Home

Mundo

Artículo

Hombre cocodrilo
Se estima que los cocodrilos matan cerca de 1.000 personas en el mundo cada año, en las regiones en donde los grandes cocodrilos son nativos y se ubican en poblaciones cercanas a asentamientos humanos. - Foto: Jordi Prat Puig

mundo

Impresionante: un bebé fue devorado por un cocodrilo frente a su padre

Muchos residentes de la zona pescan para su sustento, por lo que las autoridades han pedido aumentar las precauciones, pues el cocodrilo aún representa peligro.

Un pequeño de apenas un año de edad fue devorado vivo por un cocodrilo mientras sus padres remaban en un río en Malasia. El pequeño fue arrebatado de la canoa por el cocodrilo, mientras su papá y mamá estaban de pesca en la costa de Lahad Datu en Sabah, Malasia, el pasado primero de diciembre.

Su padre resultó también gravemente herido por el cocodrilo, pero no logró salvar a su hijo del ataque. El papá del bebé recibió múltiples mordeduras, incluida una gran herida en la cabeza, y cuando llegó a la orilla, ya el cocodrilo había arrastrado a su hijo a las profundidades.

Más tarde alcanzaron a ver al animal saliendo de nuevo a la superficie con el cuerpo del niño en sus fauces, para hundirse de nuevo en el agua con el cadáver, cuenta el diario británico The Mirror, que reporta todo el caso.

De acuerdo con Sumsoa Rashid, el jefe de la Agencia de Bomberos y Rescate de Lahad Datu: “El padre sufrió heridas graves en la cabeza y el cuerpo. Su hijo sigue desaparecido y las operaciones de búsqueda están en curso”. Además, declaró que el padre fue llevado al hospital local para recibir tratamiento médico.

Rashid afirmó también que la presencia del cocodrilo en la zona no deja de ser peligrosa: “Les hemos advertido de los peligros adicionales en este momento y pedido que tengan especial cuidado porque es probable que el cocodrilo todavía esté en el área”.

Existe en el área una amenaza permanente de ataque de cocodrilos. La Policía Real de Malasia y la Policía Marina se unieron al departamento de bomberos local, y se encuentran en la búsqueda del cuerpo del niño.

El control de la gente en la zona es difícil, por la dependencia de los residentes en la pesca. El jefe de la Agencia de Bomberos y Rescate dijo: “Muchos residentes allí dependen del río para su alimentación y sustento, por lo que necesitan ir al agua”.

Otra trágica muerte reciente

En Costa Rica sucedió recientemente que un pequeño de ocho años, Juan Otero Fernández, fue arrastrado a las profundidades de un río en la región de Limón, en frente de sus padres. El papá estaba sumergido hasta las rodillas en el río cuando el enorme reptil atacó.

La pareja con cinco hijos se encontraba también de pesca cuando ocurrió la tragedia, el pasado 30 de octubre. Un testigo relató haber visto al animal atacando primero la cabeza del niño, antes de arrastrarlo al agua.

Ataques de cocodrilos

Se estima que los cocodrilos matan cerca de 1.000 personas en el mundo cada año, en las regiones en donde los grandes reptiles son nativos y se ubican en poblaciones cercanas a asentamientos humanos.

Las dos especies más comunes en este tipo de ataque son el cocodrilo del Nilo y el cocodrilo de agua salada. La mayoría de los ataques suceden en zonas remotas de África, en el sudeste asiático y en Australia. Es el caso de Estados Unidos, el estado de la Florida es el que reporta la mayor parte de ataques, seguido de Texas, Georgia y Carolina del Sur.

Este tipo de ataques es difícil de manejar, dado que los cocodrilos cuentan con una fila de 80 dientes afilados y unas poderosas mandíbulas; cuando atacan se lanzan fuera del agua, abren las mandíbulas y muerden, arrastrando a la presa de vuelta al agua. Realizan una maniobra llamada el “rollo de muerte”, de acuerdo con el sitio a-z-animals, que maneja información sobre distintos animales.

Después del rollo de la muerte se hace muy difícil recuperar a la víctima. Luego, el cocodrilo usa sus dientes para desgarrar partes de la presa y tragarse poco a poco los trozos enteros.