ucrania

Kharkiv ¿la segunda derrota rusa en la invasión a Ucrania?

Tras el retiro de las tropas rusas de las inmediaciones de esa ciudad, los esfuerzos podrían concentrarse en reforzar la ofensiva que adelanta el Kremlin en el sur del país para consolidar el corredor Donbás - Crimea.


En declaraciones recogidas por medios internacionales, las autoridades rusas aseguraron que han retirado a los miembros del Ejército ruso de la ciudad de Kharkiv, considerada una de las más importantes de Ucrania, ubicada en proximidades a la región del Donbás, y cuyo territorio había sido asediado recientemente por fuertes bombardeos en el marco de la considerada retoma por parte de los enviados del Kremlin.

Según fuentes oficiales, recogidas por medios como el New York Times, el avance de los rusos habría logrado ser contenido en esa ciudad por los miembros de la resistencia ucraniana, quienes incluso, según lo evidenciado, han logrado que las tropas invasoras comiencen a replegarse, en la que desde ya es considerada una nueva derrota de Rusia en su intento por ejercer soberanía sobre territorios ocupados, y que se suma a la ya presentada semanas atrás en el territorio próximo a la ciudad de Kiev; capital del país invadido.

¿Por qué Rusia pretendía el control de Kharkiv?

De acuerdo con medios internacionales, la clave de la toma de la ciudad de Kharkiv, o el interés que tiene el Ejército ruso en ello, se resume en que el control de esta le servía para avanzar y garantizar la toma de las dos regiones prorrusas de Lugansk y Donetsk, por lo que su no consecución, de ser cierta, representaría el traspiés más significativo para los intereses rusos en Ucrania, después de la fallida toma de Kiev.

Tras la retirada de las tropas rusas de las inmediaciones de Kharkiv, estas podrían ser reorientadas a nuevos flancos estratégicos para Rusia, como por ejemplo el sur de Ucrania, territorio a través del que Rusia planea trazar un corredor que comunique a las provincias del Donbás y Crimea, reforzando otros puntos que ya han sido tomados, como el caso del enclave de Izium.

Sobre el avance en el sur del país, según reportan medios internacionales, los avances de Rusia serían más claros, pues han logrado el progreso de su avanzada, y además cuentan con el apoyo de algunos grupos locales prorrusos que han adherido a las fuerzas invasoras para ampliar su dominio en el sur del país, partiendo desde el occidente del Donbás.

La ciudad de Izium, según expertos citados por el New York Time se habrían convertido en un punto estratégico para la coordinación de los esfuerzos de las tropas rusas en su intento de retoma.

En el marco de la avanzada rusa, y como parte de la ofensiva que pretende el establecimiento de referido corredor, Mariupol, la ciudad portuaria también puede ser considerada como uno de los logros hasta ahora alcanzados por las tropas invasoras, pues allí, el control sería mayoritario por parte de los enviados del Kremlin, frente a un pequeño reducto de la resistencia que se mantiene aún en la zona, más precisamente en el sector de la acería de Azovstal.

Mientras que el avance la Rusia parece ser efectivo en el sur de Ucrania, en las regiones próximas a Kharkiv y Kiev, se han comenzado a divisar grupos de personas que habían abandonado sus territorios, intentando regresar, no obstante, este movimiento de retorno tendría como principal reto la instalación de cargas explosivas, dejadas en su repliegue por las tropas de Moscú.

Según testimonios de ciudadanos ucranianos que intentan retomar a sus territorios, el panorama es desolador ante el grado de destrucción dejado por los rusos, advirtiendo que es una actuación ‘inesperada y repudiable’ por parte de una nación a la que consideraban hermana por tener pasado común.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.