ucrania

Soldados rusos detenidos reconocieron que superiores mataron a uniformados heridos en Ucrania

Otros problemas de la tropa rusa serían la imposibilidad de recambio luego de tres meses de batalla y la necesidad de recurrir a reservistas que incluso no están en servicio hace 10 años.


En declaraciones recogidas por medios internacionales como The Mirror, de Reino Unido, y en el marco de la coyuntura bélica que se vive en Ucrania por cuenta de la invasión que el Ejército ruso desplegó en dicho país desde hace más de 80 días, se siguen conociendo detalles de los cruentos hechos que allí tienen lugar, y de la violación a los derechos humanos.

En esta ocasión, las revelaciones expuestas por el diario The Mirror provienen de las mismas tropas rusas, y tienen como víctimas a los mismos miembros de sus filas.

Según una reciente publicación de este diario, en el que se retoma una entrevista hecha por un periodista ucraniano, identificado como Volodímir Zolkin, a miembros del Ejército ruso arrestados en Ucrania, se narra la crudeza de los líderes de dichas tropas, describiendo cómo, dadas las condiciones de la guerra, las personas al mando han preferido dar de baja a sus miembros heridos antes que auxiliarlos o cargar con ellos en las operaciones.

En el texto revelado por The Mirror, los soldados ucranianos confirmaron y narraron la forma en la que los propios oficiales de alto rango han ejecutado a uniformados que han resultado heridos en el frente de batalla, en hechos repudiables incluso contra sus propios compañeros, y que despiertan indignación al interior de tropas en los que también se ha dicho que existen inconformidades con las operaciones desarrolladas y las condiciones de su envío.

“Estaba en el suelo y le preguntaron si podía caminar”, advierte uno de los soldados citados, contando el caso de un compañero que estaba afectado, quien ante la pregunta de su superior, respondió negativamente, motivo por el que el uniformado prefirió darlo de baja, antes que abogar o propender por su atención y recuperación.

Según precisa la publicación, que también ha sido retomada por otros medios alrededor del mundo, los soldados que entregaron sus declaraciones sobre las condiciones en que se encuentran al interior de la tropa invasora, son soldados que han sido capturados (o rescatados), por parte de la resistencia ucraniana.

Pese a la reticencia por entregar información oficial, denunciada en Rusia por los familiares de los soldados enviados a la guerra, estas mismas familias han denunciado que han conocido sobre la muerte de varios de sus seres queridos en el frente de batalla, pero que el Kremlin se ha opuesto a entregar información, y mucho más, cuerpos de los soldados fallecidos.

Como complemento a las versiones sobre el actuar frívolo de los superiores frente a la vida de sus subalternos, los soldados citados en la publicación del diario británico también refirieron que existe información sobre la desmoralización de los combatientes en algunos frentes de batalla, que han llevado incluso a casos de suicidio al interior de la tropa.

Esta información también contrasta con recientes revelaciones sobre otras dificultades que se presentan al interior de la tropa rusa luego de tres meses de guerra.

En ese sentido, se ha revelado que debido a la necesidad de relevar a los soldados ya agotados por la intensidad del conflicto iniciado el pasado 24 de febrero, Rusia ha requerido recurrir a los miembros de sus reservas, para fortalecer su presencia en Ucrania, advirtiendo que ello ha significado la incorporación de uniformados que en algunos casos han salido del servicio activo desde hace cerca de 10 años. Esta información se sustentaría en revelaciones dadas a conocer durante el pasado fin de semana por el propio Ministerio de Defensa de Rusia.

Según detallan medios internacionales, los recientes llamados a los reservistas de su país también han generado inconformidades por parte de miembros de estas, que advierten no estar de acuerdo con acudir, más aún porque se encuentran fuera de ritmo, al haber dejado hace cerca de una década el servicio activo.

Aunque el Kremlin se ha negado en varias oportunidades a que esté reclutando jóvenes para enfilarlos en la guerra, medios internacionales han denunciado que esta situación no se estaría cumpliendo del todo, pues, incluso, se ha recurrido a nuevas incorporaciones de combatientes en territorios ucranianos prorrusos.

Según estimaciones de centros de pensamiento y académicos, a la fecha, se estima que la cifra real de bajas en el Ejército ruso podrían alcanzar los 28.000 soldados, situación que sería corroborada por Dmitry Peskov, funcionario y portavoz del Kremlin, quien ha hablado de “pérdidas significativas”, al referirse a las muertes en el campo de batalla.

Testimonios de soldados rusos que han desertado de las filas del Ejército, entregados y difundidos por el diario británico The Guardian, refieren algunas afirmaciones de combatientes que han manifestado: quiero volver con mi familia, y no en un ataúd”.

Los soldados rusos advierten que para algunos ha sido más fácil desertar y recuerdan que Rusia maneja la ocupación como una ‘operación especial’, lo que otorga situaciones y compromisos diferentes a que si fuere una ‘guerra’, situación en la que entonces sí estarían obligados a combatir bajo otros parámetros, so pena de, si se niegan, ser procesados.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.