Tendencias

Home

Mundo

Artículo

El pastel enviado por Karly Pavlinac Blackburn a Nike para pedir trabajo.
El pastel enviado por Karly Pavlinac Blackburn a Nike para pedir trabajo. - Foto: LinkedIN: Karly Pavlinac Blackburn

mundo

Mujer hizo comer su hoja de vida a empleados de Nike; una loca estrategia para conseguir trabajo

Ya logró su primera entrevista y ahora espera un largo proceso para cantar victoria.

La falta de empleo lleva a las personas, en muchas ocasiones, a recurrir a métodos y estrategias novedosas para hacer mucho más llamativo su perfil laboral y así lograr que algún departamento de recursos humanos se fije en ellas.

Habilidades, destrezas, competencias y experiencia forman parte de esos datos que, si bien están consignados en la hoja de vida, no suelen ser lo suficientemente contundentes para convencer a un empleador, por lo que a veces es necesario una ayuda extra.

Este parece ser el caso de Karly Pavlinac Blackburn, una mercadóloga de 27 años de edad, que luego de perder su empleo el primero de septiembre, decidió planear algo sorpresivo para poder cumplir uno de sus sueños: trabajar en la compañía de ropa deportiva Nike.

La estrategia de esta joven fue diseñada minuciosamente, pues cada detalle era de suma importancia para lograr su cometido; lo primero fue anunciar en LinkedIn que deseaba trabajar en Valiant Labs, una dependencia de Nike ubicada en Beaverton, Oregón (Estados Unidos). Allí se dio cuenta de que no estaban necesitando personal y así dio paso a la segunda parte de su plan.

Karly mandó a hacer un pastel gigante al que le estamparon, en material comestible, su hoja de vida; la tercera etapa de su estrategia consistió en enviarlo al gerente de recursos humanos de la compañía y para eso aprovechó el Just Do It, una celebración de la compañía que reúne a todos los empleados.

La encargada de esta misión fue la repartidora Denise Baldwin, a quien el equipo de seguridad de la compañía le solicitó dejar el pastel en una de sus porterías; sin embargo, y atendiendo al pie de la letra las instrucciones que le habían dado, dijo que tenía órdenes precisas de entregar el postre al jefe de recursos humanos.

Finalmente, el pastel llegó a su destino y aún no se conoce si Karly tendrá una oportunidad y podrá cumplir sus sueños; por el momento, ella se mostró satisfecha por la misión y por los mensajes que recibió en redes sociales y en los que le decían que ella era una inspiración.

“Independientemente de si consigo un trabajo en Nike, lo mejor que escuché ese día fue a Denise diciendo: ‘Me has inspirado’. Esto estaba destinado a ser. Soy mamá y estoy cansada de hacer instacart. Sé que tengo más habilidades y calificaciones para obtener algo mejor”, escribió la mujer en una de sus publicaciones.

Karly ya tuvo su primera entrevista en la compañía de sus sueños y deberá surtir un proceso de varios encuentros antes de cantar victoria.

Nike rompe cifra de ingresos

La multinacional de ropa deportiva Nike cerró su año fiscal –finalizado en mayo– con un beneficio neto de $6.046 millones de dólares (5.714 millones de euros), lo que equivale a un incremento del 6 % en comparación con las ganancias del ejercicio precedente, según informó este martes la compañía.

El beneficio neto por acción en el ejercicio alcanzó los $3,75 dólares, lo que se corresponde con un incremento del 5 % frente a los 3,56 dólares por título del año fiscal anterior.

La compañía reconoció que los costos logísticos han afectado sus márgenes brutos, junto con la “obsolescencia” de parte de sus inventarios en China, aunque en parte se ha compensado durante el año gracias a “acciones estratégicas de precios”, al efecto favorable del tipo de cambio y a la expansión de su negocio online, que implica mayores márgenes de ganancia.