Home

Mundo

Artículo

A pesar de las negociaciones, el ejército ruso seguirá con la ofensiva sobre Ucrania. En la foto, un soldado ucraniano está en una trinchera a la espera de ataques.
A pesar de las negociaciones, el ejército ruso sigue con la ofensiva sobre Ucrania. En la foto, un soldado ucraniano está en una trinchera a la espera de ataques. - Foto: AFP / Aris Messinis

mundo

Rusia asegura que EE. UU. está obstaculizando las “difíciles” negociaciones con Ucrania

También criticaron a los países occidentales que están “colmando a Ucrania de armas”.

Rusia acusó el miércoles a Estados Unidos de obstaculizar las “difíciles” negociaciones con Ucrania y estimó que el objetivo de Washington es “dominar” el orden mundial, usando para ello, incluso, las sanciones.

“Las negociaciones son difíciles, la parte ucraniana cambia constantemente de posición. Es difícil librarse de la impresión de que nuestros socios estadounidenses les llevan de la mano”, dijo el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov, en un discurso ante estudiantes.

“Los estadounidenses parten simplemente del principio de que no es provechoso para ellos que este proceso termine rápidamente”, dijo.

“Muchos querrían que las negociaciones estén en un callejón sin salida”, estimó el responsable de la diplomacia rusa, citando a Polonia, uno de los principales apoyos de Ucrania.

“Los países occidentales quieren ser mediadores. No nos oponemos, pero tenemos líneas rojas”, advirtió Lavrov.

El ministro ruso también reprochó a los países occidentales que estén “colmando a Ucrania de armas” destinadas, según Lavrov, a “mantener el mayor tiempo posible” a Moscú y a Kiev en un “estado en el que hay combates”.

El responsable también consideró que las sanciones occidentales que golpean a Rusia desde el inicio de la ofensiva en Ucrania tienen como fin “suprimir a Rusia como el obstáculo a un mundo unipolar”.

“Todo esto no es por Ucrania, sino por el orden mundial que Estados Unidos quiere dominar”, dijo.

La ofensiva rusa en Ucrania “se estanca”

La ofensiva rusa en Ucrania “se estanca pese a todas las destrucciones que provoca día tras día”, consideró el miércoles el jefe de gobierno alemán, Olaf Scholz.

La “verdad es que la guerra destruye a Ucrania, pero con esta guerra [Vladimir] Putin también destruye el futuro de Rusia”, añadió ante el Bundestag el canciller alemán, asegurando que Kiev podía “contar con la ayuda” de Alemania.

“Las imágenes que nos llegan cada día de Ucrania son difíciles de soportar: casas destruidas, hospitales bombardeados, ciudades asediadas, soldados muertos y cada vez más civiles muertos y heridos, mujeres y niños que huyen con lo poco que han podido llevarse delante de los tanques y misiles de Putin”, declaró, conmovido, el mandatario.

“Está claro que los refugiados son bienvenidos aquí”, lanzó. Alemania ya ha acogido oficialmente a más de 232.000 ucranianos.

No obstante, Scholz afirmó que la Otan no participará directamente en el conflicto. “Por difícil que sea, no cederemos a las exigencias de una zona de exclusión aérea. La Otan no tomará parte en la guerra”, sostuvo.

Tampoco cree que Alemania, que debe restringir su dependencia energética respecto a Rusia, vaya a renunciar a corto plazo al suministro de gas o de petróleo procedente de ese país.

“Hacerlo de un día para otro supondría sumir a nuestro país y a toda Europa en una recesión”, advirtió. “Centenares de miles de empleos se verían amenazados. Sectores industriales enteros tendrían problemas”, señaló Scholz.

Las sanciones no deben golpear a los Estados europeos más fuertemente de lo que [golpean] a los dirigentes rusos”, recalcó.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.

Con información de AFP