mundo

Indignación en India: policía habría abusado de una niña cuando denunciaba violación por cuatro hombres

Una menor de 13 años intentó denunciar a sus agresores, pero al parecer fue víctima, una vez más, del abuso sexual.


Indignación en la India luego de que una niña de 13 años de edad fue presuntamente violada por cuatro hombres; se cree que cuando la menor se acercó a denunciar el hecho ante las autoridades, fue violada una vez más por uno de los policías que atendía su denuncia.

Este miércoles, 4 de mayo, las autoridades de Uttar Pradesh confirmaron que un agente de la policía había sido arrestado en relación con el presunto hecho. La comunidad acusa a la Policía de ayudar a perpetuar una cultura sistemática de violencia sexual en contra de las mujeres y niñas de la nación.

Priyanka Gandhi Vadra, una política importante de la oposición del Congreso de la India, se manifestó ante el hecho por medio de su cuenta de Twitter mostrando su indignación e inconformidad frente a lo sucedido. “Si las comisarías no son seguras para las mujeres, ¿a dónde irán a denunciar?”.

Tras el arresto, el agente en el centro de acusación les dijo a los periodistas que era inocente y pidió una investigación independiente. Todos los policías que estaban de servicio el día del presunto abuso han sido amonestados y se tomarán medidas contra ellos si son declarados culpables de algún delito, según informó la policía local.

Los cuatro hombres acusados en primera instancia por la menor han sido arrestados y presentan cargo por haber supuestamente secuestrado y abusado sexualmente de la menor. Según informaron las autoridades locales los hombres llevaron a la niña al estado vecino de Madhya Pradesh, donde fue violada y retenida durante cuatro días. Una mujer también ha sido arrestada, ya que presuntamente tiene relación con el hecho.

Violaba a su hija, la filmaba y guardaba todo en una USB que descubrió su pareja

Otro caso de violencia sexual se registró en Campana, Argentina, luego de que una mujer encontrara en la mochila de su pareja una USB con archivos de video; en ellos se evidencia cómo el hombre, de 36 años, abusa sexualmente de la hija de ambos, una menor de 13 años.

Horrorizada por el hecho, la mujer hizo capturas de pantalla de las imágenes con su celular y encaró a su pareja y padre de su hija. El hombre le quitó el celular con las pruebas a la mujer, pero desconocía que ella se había quedado con la memoria.

La mujer se acercó a una comisaría de familia en Campana con la USB e hizo la respectiva denuncia. Ella acusó a su pareja Armando González, de nacionalidad paraguaya, la semana pasada, y les contó a las autoridades que el hombre solía viajar con frecuencia a Paraguay, país en el que tuvo un accidente de tránsito que lo dejó paralítico y en silla de ruedas.

Armando González
Armando González fue detenido tras abusar sexualmente de su hija de 13 años. - Foto: PFA

Aparte de la USB encontrada por su pareja, la Policía halló más material que recolectaron en la casa de los padres del sospechoso y de la vivienda de su amigo, en la villa Zavaleta. “Hay dispositivos de almacenamiento, el celular que le sacó a la mujer cuando lo increpó, dos teléfonos suyos y en un guante en el que se encontraron escondidas siete memorias USB”. Todo será materia de análisis.

Las primeras investigaciones revelaron que el detenido abusaba de su hija cuando la madre salía al supermercado en compañía de otra de sus hijas. “La chica mayor no refirió que la haya atacado. Para la menor se aguarda que declare en Cámara Gesell”, informaron fuentes consultadas por Infobae y reconocieron que, hasta el momento, no hallaron antecedentes penales previos de González.

Se cree que el hombre de 36 años grababa sus atrocidades para lucrarse económicamente con ese material. Además, según El Heraldo de México, el acusado almacenaba diversos videos y fotos de abusos sexuales en contra de otros menores, los cuales, presuntamente eran comercializados por el detenido y su amigo, quien es propietario del inmueble donde funcionaba un taller de servicio técnico de celulares.