ecuador

Exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas se entregó a la justicia en Ecuador tras orden de volver a prisión

Un tribunal ordenó revocar el ‘habeas corpus’ del que se benefició el exvicepresidente.


El exvicepresidente de Ecuador Jorge Glas se entregó a la Policía este viernes 20 de mayo, luego que se generara una orden de arresto en su contra, tras la determinación del Tribunal de Santa Elena, que ordenó revocar el habeas corpus del que se benefició para salir de prisión a mediados del mes de abril.

Esta institución judicial fue la misma que le concedió la medida tras haber permanecido en la cárcel por cuatro años y medio en cumplimiento de dos sentencias en firme por casos de asociación ilícita y cohecho.

Junto a la revocación del habeas corpus, otros tres jueces de la provincia de Santa Elena dispusieron la “inmediata localización, captura y traslado” de Glas a la cárcel de Cotopaxi, según recoge el diario ecuatoriano El Comercio.

El anuncio se realizó apenas unas horas después de que el Pleno del Consejo de la Judicatura de Ecuador suspendiera de su cargo al presidente del Tribunal Nacional de Justicia, Iván Saquicela, por un plazo de 90 días.

Después de conocerse la noticia, Saquicela alertó que el proceso de habeas corpus presentado por el exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas podría verse de algún modo afectado. “Muy atentos de lo que podría pasar”, dijo el magistrado previamente al anuncio del Tribunal de Santa Elena.

Además de las dos sentencias en firme, Glas tenía abierto un proceso por ser supuesto coautor de un delito de apropiación indebida de fondos públicos. De hecho, la Fiscalía se mostró en su día contraria a la liberación del exvicepresidente y recordó que pesa sobre él una pena de ocho años que aún no ha terminado de cumplir.

Había recobrado la libertad

En medio de un ambiente de fiesta, según reportaron medios locales, fue recibido el pasado 10 de abril en un coliseo de la ciudad de Guayaquil el exvicepresidente de Ecuador, quien durante esa misma jornada recobró la libertad, bajo una modalidad condicional, luego de que un juez le concediera la solicitud de habeas corpus.

Ante sus simpatizantes, el exvicepresidente, que se encuentra condenado por delitos relacionados con el escándalo de sobornos de Odebrecht, pronunció un discurso de cerca de 20 minutos, en el que se refirió a la batalla que libra para demostrar su inocencia frente a los señalamientos que pesan en su contra.

“Pasé cuatro años y medio en la cárcel y con toda la potencia de mi espíritu les digo que no tengo un átomo de arrepentimiento por lo que hicimos por nuestra patria”, señaló el político, en declaraciones recogidas por medios locales, en las que también se declaró “un soldado de la revolución ciudadana”.

En su intervención, el exfuncionario además elevó un contundente mensaje contra sectores políticos opuestos, señalando que su país necesita que se erradique el uso de instrumentos judiciales como armas políticas, sugiriendo que su caso se refiere a reprimendas políticas.

Encarcelar al opositor político solo destruye la democracia”, afirmó el exvicepresidente, señalando que su apresamiento se derivó de una serie de denuncias que en su momento realizó contra el gobierno de turno, refiriéndose al expresidente Lenín Moreno, añadiendo que “si el precio de haber cambiado la patria durante diez años es la cárcel, lo acepto y estoy dispuesto”.

Mediante las redes sociales, seguidores del ‘correísmo’ han compartido videos del acto de celebración.

*Con información de Europa Press y la AFP.