venezuela

¿Por qué callar a Javier Tarazona, director de la ONG Fundaredes?

El director de Fundaredes y otros dos funcionarios de esa ONG llevan más de una semana detenidos de manera arbitraria en Caracas. Se les acusa de traición a la patria por denunciar la presunta complicidad del Gobierno de Nicolás Maduro con el ELN y disidencias de las Farc.


Javier Tarazona sabe demasiado. Esa parece ser la explicación más sensata ante la detención arbitraria del director general de la ONG Fundaredes, quien fue arrestado en el estado Falcón junto con otros dos trabajadores de la entidad, que es una de las que registra con mayor rigor la presencia de guerrilla colombiana en el país vecino.

A Tarazona tal vez le salió el tiro por la culata; él mismo fue hasta la Fiscalía a exponer que estaba siendo víctima de persecución por parte de las fuerzas de seguridad en esa nación y terminó convertido en el acusado.Sucedió el 2 de julio, día en que Tarazona, su hermano Rafael y el abogado de Fundaredes, Omar de Dios García, fueron a la sede de la Fiscalía General a denunciar el hostigamiento del que eran víctimas tras haber solicitado se investigara la relación de altos mandos del ejército con guerrilleros de las Farc y el ELN. Como evidencia llevaban una foto en la que se ve a Ramón Rodríguez Chacín, exministro de Relaciones Interiores y Justicia durante los gobiernos de Hugo Chávez y exgobernador del estado Guárico, junto a supuestos altos mandos del ELN.

La denuncia salió mal, ya que ahí mismo se les imputó por terrorismo, instigación al odio y traición a la patria, todos delitos que podrían significar condenas de hasta 15 años de cárcel. Días después de la detención, el fiscal general venezolano, Tarek William Saab, dijo que el arresto fue porque “realizaron acusaciones públicas sin ningún fundamento, que incitan al odio y comprometen gravemente la paz de la República”.

En diálogo con SEMANA, un funcionario de Fundaredes, quien por seguridad prefiere mantener el anonimato, asegura que los tres detenidos están en una celda de máxima seguridad en la sede del Sebin (conocida en Caracas como el Helicoide), que no se les permitió contratar a un abogado privado y que no han hablado con sus seres queridos.

Nicolás Maduro fue acusado de estar persiguiendo a los opositores que han denunciado sus supuestos vínculos con grupos guerrilleros.
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela - Foto: Zurimar Campos /AFP - Foto: afp

Entre las principales denuncias que habría hecho Tarazona, están la presunta complicidad del Gobierno de Nicolás Maduro con disidentes de las Farc, del ELN y con narcotraficantes colombianos y el enfrentamiento de su ejército solamente contra el frente décimo de las Farc.

Antes de su detención, Tarazona le concedió una entrevista a Paulo Laserna y a Darío Fernando Patiño para el programa digital Última palabra con Paulo Laserna, que se emite en YouTube.

Allí afirmó que el Gobierno de Caracas se entromete en la política colombiana. “No tengo absolutamente ninguna duda de que el régimen de Maduro financia a Petro. El régimen de Maduro financia la destrucción de Colombia”. El activista opositor, además, dijo que existían casas seguras para los guerrilleros y se les trataba en los hospitales cuando era necesario. “La guerrilla llegó a Venezuela para quedarse. Hay tres bloques: el de Timochenko, el de Iván Márquez y el de Gentil Duarte. Han tenido una relación próxima, cercana y asociativa con el régimen de Maduro”, puntualizó Tarazona en entrevista con Laserna y Patiño.