rusia

Rusia corta flujo de gas a Europa a través de Polonia

La decisión emana de una serie de sanciones anunciadas por el Kremlin en represalia contra el mundo occidental.


En medio de las tensiones que se viven en Europa por cuenta de la ocupación rusa a Ucrania y las acciones anunciadas por el Kremlin en respuesta a los países que han manifestado su inconformidad con la situación, este jueves se conoció que la empresa rusa de gas, Gazprom, una de las encargadas de surtir del recurso a varios países de la región, ha tomado la decisión de prescindir del uso de un gasoducto polaco para adelantar dicha distribución.

La decisión de la empresa Gazprom se dio a conocer a través de un comunicado emitido por sus directivas y hace parte de la respuesta implementada por Rusia a las sanciones impuestas por algunos miembros de la Unión Europea. Dicha acción se conoce después de que algunos miembros del G7 manifestaron su compromiso de, en pro de dejar de ser dependientes de los recursos de Moscú, reducir su uso de petróleo producido por ese país.

En el comunicado difundido y retomado por medios internacionales, se advierte que la decisión tomada por Gazprom implica la el desuso del gasoducto del grupo EuRoPol GAZ, bajo administración polaca, para continuar con el abastecimiento gasífero de Europa.

Dicho anuncio, implica que se preside de una de las vías que se consideran clave en el abastecimiento de este importante recurso a los países miembros de la Unión Europea, y agudiza aún más la crisis de los países que, dada la implementación de sanciones contra Rusia, han sido objeto de represalias, poniendo en riesgo su capacidad de abastecimiento, en tanto son rusodependientes en la materia.

En su decisión se anuncia que se ha optado por cancelar el uso de dicha vía de suministro, luego de se incluyera a la empresa EuRoPol GAZ, en un listado de entidades contra las que Rusia ha decidido actuar en represalia por las sanciones.

Desde el Gobierno de Rusia se advirtió que dadas las situaciones, se exige que para la continuidad del suministro gasífero, se exige que sea otra la empresa encargada de su gestión.

Esta nueva decisión se suma al anuncio elevado en días pasados sobre el también cierre de la válvula de un gasoducto que pasa por Ucrania, y que tiene como destino a algunos de los principales países de la UE.

Dadas las actuales condiciones, el precio del gas se ha visto incrementado hasta en un 20 %, en momentos en los que desde Europa se ha comenzado a implementar una estrategia para prescindir en gran medida de los hidrocarburos rusos, proponiéndose a reducir el consumo de dos tercios de los recursos que actualmente consumen, y que provienen de Rusia.

Según recogen medios internacionales, el gasoducto sobre el que pesa esta decisión de Rusia tiene una extensión de 2.000 kilómetros, conectando al occidente de Rusia con Fráncfort del Óder, en Alemania, en un trayecto que cursa sobre territorios de Bielorrusia y Polonia.

El anuncio dado a conocer por la empresa también se enmarca en las sanciones anunciadas el pasado miércoles por Rusia, en el que se prevén acciones contra 30 compañías originarias de la UE, Estados Unidos o Singapur, entre las que se cuenta precisamente la encargada de la administración del tramo del gasoducto afectado.

En respuesta a estos anuncios, varias voces se han elevado para rechazarlas. Uno de esos casos es el del Gobierno de Alemania, que, a través de su ministro de Energía, Robert Habeck, denunció que Rusia está empleando el suministro de energía e hidrocarburos como arma.

El gasoducto a través del que se aprovisiona a Europa desde Rusia tiene una capacidad aproximada para transportar anualmente 33 millardos de metros cúbicos de gas; cifra que equivale aproximadamente al consumo de países como España.

El tramo de dicho conducto que transcurre por Polonia es de tan solo 683 kilómetros.

En un informe difundido el pasado miércoles por Gazprom, esta empresa había advertido que los niveles de gas transportados a través de Ucrania han venido cayendo significativamente, y en tan solo dos días, ha pasado de 96 millones de metros cúbicos de gas, a tan solo 72 millones, según cifras recogidas por la cadena internacional CNN.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.