Home

Mundo

Artículo

Volodímir Zelenski
Según el presidente ucraniano, esto se reafirma después de que las tropas rusas atacaran este lunes a su país. (AP Photo/Andrew Kravchenko) - Foto: AP

mundo

Según Zelenski, Rusia violaría un eventual acuerdo de paz, por lo que no lo firmará

Según el presidente ucraniano, esto se reafirma después de que las tropas rusas atacaran este lunes a su país.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, reafirmó su negativa a firmar un acuerdo de paz con Rusia asegurando que antes o después acabará por incumplirlo, poniendo como ejemplo la firma del Memorándum de Budapest de 1994, por el cual Ucrania renunciaba a tener las armas nucleares de la disuelta Unión Soviética a cambio de que el Estado ruso respetara la soberanía y el territorio ucranianos.

Según el mandatario ucraniano, la firma de dicho tratado, que se firmó el 5 de diciembre de hace 28 años, “proporciona respuestas a muchas de las preguntas actuales” sobre Rusia, motivo por el que reitera su negativa a “firmar algo con estos terroristas”, sobre todo después de las tropas rusas hayan atacado al país en la jornada de este lunes.

“Con el ataque con misiles de hoy, Rusia ha marcado otro aniversario de la firma del Memorándum de Budapest. Un documento cuyo destino proporciona respuestas a muchas de las preguntas actuales sobre Rusia. Simplemente firmar algo con estos terroristas no traerá la paz”, aseguró el presidente ucraniano en su mensaje diario a la población del país.

“Ceder cualquier elemento de seguridad a Rusia significará una nueva guerra (...). Solo la liberación de toda nuestra tierra y solo llevar a los asesinos ante la justicia puede traer la paz”, agregó.

En Memorándum de Budapest, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos dieron conjuntamente garantías de seguridad a Ucrania, Bielorrusia y Kazajistán por su renuncia a todas las armas nucleares de la era soviética en sus territorios.

Entre otras cosas, los firmantes se comprometieron a respetar la soberanía y las fronteras existentes de las tres antiguas repúblicas soviéticas.

Rusia lanza una nueva ofensiva contra varias regiones de Ucrania

Las Fuerzas Armadas de Rusia lanzaron una nueva ola de ataques sobre varias regiones de ese país, con una batería de misiles que han dejado al menos dos muertos en la región de Zaporiyia, según Zelenski.

El mandatario señaló que la defensa antiaérea ucraniana “derribó la mayoría de los misiles”, aunque reconoció, que hubo impactos que provocaron cortes de agua y electricidad.

Destacó la eficacia de los sistemas de defensa antiaérea, en un breve vídeo en el que explicó que las autoridades trabajan ya para restaurar el suministro de electricidad en todas aquellas zonas que hayan podido sufrir cortes durante estas últimas horas.

De acuerdo con Zelenski, las autoridades iniciaron los trabajos para intentar restablecer el servicio de energía lo más pronto posible en las zonas afectadas.

“La defensa aérea derribó la mayoría de los misiles. Los ingenieros de energía ya comenzaron a restaurar la electricidad. Nuestro pueblo nunca se rinde”, dijo Zelenski en su cuenta en Instagram.

Entre las áreas afectadas estarían la capital, Kiev, donde el alcalde, Vitali Klitschko, instó a la población a permanecer en los refugios.

El funcionario señaló a través de Telegram que numerosas personas bajaron al metro para protegerse ante posibles bombardeos.

La presidencia ucraniana notificó que en la ofensiva rusa murieron, al menos, dos personas, mientras que otras resultaron heridas en la región de Zaporiyia, donde varias viviendas han quedado destruidas, y también se han registrado ataques en otras zonas como Odesa, Cherkasi, Járkov, Dnipropetrovsk y Poltava.

De nuevo, las autoridades dieron por hecho que los ataques tienen como objetivo prioritario la infraestructura energética de Ucrania, lo que se traduce en cortes generalizados.

Por su parte, la operadora estatal ucraniana de electricidad Ukrenergo informó este lunes que el país ha registrado un nuevo corte generalizado del suministro eléctrico en el marco de una situación que “sigue siendo complicada” para la población en plena invasión rusa.