Tendencias

Home

Política

Artículo

Apertura frontera con Venezuela
Apertura frontera con Venezuela Gustavo Petro - Foto: ESTEBAN VEGA LA ROTTA

política

Benedetti calificó de “histórica” la reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela

El embajador colombiano en Venezuela publicó algunas fotos del acto protocolario.

Este lunes se dio la reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela en el puente internacional Simón Bolívar, en Cúcuta. Sobre las 11:00 a. m., el presidente Gustavo Petro y una delegación venezolana enviada por Nicolás Maduro pusieron fin al cierre que duró 7 años.

Este hecho, en el cual el embajador colombiano en Venezuela, Armando Benedetti, desempeñó un papel importante, fue blanco de críticas y de buenos comentarios que venían desde diferentes orillas políticas.

Para Benedetti, que se ha mostrado muy activo desde que fue ratificado en el cargo, se trata de un paso “histórico” para las relaciones con el vecino país.

“Estamos haciendo historia. Ha quedado abierta oficialmente la frontera entre Colombia y Venezuela”, trinó el embajador, quien acompañó su mensaje con fotos del acto protocolario que se cumplió en la frontera.

¿Cómo fue la reapertura de la frontera con Venezuela?

El presidente Petro arribó al aeropuerto Camilo Daza, en Cúcuta, y de inmediato se dirigió al punto fronterizo, donde, junto a una delegación venezolana, se daría la reapertura de la frontera.

El mandatario estuvo acompañado por el canciller Álvaro Leyva y el ministro de Transporte, Guillermo Reyes; el embajador en Caracas, Armando Benedetti, y varios congresistas, entre los que se destacaron la senadora Gloria Flórez, presidenta de la Comisión Segunda del Senado, y el representante a la Cámara de Norte de Santander, Jairo Cristo.

Después de caminar por el puente Simón Bolívar, Petro cruzó la línea divisoria entre Colombia y Venezuela y se saludó con el equipo enviado por el régimen de Nicolás Maduro, comitiva encabezada por el ministro venezolano de transporte, Ramón Velásquez.

Luego del apretón de manos y de recibir rosas blancas de la misión enviada por el vecino país, se dio el tan esperado cruce de dos vehículos por este punto, sellando el restablecimiento del comercio entre los dos países.

María Fernanda Cabal criticó la reapertura de la frontera

Tan solo algunas horas antes de darse el crucial encuentro entre el presidente Gustavo Petro y miembros del Gobierno venezolano para restablecer las relaciones comerciales entre ambos países, la senadora del Centro Democrático María Fernanda Cabal se refirió a la reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela y criticó el suceso que estaba por darse.

El evento, que desde que se anunció por parte de los dos mandatarios fue catalogado como “histórico”, no cayó bien en las toldas uribistas y fue la legisladora la que se encargó de sentar su voz de protesta; incluso criticó que se le diera ese calificativo.

“Los comunistas usan la palabra “histórico/a” para exaltar sus acciones y disfrazarlas de bien. La realidad es que su maldad sigue siendo el motivo del “cambio”, que se traduce en su afán por el poder sin límites”, decía un aparte del mensaje publicado en Twitter por Cabal.

En esa misma línea, cabal continuó y complementó su trino, haciendo referencia a la presencia de los jefes de la guerrilla del ELN en territorio venezolano. La opositora del gobierno Petro aseguró, en tono irónico, que en el acto protocolario estarán presentes los cabecillas de este grupo ilegal.

“Hoy en la frontera estarán los jefes del ELN celebrando”, escribió la senadora.

Benedetti hizo mal las cuentas y lo hicieron quedar mal

El viernes, en medio de los preparativos y todo lo que tenía que ver con el desarrollo de este hecho, el embajador Benedetti anunció que un barco cargado con 16.000 toneladas de urea, fertilizante cuya producción se ha visto afectada por la invasión de Rusia a Ucrania, llegaría a Barranquilla.

Aunque la carga llegó a buen puerto y el propio Benedetti ratificó que la carga ya estaba en suelo colombiano, la empresa Monómeros indicó que no se trataban de 16.000, sino de 8.000 toneladas, las que finalmente arribaron al país.