Home

Mundo

Artículo

Alberto Fernández Presidente de Argentina

mundo

La defensa del presidente argentino a Cristina Fernández, tras haber sido condenada

La actual vicepresidenta de Argentina fue investigada por su participación en un caso de corrupción ocurrido durante su presidencia.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, se solidarizó con su vicepresidenta Cristina Fernández Kirchner, tras el fallo de un tribunal argentino que le condenó este martes a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por el ‘caso Vialidad’.

Hoy, en Argentina, ha sido condenada una persona inocente. Alguien a quien los poderes fácticos trataron de estigmatizar a través de medios de comunicación y perseguido a través de jueces complacientes a los que pasean en aviones privados y mansiones de lujo los fines de semana”, criticó el mandatario argentino.

Así, el dirigente del país, que ha mostrado su “solidaridad con Cristina Fernández sabiendo que es víctima de una persecución absolutamente injusta”, denunció que la sentencia condenatoria “es el resultado de un juicio en el que no se cuidaron las formas mínimas del debido proceso”, proceso en el incluso “se violó el principio de no juzgar dos veces un mismo hecho”.

En este sentido, Alberto Fernández sostuvo que, en este caso, “la política se ha metido en los tribunales”. Con esto, “la justicia se escapa por la ventana”, arremetió, a través de una serie de mensajes publicados en su cuenta de Twitter.

Además, el presidente instó a la población a que se ponga del lado de Kirchner “por su inocencia”. “Todos los hombres y todas las mujeres de bien que amamos la democracia y el Estado de Derecho debemos ponernos a su lado”.

Fernández había sido acusada de participar en una trama para defraudar al Estado a través de la concesión de obras públicas en la provincia de Santa Cruz durante su gestión como presidenta (2007-2015) y la del expresidente y su marido difunto, Néstor Kirchner (2003-2007).

La reacción de Cristina Fernández

Tras conocer la decisión de las autoridades, Cristina Fernández se pronunció desde su despacho, en una declaración difundida a través de las redes sociales, en las que acusó que “esta condena tiene su origen, que tiene su origen en “mafia judicial” y la confirmación de la existencia de un sistema paraestatal”.

En ese sentido, la funcionaria también ha arremetido contra parte de los miembros del tribunal al que le corresponderá conocer de su apelación a la sentencia, y denunció algunos intereses por parte de medios de comunicación de su país en torno a la causa ahora sancionada.

“Yo nunca voy a ser mascota del poder”, señaló la vicepresidente de Argentina en referencia a la existencia de una persecución en su contra, admitiendo que su figura había generado incomodidad en algunos sectores que ostentan el poder, e incluso hizo mención de la llamada “ley de desinversión de medios”, arremetiendo fuertemente contra grupos como Clarín.

Recientemente, la política, en el marco de una movilización en respaldo a ella frente a esta causa legal, fue objeto de un intento de homicidio, que finalmente resultó fallido.

El pistolero, quien alcanzó a activar el arma, pudo disparar realmente debido a una falla en el funcionamiento de la pistola empleada, la cual fue puesta a pocos centímetros de la cabeza de la líder de izquierda.

Otras sentencias

En medio de la lectura de la condena en contra de Fernández de Kirchner, también se conocieron otras condenas emitidas en contra de más implicados en el caso de corrupción.

Por administración fraudulenta en prejuicio de la administración pública, en contra de Lázaro Antonio Báez (6 años de prisión), Mauricio Collareda (4 años de prisión), Raúl Oswaldo Derwich (4 años de prisión), José Francisco López (6 años de prisión), Juan Carlos Villafañe (4 años de prisión), Raúl Gilberto Paveci (4 años y 6 meses de prisión), Nelson Guillermo Periotti (6 años) y José Raúl Santibáñez (4 años).

Todos ellos fueron sentenciados a inhabilidad perpetua para ejercer cargos públicos.

En medio de la sentencia, los jueces dieron a conocer que Fernández de Kirchner, y otros de los exfuncionarios que fueron hallados culpables en el mismo caso, deberán entregar, en lo corrido de los próximos 10 días hábiles, el equivalente a 84.000 billones de pesos argentinos (4,8 billones de dólares), los cuales son considerados los réditos del ilícito.

Los jueces también declararon extinguida la acción penal por prescripción en los cargos de los que es señalado Carlos Santiago Kirchner, primo del expresidente Néstor Kirchner, acusado de incumplimiento de los deberes como funcionario público, así como absolverlo del cargo de asociación ilícita al no haber tenido soporte probatorio para ser llamado a juicio.