ecuador

“Si habla de dineros dudosos, que primero aclare los Panamá Papers”: indígenas de Ecuador arremeten contra Lasso

La Organización indígena de Ecuador dice que los señalamientos del presidente de su país sobre presunta financiación de las protestas por narcotraficantes son ‘absurdos’.


A través de un contundente mensaje difundido el pasado fin de semana por la Conaie, Confederación Nacional de Indígenas del Ecuador, la organización sentó su vehemente rechazo frente a recientes declaraciones o aseveraciones hechas por el presidente de ese país, Guillermo Lasso, en referencia con el paro que en semanas pasadas sembró el caos en su país, y en el que cientos de manifestantes expresaron su inconformismo frente a varios temas, entre los que se destacan los altos costos de los combustibles.

La Conaie afirmó que el señalamiento hecho por Guillermo Lasso sobre la presunta entrega de 15 millones de dólares, de parte de carteles del narcotráfico a las comunidades indígenas con el objetivo de promover la violenta ola de protestas, es un acto que “atenta y estigmatiza a la legítima protesta social, a la vez que denota la limitada visión del presidente para entender la realidad, las formas organizativas de los pueblos y el concepto de solidaridad”.

En ese sentido, la Conaie apuntó a recordarle al presidente Guillermo Lasso que las manifestaciones, que tuvieron lugar durante casi 20 días el mes pasado, estuvieron impulsadas por el el rechazo a su gestión.

Para la Conaie, las acusaciones de Lasso, a las que califican de “falsas e irresponsables”, van en contravía de los objetivos trazados en los acuerdos pactados para poner fin a la ola de protestas y va en detrimento de la situación actual, pues agrava “la convulsión social y política provocada por el mismo gobierno”.

Para los pueblos indígenas, es importante que el gobierno no emita esa serie de señalamientos, y entienda que las manifestaciones, según ellos, no estuvieron manejadas ni impulsadas por intereses ligados a la ‘ilegalidad’.

Si habla de dineros dudosos, que primero aclare los Panamá Papers”, sentencian los líderes del movimiento indígena mediante un comunicado que también se conoció en las redes sociales, en el que recordó que algunos funcionarios públicos, incluso con altos cargos, estarían salpicados en el escándalo de paraísos fiscales, y que aportan a una imagen de un estado que, según la Conaie, está marcado por el estigma de “ausente, neoliberal y evasor”.

En ese mismo sentido, los representantes del movimiento indígena acusaron que los pronunciamientos emitidos por el presidente Lasso, podrían poner en peligro el acuerdo que permitió finalmente poner fin a la ola de protestas, advirtiendo que con los pronunciamientos “el Sr. Lasso pone en duda el acta firmada, pues demuestra abiertamente el ‘quemeimportismo’ del ejecutivo, y acentúa la política de confrontación”.

Así, el Conaie, lamentó que, desde el Gobierno de su país, se hubiese optado por “criminalizar la protesta”, insinuando que el hecho puede poner en riesgo el proceso pactado para los próximos 90 días, en el que el Gobierno se comprometió a sentarse con los diferentes sectores a escuchar preocupaciones y plantear soluciones, con el compromiso de que las comunidades indígenas levantaran la protesta, e incluso, para que las comunidades indígenas que fueron movilizadas a Lima, pudieran regresar a sus territorios de origen.

Si el paro duró 18 días no fue por el financiamiento externo, sino por la inoperancia, el desinterés y la falta de voluntad del Gobierno”, acusa el comunicado.

“Es inaudito pensar que la defensa de los derechos esté manipulada por sectores políticos externos y actores que evaden la justicia”, sentenció la Conaie, en una clara alusión a otros señalamientos que acusaban que la protesta había emanado de sectores afectos al expresidente Rafael Correa, y que su objetivo era desestabilizar al gobierno de Lasso, el cual no es afecta a la misma ideología del exmandatario, cuyos simpatizantes en el Congreso de Ecuador, incluso en medio de la crisis del paro, adelantaron un debate de moción de censura en contra de Lasso, buscando determinar su destitución, no obstante, el número de congresistas que votaron a favor de la iniciativa, no les fue suficiente, en una deliberación muy cerrada y equilibrada, que finalmente dio luz verde a la continuidad de Lasso.

Así, el movimiento indígena pidió dos cosas; la primera respetar la memoria de quienes murieron en medio de la confrontación y las protestas, y segundo, respetar y apoyar el esfuerzo impuesto para llegar a consensos.

Invitamos nuevamente al presidente Lasso a sentarse a dialogar de frente con nosotros, ya que por su decisión de continuar con las políticas nefastas de Moreno, y el anterior gobierno, han creado una grave crisis en Ecuador”.