Home

Mundo

Artículo

En 2009 el locutor también tuvo que salir del país.
Libertad de prensa, en jaque por acciones del gobierno de Venezuela - Foto: Getty Images

venezuela

¿Libertad de prensa en Venezuela? Denuncian que el gobierno ha cerrado 86 emisoras en lo corrido de 2022

Organizaciones que agremian a trabajadores de la prensa han manifestado su preocupación, mientras que entidades de defensa continental de la Libertad de Prensa han referido que la situación de Venezuela es la peor de todo América, aún sobre casos como el de Nicaragua.

El SNTP, Sindicato de Trabajadores de la Prensa en Venezuela, ha prendido las alarmas sobre la situación de la libertad de prensa en su país, al sacar a la luz que, durante lo corrido del presente año, el régimen de Nicolás Maduro Moros, a través de Conatel -la autoridad de telecomunicaciones de ese país- ha cerrado cerca de 90 emisoras.

De acuerdo con el reporte de referida agremiación, en total han sido 86 las emisoras de radio, de carácter regional, las que se han visto afectadas por la medida restrictiva de Conatel, entidad que, según advierten, en la mayoría de casos se ha amparado en afirmar que dicho cierre se deriva del ‘vencimiento de las concesiones’.

De acuerdo con las declaraciones del secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Prensa en Venezuela, Marco Ruiz, recogidas por medios internacionales, “la naturaleza de las radios que van siendo cerradas es variada”.

En ese sentido, la referida organización ha citado que, dentro del ecosistema de radios que han resultado afectadas por la medida de censura, se encuentran muchas estaciones radiales de carácter religioso, así como otras de vocación comunitaria, comercial y musical.

Si bien para algunos podría pensarse que el ataque a la prensa se ha referido debido a eventuales emisiones de opiniones que resultan incómodas al régimen, o contrario a este, el SNTP, ha detallado que muy pocas de las radios afectadas responden netamente al carácter ‘informativo’, lo que ha despertado aún mayor desconcierto, en tanto el tema no logra engranar dentro de una hipótesis del todo ideológica.

“No hemos podido identificar una actuación motivada para generar censura en los contenidos de las radios”, advierte el referido vocero de la SNTP, manifestando a su vez preocupación porque los cierres se dan de manera injustificada, y en medio de un total hermetismo y silencio, en tanto la autoridad encargada tampoco se ha referido al tema.

En ese sentido, y siendo recurrente la excusa del ‘vencimiento de las concesiones’, el SNTP ha advertido que si bien la mayoría de referidas estaciones de radio ha buscado responder a los requisitos de renovación de las licencias, realmente la entidad rectora ha puesto condiciones que han sido calificadas como inviables o de muy difícil cumplimiento, poniendo en ‘jaque’ a miles de trabajadores.

En ese sentido, además de inviables en muchos casos los requisitos, la entidad que agremia a los trabajadores de la comunicación en Venezuela también ha advertido que, pese a que muchas de las estaciones de radio en cuestión han buscado comunicarse o buscar acercamientos con la autoridad rectora de las telecomunicaciones, esta ha brillado por su silencio, aún cuando algunos han logrado radicar las solicitudes de renovación y rehabilitación.

Sobre la ubicación de las emisoras cerradas, medios internacionales han precisado que estas están ubicadas en 16 de los 24 estados que componen la geografía de Venezuela, refiriendo que, incluso, uno de los estados que mayores afectaciones refiere es el de Zulia, ubicado al oeste del territorio de ese país, donde el número de estaciones radiales que ha resultado afectada es de 26.

La SNTP ha advertido además que los dueños de emisoras afectadas han entrado en pánico frente a la situación, pues, temerosos frente a las eventuales reprimendas por parte de las autoridades chavistas, y aún sabiéndose víctimas de la censura, han decidido mantener en la mayoría de casos el tema callado, evitando que estos salgan a la luz pública, optando porque, antes de denunciar, se intente adelantar una negociación con el órgano rector, no obstante, este ha brillado por su silencio.

Según detallan medios internacionales, este tipo de actuaciones evidenciadas durante el presente año son solo una seguidilla de acciones que han estado enmarcadas en la misma situación, que ha afectado a la prensa en los más de 20 años de corrido de las administraciones de corte chavista, las cuales han callado o censurado a decenas de periodistas y medios de comunicación.

En medio de la amenaza que enfrenta hoy el periodismo en Venezuela, también se han conocido pronunciamientos por parte de organizaciones defensoras de los derechos humanos y la libertad de expresión a nivel regional o continental, como el caso de la SIP -Sociedad Interamericana de Prensa-, entidad que, tras evidenciar lo ocurrido ha manifestado gran preocupación, advierte que Venezuela es actualmente el peor país para la prensa.

En ese sentido, RSF (Reporteros sin Fronteras) también ha denunciado los intentos de lo que califican una “hegemonía comunicacional” por parte del régimen chavista.

*Con información de AFP