Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Los presidentes de Chile y Bolivia acordaron avanzar en la agenda para lograr restituir las relaciones diplomáticas tras cerca de 50 años de ruptura de estas.
Los presidentes de Chile y Bolivia acordaron avanzar en la agenda para lograr restituir las relaciones diplomáticas tras cerca de 50 años de ruptura de estas. - Foto: Twitter / @LuchoXBolivia

américa latina

Gobiernos de Chile y Bolivia acuerdan avanzar en hoja de ruta para reactivar relaciones bilaterales

La reunión, adelantada en el marco de la visita de los mandatarios de esos países a Bogotá para la posesión de Gustavo Petro, abre un nuevo camino para la restitución de relaciones diplomáticas tras 48 años sin ellas.

Desde Bogotá, y en el marco de las agendas particulares de los diferentes mandatarios latinoamericanos que asisten a la capital de Colombia para la posesión del nuevo presidente de nuestro país, Gustavo Petro, se encendió una importante luz de esperanza en el camino trazado para la reactivación de las relaciones diplomáticas entre Bolivia y Chile, tras cerca de medio siglo en la que estas cesaron.

Dicha luz de esperanza se derivó del encuentro, sostenido este domingo en horas de la mañana, entre los mandatarios de Chile, Gabriel Boric, y su homólogo boliviano, Luis Arce, quienes se dieron cita en el Hotel Hilton para versar sobre las medidas a adoptar en la senda para retomar la llamada Hoja de Ruta, acuerdo pactado en la ciudad de La Paz en 2021, con el que se establecieron lineamientos básicos para la reconstrucción de la confianza, de cara a la restitución de las relaciones diplomáticas bilaterales, rotas desde 1978.

Tras la reunión, en la que también participaron otros miembros de las correspondientes delegaciones, incluida la canciller chilena, Antonia Urrejola, se conoció que como una de las principales medidas pactadas entre las partes, está la conformación de una mesa de trabajo bilateral, que tendrá como principal objetivo el abordar una agenda común en materia migratoria, en la que se discutirán temas de interés mutuo que va más allá de la circulación de nacionales de esos dos países, incluyendo también el reto de otras poblaciones en el escenario latinoamericano.

En la misma medida, y de conformidad con los 14 puntos que componen la llamada Hoja de Ruta trazada en La Paz, otro de los temas sobre los que se trató la reunión fue el de la necesidad de entablar lazos para un trabajo conjunto en materia de lucha contra el llamado “crimen organizado”, siendo un aspecto que ha afectado mutuamente a los dos países a través de su frontera común.

Desde la delegación chilena, se exaltó la importancia de este nuevo paso en la restitución de las relaciones diplomáticas, recordando que, desde que se rompieron estas, Chile y Bolivia, solamente mantienen los lazos a través de las representaciones consulares.

En la carpeta de temas que se abordarán en la agenda conjunta encaminada a la restitución de relaciones diplomáticas, la encargada de la cartera de Asuntos Exteriores de Chile también precisó que si bien sería deseable, dentro de los planes próximos del presidente Boric, no se encuentra una visita a Bolivia.

La ruptura de las relaciones diplomáticas entre Chile y Bolivia se desprendió del surgimiento de dos diferendos internacionales por controles territoriales, referidos a la solicitud de Bolivia de tener un acceso al mar, así como el litigio por las aguas del río Silala, sobre cuyo dominio versa un fuerte diferendo entre los dos países, al tener distintas visiones sobre la naturaleza de las aguas, pues, mientras que para uno de los países, se debe considerar un “río internacional”, para el otro, es un cauce perteneciente solo a Bolivia, sobre el que versan algunas concesiones que serían perennes en el tiempo, y cuyo estudio aún se encuentra en curso por parte del Tribunal de La Haya.

A través de sus redes sociales, el presidente de Bolivia, Luis Arce, aplaudió el encuentro que sostuvo con Gabriel Boric, apuntando que dentro de las conclusiones de la reunión está el compromiso a impulsar” procedimientos para hacer más ágil el libre tránsito, fortalecer el comercio por el Puerto de Arica y combatir unidos el contrabando, y la trata y tráfico de personas”.

Según precisó a su vez la delegación chilena, en el encuentro también se abordó la importancia de establecer lazos en torno al trabajo de la extracción de recursos como el litio, aspecto en el que Chile ya ha avanzado en cooperación con Argentina.

Los puntos sobre los que versa la mencionada ‘hoja de ruta’ dan gran relevancia a temas como fronteras e integración, la complementación económica, el libre tránsito, cultura, medioambiente, turismo, entre otras, en las que también se incluyen aspectos de la carpeta de seguridad que a su vez comprende temas como la ciberseguridad, la cooperación policial y la lucha contra el contrabando.

En materia económica, tecnológica y científica, algunos de los temas se refieren a Gobierno Digital, Certificados Digitales, Inteligencia Artificial, Redes 5G, Telecomunicaciones, Ventanilla Única, Pasarelas de Pago, Certificados Digitales - Firma Digital, entre otros.

Pese al acercamiento entre los dos países, Chile ha manifestado sin embargo que, su posición frente al tema del acceso al mar para Bolivia, está resuelto y cerrado, tras el pronunciamiento de La Haya, aclarando que su decisión es irreversible y no cambiará.

Desde Bogotá, y a través de sus redes sociales, el mandatario de Bolivia también lamentó que el presidente de Perú, Pedro Castillo, no pudiera asistir a la posesión de Gustavo Petro, en tanto el Congreso de su país no le otorgó el correspondiente permiso.