méxico

Tras hecho sicarial, murió hija de periodista asesinado en Tamaulipas, México

La mujer, de 23 años, permanecía internada en una clínica tras haber quedado herida en los hechos en los que fue segada la vida de su padre, Antonio de la Cruz.


Pese a que los médicos habían extremado esfuerzos para salvar su vida, este viernes (1.° de julio) se confirmó por parte de medios de comunicación mexicanos el fallecimiento de la joven Cinthya de la Cruz Martínez, de 23 años, mujer que había quedado herida en días pasados, al ser víctima de un hecho sicarial el pasado miércoles, dirigido en contra de su padre, el periodista Antonio de la Cruz, quien resultó muerto en medio del hecho violento.

Según precisan medios internacionales, el deceso de Cinthya de la Cruz ocurrió al interior de la clínica de Ciudad Victoria, en Tamaulipas, lugar adonde había sido remitida tras resultar gravemente herida en el hecho sicarial que conmocionó al estado de Tamaulipas, y que despertó la indignación de los sectores de la prensa, al ser considerado un crimen en retaliación por el oficio periodístico desarrollado por el comunicador.

El ataque en el que había resultado herida la mujer y que causó la muerte de su padre, ocurrió el pasado miércoles, en horas de la mañana, en momentos en los que las dos personas salían de su residencia, en Ciudad Victoria, cuando fueron abordados por hombres armados que arremetieron en su contra con armas de fuego y posteriormente huyeron en una motocicleta.

Según precisaron medios locales, los pistoleros accionaron su arma en cinco oportunidades en contra de la humanidad del periodista de 48 años, causando también heridas, ahora mortales, a su hija.

De la Cruz, el periodista atacado, estaba adscrito al medio de comunicación conocido como ‘El Expreso de Tamaulipas’, donde cubría temas relacionados con campo y medioambiente, aunque en días recientes también había adelantado fuertes denuncias en contra de la administración local y estatal.

Tras conocerse la noticia del ataque armado contra el periodista De la Cruz, medios de comunicación de México, incluido el diario Expreso de Tamaulipas, donde laboraba el periodista, se manifestaron para condenar este ataque en contra del oficio, que enluta no solo a la familia del comunicador, sino a todo México.

Desde el medio para el que laboraba el periodista se emitió un ingente llamado a las autoridades, con el objetivo de que emprendan la investigación necesaria para evitar que este lamentable caso quede en la impunidad, en medio de una ola de ataques contra la prensa, que ya completa trece asesinatos en lo corrido del año. Esta ola de ataques es una de las más violentas de las últimas décadas y ubican al país como uno de los más peligrosos para el ejercicio de la profesión.

Tras el hecho acaecido, y en respuesta a la ola de indignación que se ha suscitado en torno del caso de asesinato de De la Cruz, el gobernador del estado de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, se pronunció a través de las redes sociales para, además de expresar su saludo de condolencia a la familia y al gremio del periodista asesinado, llamar a las autoridades judiciales a que se adelante la correspondiente investigación.

“He solicitado al titular de la Fiscalía de Tamaulipas el compromiso de esclarecer los hechos y que este cobarde crimen no quede impune”, señaló el gobernador a través de su cuenta de Twitter.

A su turno, también se conocieron otras reacciones por parte de políticos del referido estado, en el que se advierte que la muerte de De la Cruz podría estar relacionada con su oficio periodístico, más precisamente con una serie de denuncias que venía adelantando en contra de funcionarios públicos, por lo que advirtió que el gobierno estatal podría tener una “gran responsabilidad” en lo ocurrido.

Me duele en el alma que hubiésemos perdido de esta forma a un compañero en los medios de comunicación”, refirió el diputado del partido Movimiento Ciudadano, Gustavo Cárdenas, quien, ante medios de comunicación, señaló que el periodista asesinado era “un hombre bueno, un hombre de familia, un hombre de bien”.

En ese mismo sentido, el diputado también descartó que se conocieran amenazas en contra del comunicador asesinado, señalando a su turno que De la Cruz había mantenido una posición férrea frente a una serie de presuntos actos de corrupción en el marco de administraciones locales, sugiriendo que esa podría ser una de las aristas de la investigación que ahora llama a desarrollar por parte de las autoridades.

Es muy triste que estos cabrones del Gobierno hubiesen asesinado a un hombre de bien”, afirmó Cárdenas, elevando también un llamado directo a la Fiscalía de su estado para que “aclare la situación”.

A su turno, desde la Fiscalía del estado en que sucedieron los hechos, se afirmó que ya se desplegó un equipo encargado de la investigación del crimen, y que dicha tarea se realizará de acuerdo con el Protocolo Homologado de Investigación de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, y que estará a cargo de la Unidad Especializada en la Investigación de los Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, Derechos Humanos y Grupos Vulnerables.

El asesinato de periodistas en México es una situación que se ha recrudecido bajo la actual administración de Andrés Manuel López Obrador, según detallan medios locales, señalando que, desde diciembre de 2018, han sido asesinados 55 periodistas en México.

Según el reporte de Reporteros sin Fronteras, desde el año 2000, en México han asesinado a 150 periodistas, lo que lo hace uno de los países más peligrosos para ejercer el oficio, en una ola de crímenes cuyo factor común, además de ser un atentado contra la libertad de prensa, es que han quedado impunes.