ecuador

“No entendieron nada, perdió Ecuador”: Correa tras decisión de la Asamblea de no destituir a Lasso

El exmandatario afirmó que la votación siembra un precedente de cómo serán los próximos 3 años de mandato de Guillermo Lasso, recordando que la propuesta para sacarlo del poder solamente perdió por 12 votos.


A través de las redes sociales, y al igual que lo hizo el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, una de las principales figuras de la oposición, el expresidente de ese país Rafael Correa, también se expresó en reacción a la votación con la que, el pasado martes, la Asamblea de Ecuador decidió no destituir al mandatario.

El expresidente Correa salió al paso a las voces que, tras la votación, afirmaron que “el correísmo era el derrotado de la jornada”, aclarando que si bien Lasso se salvó de la destitución, solamente faltaron 12 votos para que dicha propuesta, impulsada por la bancada del partido UNES ―afecto al exmandatario―, hubiese logrado prosperar.

Algunos dicen que perdió el correísmo. No entendieron nada; perdió Ecuador”, afirmó a través de las redes sociales el expresidente de ese país, quien siguió los acontecimientos que ocurren en su patria, desde Honduras, donde fue galardonado el día martes por el gobierno de Xiomara Castro.

En relación con la votación, que solamente alcanzó 80 de los 92 votos necesarios, según la Constitución, para revocar el mandato presidencial de Guillermo Lasso, Correa advirtió con esta decisión que la Asamblea abrió las puertas a “3 años más de un gobierno descerebrado”, y pidió a la ciudadanía “no olvidar a asambleístas y partidos que permitieron esto”.

En ese mismo sentido, Rafael Correa también se manifestó “orgulloso” de los miembros de la bancada del partido UNES, advirtiendo que durante el debate de la propuesta presentada por esa misma colectividad el pasado viernes, en el marco de las protestas sociales y la grave crisis social que se ha desatado por cuenta de ella, estos mostraron “coherencia, responsabilidad y desprendimiento”.

Señaló que la votación adelantada la noche del pasado martes también ha dejado en evidencia “quiénes son realmente los que sostienen a Lasso”, reiterando su llamado a que la ciudadanía no olvide lo ocurrido.

Como resultado de la votación en la que Lasso pudo ratificar su continuidad al frente de las riendas de Ecuador, el partido UNES, responsable de la propuesta de su destitución, emitió un comunicado en el que arremetió contra otros sectores políticos del país, afirmando que “las bancadas gobiernistas le dan la espalda a la gente”.

Desde el partido UNES rechazaron el sentimiento triunfalista evidenciado por sectores afectos al Gobierno de Lasso, y afirmaron que “hoy no ganó nadie, el Ecuador pierde una oportunidad legal y necesaria para poner fin a la crisis que vivimos”.

En ese sentido, y en el marco de la protesta social que ha marcado la coyuntura Ecuatoriana tras más de 16 días de protestas impulsadas por la Conaie, Confederación de Naciones Indígenas del Ecuador, el partido UNES afirmó que continuará vigilante ante los hechos que ha descrito como “abusos de la fuerza”, mentiras, violencia, amenazas y políticas inhumanas que, según ellos, adelanta el Gobierno de Guillermo Lasso.

“El país no olvidará a quienes, pese a la masacre, se aferraron a sus cargos”, afirmó en un comunicado la colectividad de oposición, en el que también denunciaron una nueva muerte en el marco de las protestas, y el cierre de los canales de interlocución entre el Gobierno y las comunidades en protesta.

La posición de Rafael Correa y de su partido también fue reflejada en las redes sociales por parte de algunos de los asambleístas que participaron de las votaciones, quienes reconocieron la legitimidad de las votaciones que salvaron a Guillermo Lasso, entendiéndolas como el cumplimiento de lo establecido en la carta magna de su país. No obstante, sí reiteraron su llamado al fin de la violencia que desangra a Ecuador por estos días.

Algunos, tras la derrota de su propuesta, anunciaron que seguirán ejerciendo una férrea oposición al Gobierno de Guillermo Lasso.

En su momento, el pasado martes, el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, justificó el cese de las conversaciones con los líderes de la Conaie, afirmando que estos no representaban el sentir real de la comunidad, y acusándoles de solamente instrumentalizar a miles de ecuatorianos para impulsar sus causas particulares, las mismas que el pasado fin de semana, el mandatario había calificado de “objetivos golpistas”.

En ese sentido, Lasso pidió a los indígenas que llegaron hasta Quito que regresaran a sus lugares de origen, comprometiéndose a ir a las provincias a escuchar los requerimientos de las distintas comunidades.

Tras las votaciones que definieron la continuidad de Lasso en el cargo de presidente de la República, este señaló que “defendimos la democracia y ahora debemos recuperar la paz”, en un mensaje en el que también advirtió que “pese a los intentos golpistas, hoy prevaleció la institucionalidad del país. Queda en evidencia quiénes trabajan para las mafias políticas. Mientras tanto, nosotros seguimos trabajando por el Ecuador”.