Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Protestas en Rusia
La policía detiene a los manifestantes durante una protesta contra la movilización en Ekaterimburgo, Rusia, el miércoles 21 de septiembre de 2022. El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó una movilización parcial de reservistas en Rusia, con efecto inmediato. (AP Photo) - Foto: AP

mundo

Gobierno ruso podría cerrar las fronteras para evitar que los reservistas huyan

Ante el rechazo a la movilización parcial, se teme el cierre de fronteras de parte del Kremlin.

Desde el pasado miércoles 21 de septiembre, cuando el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció una movilización parcial de las fuerzas militares, que en principio implicará el alistamiento de 300.000 reservistas, las salidas de gente desde la Federación Rusa a países vecinos ha aumentado exponencialmente.

Tras ser anunciado el llamado a los reservistas, han salido más de 260.000 rusos y muchos temen la imposición de una ley marcial, que impida a los hombres en edad de prestar el servicio militar tener que ser reclutados.

Rusia es el país del mundo con la mayor cantidad de países fronterizos. El país tiene fronteras con Azerbaiyán, Bielorusia, China, Corea del Norte, Estonia, Finlandia, Georgia, Kazajistán, Letonia, Lituania, Mongolia, Noruega, Polonia y, por supuesto, Ucrania.

Familias enteras han abandonado el país, para evitar que los hombres sean enviados a la guerra en Ucrania. El rechazo de buena parte de la población rusa a la invasión de Ucrania ha sido claro desde el inicio del conflicto; sin embargo, desde febrero, cuando empezó la guerra, no se habían visto manifestaciones tan multitudinarias como estás en respuesta a los posibles reclutamientos.

Desde que inició la invasión, las fronteras no son fáciles de cruzar para ningún ciudadano ruso

Actualmente, las únicas fronteras que los rusos pueden cruzar de manera terrestre son las de Georgia, Kazajistán y Mongolia, que son los únicos países que no solicitan visado y no han impuesto restricciones para los ciudadanos rusos desde el inicio de la invasión, como una sanción al país por la acción bélica.

Los países bálticos Lituania, Estonia y Letonia, por ejemplo, así como Polonia o Finlandia, han impuesto estrictas limitaciones para que los ciudadanos con ciudadanía crucen las fronteras y solamente permiten ingresos muy específicos, en casos de emergencia humanitaria o para transportistas.

Y los pasos fronterizos cuya entrada se encuentra activa están abarrotados de carros en los cruces, los carros deben quedarse durante horas esperando el ingreso. En el paso fronterizo de entrada a Georgia, por ejemplo, se ven largas filas de autos de gente esperando entrar al país para evitar el enlistamiento de los hombres.

La salida de Rusia a Georgia puede darse hasta en un largo de tres días, por eso algunas personas han pagado cuotas irregulares a escoltas informales para salir en poco menos de un día.

La ley marcial, un temor de los hombres rusos

La posibilidad de que las autoridades rusas cierren las fronteras para impedir que hombres en edad de combatir dejen el país, es cada vez más cierta. Más, considerando el resultado del referendo tildado de ilegal por la comunidad internacional, en cuatro regiones ucranianas ocupadas por los rusos para anexar esas regiones a Rusia.

En caso de que el resultado de los referendos sea positivo, que de acuerdo con lo que se ha dado a conocer este martes es justamente lo que ha ocurrido, las salidas del país serán cada vez más difíciles, pues las fronteras de Rusia se extenderán.

Muchas personas creen que, después de esta movilización parcial, que abarca no más de 300.000 hombres, luego se convertirá en una movilización general, que en principio involucraría al menos a dos millones de rusos y en mayor medida a más de 20 millones. En tanto, los requisitos para ser enlistados van disminuyendo por la necesidad de tropas de combate en el frente de guerra.

Las respuestas del Kremlin sobre esta posibilidad no han sido claras. Tras ser indagado al respecto, el portavoz del Kremlin ha respondido que por ahora no puede dar una respuesta al respecto. También ha añadido que en el futuro habrá más explicaciones sobre el llamado a filas.