mundo

EN VIVO | Papa Francisco consagra a Rusia y Ucrania al inmaculado corazón de María

El acto se desarrolla de forma simultánea en la basílica de San Pedro en el Vaticano y en la ciudad de Fátima.


Este viernes 25 de marzo, el papa Francisco preside una ceremonia especial en la que consagra a Rusia y Ucrania al “inmaculado corazón de María”, en un acto que se desarrolla de manera simultánea en la basílica de San Pedro en El Vaticano y en el santuario de la Virgen de Fátima, en Portugal.

La ceremonia se desarrolla en medio de las crecientes tensiones que vive el mundo por cuenta de las secuelas que ha generado la ocupación de Rusia a Ucrania, acción bélica que completó un mes el pasado jueves.

El acto, presidido por el propio papa Francisco, se desarrolla en el marco de la “celebración de la penitencia”, en una fecha en la que esta religión también conmemora la anunciación de ‘la venida de Jesús’, una fecha que coincide con el tercer viernes de cuaresma, periodo en el que los fieles se alistan para la conmemoración de la Semana Santa.

El acto comenzó a las 5:00 p. m. hora local de El Vaticano y despierta el interés mundial, en el marco de la creciente tensión que vive el mundo por un conflicto que ha dejado cerca de diez millones de desplazados según las más recientes cifras revelados por Acnur, y que tiene a las mujeres y los niños como principales víctimas de la diáspora migratoria.

Una ceremonia que responde al pedido de la virgen en su aparición en Fátima.

Mientras que la ceremonia presidida por el Papa se desarrolla, la actividad tendrá una ceremonia simultánea en Portugal, país en el que se les apareció la virgen María a tres pastorcitos el siglo pasado, y que estará a cargo del cardenal Konrad Krajewski, un prelado que ostenta la figura de ‘limosnero pontificio’, un cargo especial para el que fue designado por la iglesia de Roma.

Sobre la relevancia del evento anunciado por el prelado, la oficina de prensa advierte que este acto responde en parte a una de las peticiones que, dentro de las creencias católicas, realizó la virgen durante su aparición a los tres pastorcitos de Fátima en 1917.

Dicha ‘petición mariana’ corresponde a la consagración de Rusia a su ‘inmaculado corazón’ y responde a una advertencia que fue revelada a mediados del siglo pasado por la última de los pastorcitos, en la que se advertía que “si no se concede esta petición, Rusia extendería ‘sus errores’ por todo el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia”.

La advertencia también señalaba que el pontífice “tendrá mucho que sufrir y varias naciones serán destruidas”.

No es la primera consagración

Según recogen medios especializados en tema canónicos, tras las referidas apariciones de la Virgen a inicio del siglo XX, varios pontífices adelantaron actos especiales encaminados al cumplimiento de la referida petición presente en las creencias católicas, recordando escenarios como el realizado en 1942 por el papa Pío XII, en el que se consagró al mundo entero, y que estuvo complementado por un hecho posterior en el que se consagraba a los pueblos rusos a través de lo que se llamó la Carta Apostólica Sacro vergente anno.

La consagración se repitió en 1964 a cargo del papa Pablo VI, durante el llamado ‘Concilio Vaticano II’, y posteriormente, Karol Wojtyla, recordado como san Juan Pablo II, elevó un nuevo acto en 1981, en el que afirmó: “Toma bajo tu protección materna a toda la familia humana a la que, con todo afecto a ti, Madre, confiamos. Que se acerque para todos el tiempo de la paz y de la libertad, el tiempo de la verdad, de la justicia y de la esperanza”, clamando a su vez un ‘abrazo para los más necesitados’, en un momento en que la historia universal estaba en la recta final de la llamada Guerra Fría.