mundo

Las conmovedoras palabras de un hijo al asesino de su padre, que murió en tiroteo de Highland Park

Fueron siete las víctimas mortales de esta tragedia.


El hijo mayor del ciudadano mexicano muerto en una matanza durante la celebración del Día Nacional de Estados Unidos en Highland Park, una localidad cercana a Chicago, pidió al asesino arrepentirse de su acción y aseguró no sentir odio hacia él.

“Me han hecho preguntas: ¿qué haría usted si lo tuviera aquí enfrente? Yo no le preguntaría nada, yo le diría que se arrepintiera”, dijo este martes Francisco Toledo, hijo de Mario Nicolás Toledo, uno de los siete asesinados en el tiroteo del lunes 4 de julio. “Odio no le tengo porque yo sé que no es la persona directamente, sino que están siendo engañados por el enemigo, por un mal espíritu (...) Lo que le invitaría es que aceptara a Jesucristo, que le pidiera perdón”, agregó.

Al momento de su muerte, Mario Nicolás Toledo, de 78 años, iba acompañado de su esposa, otros hijos y nietos, con quienes había acudido a la tradicional celebración patria de Highland Park, donde había vivido y trabajado por años como agricultor y en la que aún reside parte de su familia.

Varias familias de Estados Unidos lloran a las víctimas del tiroteo en Highland Park que dejó siete muertos
Varias familias de Estados Unidos lloran a las víctimas del tiroteo en Highland Park que dejó siete muertos - Foto: AFP / Jim Vondruska

“Se puede decir que allá crecimos, allá nos crio”, recuerda Francisco, el primero de la familia Toledo que migró a esa localidad. Fue él quien ayudó a su padre para que también viajara a Estados Unidos y una vez allá comenzó a trabajar y posteriormente regularizó su situación migratoria.

“Agarró documentos, empezó a ir y venir, luego se jubiló y luego ya estuvo más tiempo aquí (en México) que allá”, explicó. Según Francisco, el patriarca de los Toledo había viajado a Highland Park de visita y para arreglar algunos documentos.

El presunto autor de la matanza, durante las celebraciones del Día Nacional en Highland Park, localidad cercana a Chicago, fue acusado este martes del asesinato en primer grado de siete personas y encara cadena perpetua de ser condenado, dijo un fiscal local.

Robert Crimo, de 21 años, fue detenido varias horas después de disparar aparentemente al azar contra la multitud que asistía al desfile del 4 de julio, el Día de la Independencia de Estados Unidos. “Habrá más cargos” en su contra, declaró a periodistas el fiscal estatal del condado de Lake, Eric Rinehart, quien informó de siete cargos por asesinato en primer grado. “Anticipamos docenas de cargos más enfocados en cada una de las víctimas”, agregó Rinehart, quien apuntó que, si es condenado, Crimo encara cadena perpetua obligatoria sin libertad condicional.

El sospechoso usó un “rifle potente similar a un AR-15″ para perpetrar el ataque que planificó “durante semanas”, según Christopher Covelli, oficial de la policía de Highland Park.

La vicepresidente de Estados Unidos, Kamala Harris, atendió una rueda de prensa a medios de comunicación, tras la masacre en Highland Park el pasado 4 de julio
La vicepresidente de Estados Unidos, Kamala Harris, atendió una rueda de prensa a medios de comunicación, tras la masacre en Highland Park el pasado 4 de julio - Foto: AFP / Jim Vondruska

“Se vistió de mujer” para ocultar su identidad y es posible que se haya puesto una peluca de cabello largo para esconder los tatuajes de su rostro, precisó. Después abandonó el arma y se mezcló con la gente que huía despavorida. El joven disparó más de 70 veces y causó siete muertos y al menos 35 heridos, según un saldo proporcionado este martes por la policía. Entre los muertos figuran una pareja, Irina y Kevin McCarthy, cuyo hijo de dos años, Aiden, se salvó gracias a unos habitantes que se lo llevaron a un lugar seguro.

Con información de AFP