mundo

Niño de 10 años quiere morir para dejar de sufrir por la extraña enfermedad que padece

El menor no soportaría ni el aire ni el agua en su pierna afectada.


Un niño de 10 años, identificado como Dillon Wilford, quien reside en Sharples, Bolton, Inglaterra, según informaron medios locales, contrajo una enfermedad que le cambió su vida por completo desde noviembre de 2021. Durante todos estos meses el menor ni siquiera a podido regresar a la escuela por los fuertes dolores que le causa su afección.

Al parecer, el joven fue diagnosticado con Síndrome de Dolor Regional Complejo (CRPS, por sus siglas en inglés), sin embargo, este habría tardado tres meses luego del inicio de los dolores, por lo que el niño no había tenido un tratamiento, de acuerdo a su enfermedad.

Todo habría comenzado cuando el niño comenzó a presentar fuertes dolores en una de sus piernas, lo que le impedía caminar bien, esta enfermedad haría que Dillon mantenga el dolor las 24 horas del día sin ningún tipo de alivio, es por esto que la afección es comúnmente conocida como la “enfermedad del suicidio”.

Su madre, Melanie Wilford, habría expresado para el medio británico Daily Mirror que su hijo le ha rogado que se le ampute la pierna, o algunas veces le ha confesado que quiere morirse ante los frecuentes y fuertes dolores que debe soportar. Según indicó la mujer de 47 años, antes de que le comenzara la afección a Dillon, este era considerado un niño feliz.

El ruido y los gritos que atraviesan nuestra casa te irritan el alma... (No soporta el) viento o la lluvia... Cuando la gente escucha que Dillon tiene dolor, piensan que le duele mucho la pierna, pero es importante que la gente se dé cuenta de que el CRPS no solo duele, es un dolor constante e insoportable las 24 horas del día”, explicó la mujer en el medio citado, afirmando que la pierna del menor es extremadamente sensible y no soporta ni las pequeñas corrientes de aire.

Y agregó: “Como familia estamos bastante destrozados, Maddie (hermana mayor del niño) y yo hemos escuchado a Dillon decir que quería morir, imagina escuchar a tu hijo de 10 años decir que quiere lastimarse para adormecer el dolor de su pierna, cuán absolutamente desgarrador es esto para nosotros”, indicando la difícil situación que viven.

Empero, ante estas quejas, la madre también resaltó que teme por el futuro de su hijo, afirmando que la afección no tiene cura, y tampoco tienen acceso a un tratamiento especializado en su país, por lo que espera que la ansiedad y depresión no lleve a su hijo a quitarse la vida.

Si bien es difícil para otros escuchar, es importante que se escuche, en unos pocos años, cuando tenga 13 o 14 años, si Dillon no está mejor, ¿adónde lo llevará su depresión, dolor y ansiedad?... Como madre, este es un pensamiento horrible. Esta enfermedad es tan cruel que estoy en contacto con muchos padres cuyos hijos con CRPS se autolesionan y les hace querer hacer cosas peores. No quiero perder a mi hijo”, aseguró para el medio británico.

Entre tanto, se indicó que Melanie ha estado haciendo una recolecta con el objetivo de ahorrar £100 mil libras esterlinas, dinero con el que espera trasladar a su hijo hasta Estados Unidos, donde pondría al menor en un tratamiento especializado con el que espera cambie un poco la sintomatología.