mundo

Tiembla el mundo: fuerte sismo sacudió a Australia e Indonesia este viernes 27 de mayo

La región de Asia y Oceanía ya había sufrido un sismo en marzo.


Un sismo de magnitud 6,2 se sintió este viernes 27 de mayo en Timor Oriental, Indonesia y Australia, sin que se registren por ahora víctimas. Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el sismo ocurrió a las 2 a. m. (hora de Australia) y se produjo a una profundidad de 49 kilómetros, en la punta oriental de la isla de Timor, dividida entre Indonesia y Timor Oriental.

El temblor se sintió levemente en la capital de Timor Oriental, Dili, y con más fuerza en el este de la isla y también hasta Darwin, en Australia. “He visto gente huir de las casas, niños salir corriendo de las escuelas porque el terremoto fue fuerte. Pero solo duró algunos segundos”, describió un periodista de la AFP en Dili.

El sismo fue más intenso en la ciudad de Lospalos, también en Timor, pero las autoridades estaban aún evaluando los daños y no suministraron un balance de víctimas o de daños materiales importantes. “Rara vez sentimos los terremotos, pero este fue fuerte”, dijo Joel Willingale, testigo del terremoto en Darwin.

En Indonesia, el sismo provocó pánico e hizo que la población evacuara edificios en el suroeste del archipiélago de las islas Molucas, según la agencia nacional de gestión de situaciones de emergencia. Por ahora no se han registrado víctimas. Un grupo de vigilancia frente a tsunamis dijo que el sismo “puede ser capaz de generar un tsunami que afecte la región del océano Índico”. Pero ninguna autoridad de la región lanzó oficialmente una alerta de tsunami.

Timor Oriental e Indonesia están situados en el Cinturón de Fuego del Pacífico, donde la presencia de varias placas tectónicas provocan una actividad sísmica elevada. En 2004, un sismo de intensidad 9,1 golpeó las costas de Sumatra y provocó un tsunami que mató a 220.000 personas en toda la región, 170.000 de ellas en Indonesia.

Había temblado en marzo

Un sismo de magnitud 6,7 azotó la costa de Taiwán la mañana del 22 de marzo. Sacudió edificios y despertó a los habitantes, causando un herido y el colapso de un puente a medio construir en el este de la isla.

Taiwán es regularmente afectado por temblores porque se sitúa en los límites entre dos placas tectónicas. Las autoridades no emitieron en su momento alertas de tsunami, pues no se registró un sismo con una magnitud superior a 7,0. El Servicio Geológico de Estados Unidos estimó inicialmente en 6,9 la magnitud del terremoto, pero la rebajó a 6,6 antes de finalmente dejarla en 6,7. La profundidad anunciada inicialmente en ese duro temblor fue de 10 a 24 kilómetros.

El temblor sacudió la costa este de Taiwán, cerca de la ciudad turística de Hualien, pero se sintió en casi toda la isla. “El candelabro de mi techo se sacudió por más de tres minutos sin parar”, describió en Facebook el reportero local Chao Li. “Se sacudió tanto que le pegó un susto de muerte a la gente”, agregó en un video.

La Agencia Nacional de Incendios de Taiwán confirmó en su página oficial de Facebook que un hombre en el condado sureño de Taitung resultó herido por un vidrio y enviado al hospital.

Con información de AFP