mundo

En medio de polémica, López Obrador confirma que no irá a la Cumbre de las Américas

El presidente mexicano rechazó la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela de la cumbre que inicia este lunes en Estados Unidos.


El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este lunes que rechazó la invitación para asistir a la IX Cumbre de las Américas ante la exclusión de varios países de parte del anfitrión, Estados Unidos, cuyo gobierno confirmó que Cuba, Nicaragua y Venezuela “no serán invitados”.

“No voy a la cumbre porque no se invita a todos los países de América y yo creo en la necesidad de cambiar la política que se ha venido imponiendo desde hace siglos, la exclusión”, informó el mandatario en su habitual conferencia matutina.

Un funcionario del gobierno de Joe Biden dijo este lunes a la AFP que “Cuba, Nicaragua y Venezuela no serán invitados a participar en esta Cumbre” porque “Estados Unidos sigue manteniendo reservas sobre la falta de espacios democráticos y la situación de los derechos humanos” en los tres países. México estará representado por el canciller Marcelo Ebrard en la cumbre, que comienza este lunes en Los Ángeles.

El mandatario de izquierda consideró que “no puede haber Cumbre de las Américas si no participan todos los países del continente americano, o puede haber, pero nosotros consideramos que es seguir con la vieja política de intervencionismo, de falta de respeto a las naciones y a sus pueblos. Lamento mucho esta situación, pero no acepto que nadie se sitúe por encima de los países, no acepto hegemonías, ni de China, ni de Rusia ni de ningún país”, prosiguió.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. - Foto: Getty Images

“Estados Unidos reconoce y respeta la posición de los aliados en apoyo del diálogo inclusivo. Los representantes no gubernamentales de Cuba, Venezuela y Nicaragua están inscritos para participar en los tres foros de partes interesadas”, dijo el funcionario de Washington.

El presidente mexicano destacó la “muy buena relación” que mantiene con su par estadounidense. “Es un hombre bueno” que enfrentó “presiones de los republicanos” para no invitar a Cuba, Nicaragua y Venezuela, explicó.

López Obrador adelantó que en julio visitará la Casa Blanca, momento que aprovechará para tratar con Biden “el tema de la integración de toda América. Mi planteamiento es que, así como se creó la Comunidad Europea y luego pasó a ser Unión Europea, así necesitamos hacerlo en América”, añadió López Obrador.

México exporta más del 80 % de sus productos a Estados Unidos, en el marco del acuerdo comercial, en el que también está Canadá, T-MEC. Mientras tanto, a Biden le preocupa sobremanera una ausencia del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador en esta novena reunión de los países de la región.

Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador
El presidente de México, y su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden podrían tener un revés en su relación diplomática. - Foto: Instagram/@lopezobrador - @potus

“Nuestra relación con México es y seguirá siendo positiva” y el presidente estadounidense “quiere personalmente” que López Obrador asista, afirmó esta semana Juan González, el principal asesor de la Casa Blanca para las Américas. Debido al problema migratorio, Estados Unidos necesita a López Obrador y él “ve que la posición de desafiar a Biden le hace aparecer como un líder latinoamericano”, declaró a la AFP Michael Shifter, profesor de la universidad de Georgetown.

“Todo el drama sobre quién va a participar y quién no y por qué motivos -añade- demuestra que hay una gran desconexión” y que Estados Unidos “pierde influencia sobre todo en América del Sur, pero también en México”, aunque existe “mucho poder blando”, de las empresas “que siguen siendo muy influyentes”. También lo es China, que se ha convertido en un socio consolidado para la mayoría de los países latinoamericanos y caribeños.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, y el de Argentina, Alberto Fernández, se unieron al llamado a extender las invitaciones a todos, pero acudirán a la cita.

Aun así, el canciller argentino Santiago Cafiero reiteró este sábado la necesidad de “una reunión sin exclusiones, un espacio de encuentro donde se pueda discutir desde las diversidades, pero desde el respeto también. Si hay discusiones que las haya, pero que estén todos en la misma mesa”.

*Con información de AFP.