mundo

Papa Francisco desmintió los rumores de su renuncia: “Quiero vivir mi misión hasta que Dios lo permita”

Aseguran que al sumo pontífice se le nota “una gran fuerza”.


El papa Francisco le salió al paso a los rumores de renuncia que circulan en algunos medios de comunicación, después de que se viera obligado a aplazar su viaje a República Democrática del Congo (RDC) y a Sudán del Sur por sus problemas de rodilla, en una audiencia con obispos de Brasil en visita ad Limina al Vaticano.

“Ha manifestado que tiene muchos desafíos, pero que no se le pasa por la cabeza lo que está dando vueltas por la prensa (la posibilidad de dimitir): ‘Quiero vivir mi misión hasta que Dios me lo permita’, dijo. Y eso es todo”, aseguró el arzobispo de Porto Velho, en Rondonia, Mons Roque Paloschi en una entrevista publicada por el portal Vatican News.

Preguntado sobre la salud del papa, el arzobispo brasileño aseguró que si bien vio a Francisco dentro de su propia fragilidad, también es evidente que tiene “una gran fuerza”. “Eso nos da mucha fuerza a nosotros. A veces hasta nos avergonzamos de nosotros mismos por estar ahí quejándonos de tantas cosas. ¡El Papa tiene mucho ánimo!”, afirmó el prelado.

El pontífice recibió este lunes a la primera tanda de 17 obispos brasileños en el Vaticano. La delegación representaba a la Región Norte 1 de la Conferencia Episcopal Brasileña, en concreto, a las regiones de Amazonas y Roraima y al Noroeste, que corresponden a las regiones de Acre, sur de Amazonas y Rondonia. Durante la visita, obsequiaron al pontífice con un penacho indígena de plumas y un cuadro titulado ‘SOS Yanomami’, pintado en 1989 por un artista local.

La visita ad Limina de los obispos brasileños ―que incluye, como es habitual, reuniones de alto nivel en los distintos dicasterios, consejos y comisiones del Vaticano― concluye el próximo viernes.

El papa condena la “brutalidad” de Rusia

El papa Francisco condenó recientemente la “brutalidad” de las tropas rusas frente a un pueblo ucraniano “valiente”, al tiempo que afirmó que la guerra “podría haber sido provocada”.

En una entrevista concedida a revistas jesuitas europeas el mes pasado y publicada el martes por la revista italiana La Civilta Cattolica, el pontífice se negó a “reducir” el conflicto actual a “una distinción entre buenos y malos”.

“Lo que vemos es la brutalidad y la ferocidad con la que se está librando esta guerra por parte de las tropas, generalmente mercenarias, utilizadas por los rusos. Los rusos prefieren enviar chechenos, sirios, mercenarios”, lamentó Francisco, que ha hecho repetidos llamamientos a la paz desde la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero.

“Pero el peligro es que solo vemos eso, que es monstruoso, sin ver todo el drama que se juega detrás de esta guerra, que puede haber sido, de alguna manera, provocada o no impedida”, matizó antes de condenar la industria de armamento.

Llegados a este punto, algunos me dirán: ‘pero usted es pro-Putin’. No, no lo soy. Sería simplista y erróneo decir tal cosa”, añadió el líder espiritual católico, que considera necesario “razonar sobre las raíces y los intereses” de este conflicto “que son muy complejos”.

“También es verdad que los rusos pensaron que todo acabaría en una semana. Pero cometieron un error de cálculo. Encontraron un pueblo valiente, un pueblo que lucha por sobrevivir y que tiene una historia de lucha”, dijo el papa argentino de 85 años.

El 3 de mayo, en una entrevista con el diario italiano Corriere della Sera, Francisco habló de que el “enfado” del Kremlin había podido ser provocado por “los ladridos de la Otan a la puerta de Rusia”.

Con información de Europa Press y AFP