Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Flossie
Se convirtió en la gata británica más vieja y viva de todo el mundo. - Foto: Página web: Guinness World Récords.

mundo

Flossie batió récord y es la gata más vieja del mundo, ¿cuántos años tiene?

La felina vivió en la calle y antes de llegar a la vida de su actual dueña, tuvo otros hogares.

Las mascotas son parte esencial de muchas familias en todo el mundo, por eso es que cuando alguno de estos seres fallece hay quienes experimentan un dolor indescriptible. Los gatos son un ejemplo de esta incondicional compañía y una británica, llamada Vicki Green, es la dueña de la felina más longeva y viva de todo el mundo, Flossie.

De acuerdo con el libro de los reconocidos Guinness World Récords, la gata británica Flossie se convirtió en la más vieja del mundo al cumplir sus 26 años y 329 días, aunque para la fecha ya tiene 27; lo que significa que tiene 120 años humanos. A pesar de que la felina se encuentra bien de salud, sus ojos y oídos sí han tenido complicaciones.

El animal doméstico es de color marrón y negro, ha vivido en diferentes sitios y conserva su ternura. Su dueña, Vicki, dice en el sitio oficial de los récords mundiales que Flossie aún conserva su espíritu juguetón, y aunque no puede ver logra percibir su entorno. “Ella nunca rechaza la oportunidad de una buena comida”, comenta la mujer.

Desde agosto de este año, el nombre de Flossie comienza a llamar la atención debido a que es recibida por la mayor fundación de felinos en Reino Unido, Cats Protection. Flossie es una gata valiente y al tener muchos años, no había tenido tanta suerte para su adopción hasta que llega al hogar de Vicky para quedarse.

La historia de la longeva gata data en 1995, “cuando fue adoptada por un trabajador del hospital de Merseyside”, según Guinness Récords. Llega a vivir en la calle y los dos dueños que tuvo por 14 años fallecieron, teniendo ella 24 años.

Uno de los hijos de su dueño anterior decide encargarse de ella por tres años, pero este toma la decisión de entregarla a Tunbridge Wells, Crowborough y District Branch de Cats Protection debido a que comenta que no podía atender sus necesidades y prefiere que tenga una mejor vida al ser ya una gata anciana.

Entonces, tras ser entregada al refugio, Flossie conoce a Vicki Green, quien se desempeña como asistente ejecutiva. La mujer adopta a la felina sin pensar que obtendría un récord mundial.

Ahora, debido a la popularidad de la gata, Green comparte información sobre su mascota y su comportamiento.

“Era ruidosa durante las primeras noches porque no podía ver en la oscuridad y estaba un poco confundida en su nuevo entorno, pero ahora duerme toda la noche, acurrucada en la cama conmigo”, asegura la británica.

“Sabía desde el principio que Flossie era un gato especial, pero no imaginé que compartiría mi hogar con un poseedor del récord mundial”, agrega.

En ese sentido, Vicki Green espera que la historia de Flossie sea un ejemplo para muchos e incentive a la adopción de felinos mayores. De hecho, los líderes del mencionado refugio de animales en Reino Unido señalan que lo único que quieren estos animales es un refugio para no aguantar frío, comida y amor.

“Pueden ofrecer mucho afecto, pero a menudo terminan sus días en albergues”, comparte Guinness Récords.

Green es una mujer que se considera amante de los gatos e incluso tiene experiencia con su cuidado, ya que su anterior mascota era una felina llamada Honeybun que vivió hasta los 21 años. Por lo tanto, la mujer dice que entiende las necesidades de la longeva gata que ahora cuida y está dispuesta a ayudarla en lo que sea.

“A veces extraña su caja de arena o necesita ayuda para arreglarse, pero puedo ayudar con todo eso. Estamos juntas en esto”, manifiesta la asistente ejecutiva.