Tendencias

Home

Mundo

Artículo

La normalización de relaciones con Venezuela no significa que los problemas de los dos países se acaben. Hay un largo camino por recorrer.
Nicolás Maduro, líder del régimen venezolano. - Foto: afp

mundo

Nicolás Maduro aseguró que reapertura de la frontera colombo-venezolana es el “comienzo de una etapa de relaciones”

Aún es incierto cuándo se reunirá el presidente de Colombia, Gustavo Petro, con el líder del régimen venezolano, Nicolás Maduro.

Venezuela y Colombia reabrieron este lunes su frontera al cruce de vehículos de carga tras siete años de cierre parcial y tres de cierre total por diferencias políticas, en una ceremonia encabezada por el presidente de Colombia, Gustavo Petro, y delegados de su par venezolano, Nicolás Maduro.

El líder del régimen venezolano, quien no hizo presencia en el acto de reapertura de la frontera colombo‐venezolana, indicó que la reanudación de las relaciones entre ambos países marca el “comienzo de una etapa”.

“La reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela es indudablemente un hecho histórico que marca el comienzo de una etapa de relaciones de hermandad, respeto y paz. Somos pueblos unidos por el lazo inquebrantable del bolivarianismo”, dijo Maduro a través de su cuenta en Twitter.

A su vez, Maduro indicó que Colombia y Venezuela están “dando pasos firmes para avanzar en la apertura total y absoluta de la frontera entre pueblos hermanos”.

Por su parte, el presidente Gustavo Petro calificó ante la prensa el cierre como “un suicidio que no debe volver a repetirse”.

Decorado con una enorme bandera venezolana en el capó y globos sobre la cabina, un primer camión cruzó con una carga de hierro de Venezuela a Colombia a las 12H35 locales (16H25 GMT) por el puente Simón Bolívar, que une la población de San Antonio del Táchira y la ciudad colombiana de Cúcuta.

Otro atravesó en sentido contrario 17 minutos después, con el pabellón colombiano y una carga tapada por una lona verde.

Altos funcionarios habían asomado la posibilidad de que el acto propiciase una primera reunión entre Petro y Maduro, pero este no asistió.

“No hay fecha” para ese encuentro, dijo Petro consulado por periodistas, tras cruzar al lado venezolano para saludar a funcionarios del régimen de Maduro.

Maduro, en un acto televisado, agradeció a Petro por el “paso inmenso” dado: “Yo sabía que más temprano que tarde este día iba a llegar”.

“Le envío al presidente Gustavo Petro el agradecimiento de más 30 millones de venezolanos y venezolanas”, apuntó.

“Mucho daño”

Ambos países dieron un primer paso para intentar recuperar un intercambio comercial que llegó a ser de 7.200 millones de dólares anuales en 2008, pero que se desplomó hasta 400 millones en 2021.

Se han restablecido en el estado Zulia, el estado Táchira y el estado Apure los pasos fronterizos, peatonal y de carga”, dijo tras el acto Ramón Velásquez Araguayán, ministro de Transporte y presidente de la aerolínea estatal venezolana Conviasa, en rueda de prensa.

El paso peatonal estará abierto desde las 5:00 a. m. hasta las 6:00 p. m. y el de carga desde las 10:00 a. m. hasta las 5:00 p. m., añadió el ministro, parte de la delegación de Maduro.

Posterior al cruce de los primeros vehículos, otros cinco esperaban turno.

“El cierre hizo mucho daño (...) Vamos a ver si de ahora en adelante se puede oír otro cantar”, comentó a la AFP Jairo Sayago, un comerciante de 55 años, en San Antonio.

Negocios clausurados son testimonio del efecto de los años de cierre en poblaciones fronterizas como esta, donde domina como moneda el peso colombiano ante la depreciación del bolívar venezolano en medio de una desbocada inflación.

Es habitual ver a “caminantes”: migrantes que emprenden a pie largas travesías, muchos con la meta de llegar a Estados Unidos, con Colombia como primera escala. Más de seis millones de venezolanos viven hoy en el extranjero, según la ONU.

*Con información de AFP.