Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Abuso de menores
- Foto: Getty Images

mundo

Niña que escapó del secuestro de un pedófilo utilizó técnica de programa de TV para marcar a su agresor

El hombre fue capturado por las autoridades el pasado martes en la noche.

El caso de una niña de 11 años que logró escapar de un supuesto pedófilo que intentó secuestrarla en una camioneta blanca en West Pensacola, Florida (Estados Unidos) continúa dando de qué hablar. Ahora se conoció que la menor, al momento del incidente, recordó una técnica implementada en una de sus series favoritas de criminales para poder ayudar a la Policía a capturar al hombre que intentó raptarla.

En las imágenes de una cámara de seguridad de la zona se aprecia que la niña se encontraba en una zona verde a las afueras de su vivienda, cuando de un momento a otro una camioneta Dodge Journey se detuvo junto a una parada de autobús.

Segundos después, de la camioneta se bajó un hombre que se dirigió directamente hacia la menor, mientras portaba un cuchillo en una de sus manos. Al ver que el individuo se dirigía hacia ella, la niña intentó escapar, no sin antes luchar contra él.

Mientras la menor luchaba para escapar del lugar, el hombre se tropezó con el suelo y ella fue capaz de liberarse. Fue allí cuando el individuo regresó a la camioneta y se marchó de la zona.

Ahora, Amber Bonal, madre de la niña explicó al medio Today que al momento del incidente su hija estaba jugando con slime casero, es decir un tipo de baba o sustancia de color azul. Al luchar, ella recordó una de sus series favoritas y decidió marcar al supuesto pedófilo en los brazos con dicho juguete.

La madre de la pequeña aseguró que gracias a esa técnica, el hombre logró ser capturado horas más tarde. Las autoridades de la oficina del alguacil del condado de Escambia lograron establecer que el hombre, identificado como Jared Paul Stanga, era un delincuente sexual convicto.

Para ello, más de 50 agentes rodearon la zona donde se presentó el hecho buscando al presunto delincuente sexual, mientras los medios locales publicaban una descripción de él y de su vehículo, al cual le cambió de color con el objetivo de evadir a las autoridades. El hombre fue capturado el pasado martes por la noche y ahora es acusado de intento de secuestro de un menor de 13 años, asalto agravado y agresión.

Tras su captura, el alguacil Chip Simmons afirmó que Stanga tiene un pasado criminal ‘extenso’ que incluye cargos de abuso sexual infantil y que es posible que se tratara de un acto premeditado. “Nunca volverá a ser libre para hacer esto (...) nuestra preocupación era que este no era su primer intento”, dijo el agente

En cuanto a la niña, las autoridades indicaron que además de haber quedado afectada psicológicamente por lo ocurrido, también presenta algunos rasguños en algunas partes de su cuerpo tras el forcejeo con el individuo.

“Ella luchó y luchó y luchó, hasta que finalmente pudo liberarse de su posible captor. Mi mensaje para ella es que es mi héroe, no se rindió”, agregó Simmons.

El fin de semana anterior, el papa Francisco se refirió a los abusos sexuales cometidos contra niños, niñas y adolescentes y rechazó este tipo de actos a los que calificó como “una especie de asesinato psicológico” que tiene que dejar de ser encubierto, ya sea en el caso de la pederastia al interior de la iglesia Católica o en escenarios intrafamiliares.

El papa Francisco rechazó esta problemática y aseguró que aún hoy vemos cuántas veces en las familias, la primera reacción es taparlo todo”, aunque reconoció que ese interés por ocultar los abusos también está presente en otras instituciones, incluida la iglesia Católica.