Home

Mundo

Artículo

Google anuncia que abrirá su primera tienda física en el mundo ¿dónde estará ubicada?
La presidenta de la Autoridad de la Competencia francesa, Isabelle De Silva, aseguró que se trata de “la multa más alta” impuesta por ese organismo a una compañía por no respetar una de sus decisiones. - Foto: NurPhoto via Getty Images

empresas

La millonaria multa que deberá pagar Google a Francia por uso de contenidos de medios

Un portavoz de Google manifestó que están decepcionados por esta decisión.

La compañía estadounidense Google tendrá que pagar una multa de 500 millones de euros (592 millones de dólares) luego de que la Autoridad de la Competencia de Francia determinara que la empresa no negoció de “buena fe” la aplicación de los llamados derechos afines relacionados con la retribución a los editores de prensa por el uso de sus contenidos.

La presidenta de la Autoridad de la Competencia francesa, Isabelle De Silva, aseguró que se trata de “la multa más alta” impuesta por ese organismo a una compañía por no respetar una de sus decisiones. “Queríamos marcar la gravedad” del incumplimiento de las obligaciones de Google, agregó De Silva.

Señalización en la entrada de un edificio en el campus de Google en Mountain View, California, EE. UU., El miércoles 16 de diciembre de 2020. El miércoles, el fiscal general de Texas, Ken Paxton, presentó una demanda antimonopolio contra Google de Alphabet Inc. En su centro hay una afirmación audaz: Google se confabuló con su archirrival Facebook Inc. en un acuerdo ilegal para manipular subastas de publicidad en línea, una industria que dominan las dos empresas. Fotógrafo: David Paul Morris / Bloomberg a través de Getty Images
(Fotógrafo: David Paul Morris / Bloomberg a través de Getty Images) - Foto: Bloomberg via Getty Images

Las autoridades francesas también ordenaron a Google que “presente una oferta de remuneración para la utilización actual de sus contenidos protegidos” a los editores y agencias de prensa. En caso de que la compañía estadounidense no lo haga “podrá ser objeto de multas de hasta 900.000 euros (1,06 millones de dólares) por día de retraso”.

“Estamos muy decepcionados por esta decisión porque actuamos de buena fe durante todas las negociaciones. Esta multa no refleja los esfuerzos que se han realizado ni la realidad del uso de los contenidos de actualidad en nuestra plataforma”, reaccionó un portavoz de Google, en un mensaje enviado a la AFP.

No obstante, desde la Autoridad de la Competencia francesa manifestaron en un comunicado que “el comportamiento de Google es una estrategia deliberada, elaborada y sistemática de incumplimiento” del requerimiento de negociar de buena fe.

“No se puede considerar que las negociaciones de Google con los editores y las agencias de noticias se hayan llevado a cabo de buena fe”, sentenció la autoridad francesa.

El hecho marca un antecedente importante, pues es la primera vez una autoridad reguladora en materia de derechos afines toma una decisión al respecto, tras la legislación europea de 2019 que Francia fue la primera en incorporar.

¿En qué consiste el problema?

El conflicto entre Google y los editores de prensa franceses radica en los derechos que la compañía estadounidense debe pagar por los contenidos (por ejemplo fragmentos de artículos, fotos, vídeos, infografías) que aparecen en las páginas de resultados cuando el internauta realiza una búsqueda.

(Photo Illustration by Thiago Prudencio/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
(Photo Illustration by Thiago Prudencio/SOPA Images/LightRocket via Getty Images) - Foto: SOPA Images/LightRocket via Gett

En un comienzo Google asumió posturas que rechazaban cualquier tipo de “derechos relacionados con los derechos de autor” e intentó obligar a los editores a cederle el derecho a utilizar gratuitamente sus contenidos, debido a que el motor de búsqueda estimaba que los editores ya cobraban lo suficiente por el tráfico que generaba hacia sus páginas web.

Sin embargo, ante el rechazo de Google a negociar una remuneración, los editores de prensa y las agencias de noticias, como la Agencia France-Presse (AFP), recurrieron a la Autoridad de la Competencia a finales de 2019 argumentando que la compañía estadounidense incurría en “abuso de posición dominante”.

En abril de 2020, la Autoridad impuso “medidas de urgencia” a Google, es decir, la obligación de negociar “de buena fe” una retribución a los editores de prensa.

En septiembre del año pasado, por ejemplo, los editores de prensa y la agencia AFP recurrieron a la autoridad de competencia de nuevo por considerar que Google no estaba respetando sus obligaciones. En medio de esas circunstancias, el gigante estadounidense ha cambiado su posición inicial y ya no muestra una hostilidad radical hacia los derechos afines hacia los editores.

Este año la Alianza de Prensa de Información General (APIG, que representa sobre todo a los periódicos nacionales y regionales) y Google anunciaron un acuerdo marco que allana el camino para una remuneración a los diarios.

Adicionalmente, Google y la Agencia France-Presse están “cerca de llegar a un acuerdo” sobre la cuestión de los derechos afines, indicaron el presidente director-general de la AFP Fabrice Fries y el director general de Google France Sébastien Missoffe, en declaraciones transmitidas de manera conjunta a la AFP.

Con información de AFP.