mundo

Protesta palestina deja más de 100 heridos en Jerusalén este Viernes Santo

Encapuchados blandiendo la bandera del movimiento islamista Hamas “iniciaron una procesión” por la Explanada de las Mezquitas y lanzaron piedras contra el Muro de las Lamentaciones,


Antes del amanecer de este Viernes Santo, palestinos se enfrentaron a la Policía israelí en el recinto de la mezquita Al-Aqsa en Jerusalén, mientras miles de fieles se reunían para rezar durante el mes sagrado del ramadán. Según los médicos, al menos 152 palestinos resultaron heridos.

Son los primeros disturbios del inicio del ramadán en un contexto de temor a que se produzca una escalada en los territorios palestinos ocupados.

El complejo, que tanto judíos como musulmanes consideran sagrado, suele ser el epicentro de los disturbios entre israelíes y palestinos, y la tensión ya era alta debido a la última ola de ataques. La Explanada de las Mezquitas es el tercer lugar santo del islam, está situada en la Ciudad Vieja de Jerusalén Este y los judíos se refieren al lugar como el Monte del Templo.

El año pasado, durante el mes del ramadán también hubo manifestaciones nocturnas en Jerusalén y disturbios en la Explanada de las Mezquitas que terminaron con una guerra de once días entre Israel y el movimiento islamista palestino Hamás, que controla la franja de Gaza.

Este viernes, testigos en el lugar señalaron que los palestinos lanzaron piedras contra las fuerzas de seguridad israelíes y que hubo disparos de balas de goma y lanzamiento de granadas ensordecedoras hacia los manifestantes.

“Decenas de jóvenes alborotadores encapuchados”, algunos blandiendo la bandera del movimiento islamista Hamas, “iniciaron una procesión” por la Explanada de las Mezquitas y lanzaron piedras contra el Muro de las Lamentaciones, indicó la Policía israelí.

Cabe recordar que el Muro de las Lamentaciones es adyacente a la Explanada de las Mezquitas y es un importante lugar de culto para la tradición judía.

En contexto, los enfrentamientos se producen en un momento especialmente delicado ya que este año el ramadán coincide con la Pascua, una importante celebración judía de una semana de duración que comienza al atardecer del viernes, y con la Semana Santa cristiana, que termina dentro de dos días con el Domingo de Pascua.

Por esta razón, se espera que decenas de miles de fieles visiten estos días la Ciudad Vieja de Jerusalén, que alberga los principales lugares de culto de las tres religiones.

Las autoridades israelíes dijeron que habían negociado antes con los líderes musulmanes para mantener la calma y permitir la celebración de los oficios religiosos, pero jóvenes palestinos provocaron los disturbios al arrojar piedras a los agentes.

Según el Ministerio de Exteriores israelí, los enfrentamientos fueron intensos y más de una centena de palestinos participaron tirando proyectiles contra las fuerzas de seguridad israelíes.

“No tenemos ningún interés en que el Monte del Templo se convierta en centro de violencias. Ello perjudicaría a la vez a los musulmanes del lugar y a los judíos del Muro de las Lamentaciones”, comentó el ministro de Seguridad Pública israelí Omer Bar-Lev.

Videos que circulaban en internet mostraban a palestinos arrojando piedras y fuegos artificiales, mientras los agentes respondían con gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento en la amplia explanada que rodea al templo.

El servicio de emergencias de la Media Luna Roja palestina dijo que trató a 152 personas, muchas de ellas con heridas de balas recubiertas de goma, granadas aturdidoras o golpes con bastones. La fundación que gestiona el lugar apuntó que uno de los guardas fue alcanzado por una bala de goma en un ojo.

La Policía israelí señaló que tres de sus efectivos resultaron heridos por el “lanzamiento masivo de piedras” y dos fueron evacuados para ser atendidos.

Las tensiones han aumentado en las últimas semanas tras una serie de ataques letales perpetrados por palestinos que dejaron 14 muertos en territorio israelí. En respuesta, Israel llevó a cabo una serie de detenciones y operaciones militares en la Cisjordania ocupada, provocando enfrentamientos que se han cobrado la vida de varios palestinos, según datos de la AFP.

Por su parte, el Ministerio de Salud palestino dijo el viernes que un joven de 17 años falleció a causa de las heridas que sufrió en enfrentamientos con las fuerzas israelíes en Yenín, en la Cisjordania ocupada, en la víspera.

Al menos 25 palestinos han muerto en la última ola de violencia, según un conteo de The Associated Press, la mayoría tras perpetrar ataques letales o durante choques con las fuerzas de seguridad israelíes.