X

El New York Times asegura que el ambiente en la empresa es realmente difícil para quienes buscan manifestar algún tipo de desacuerdo. De hecho, la sindicalización ha sido un proceso difícil.

Además, revela una de las críticas que han hecho a Musk, que es la confusión “empresarial” que se da en la propiedad de cada una de las tres grandes empresas que posee. Tesla, la compañía de carros eléctricos, Space X, la compañía de lanzamiento de cohetes y viajes espaciales y ahora Twitter, red social de microblogging.

Recientemente, Musk vendió acciones de Tesla por un valor de 4.000 millones de dólares, para financiar su compra de Twitter. Además, se ha llevado a expertos de sus dos otras empresas a la red social, dejando a Tesla y Space X cortas de personal.

Ultimátum en Twitter

Esta denuncia se une a la reciente comunicación de Musk enviada a los empleados de Twitter, a quienes propone un trabajo a fondo o acogerse al despido “Para construir un Twitter 2.0 revolucionario y tener éxito en un mundo cada vez más competitivo, deberemos brindarnos a fondo, al extremo”, escribió el magnate a los colaboradores de Twitter, que se han reducido a la mitad, después de que el sudafricano hubiera recortado la cantidad de empleados de la red social, a cerca de la mitad, en todo el mundo.

“Esto significa trabajar largas horas a alta intensidad”, destacó Musk con contundencia en su comunicación. “Solo un rendimiento excepcional valdrá una nota suficiente”, dijo el nuevo accionista mayoritario de la red, e invitó a sus empleados a aceptar la propuesta, dando clic a una casilla que decía sí.

Según la comunicación, cada empleado debía realizar el procedimiento antes de este jueves a las 5:00 p.m de Nueva York, en caso de no hacerlo serían despedidos con una indemnización correspondiente a tres meses de salario a cambio.

Musk ha hablado con sus empleados de Twitter, pidiéndoles que consideren que la bancarrota para la empresa es una de las posibilidades. Twitter ha presentado pérdidas financieras durante varios años consecutivos.