Home

Mundo

Artículo

La central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania, se encuentra bajo dominio ruso.
La central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania, se encuentra bajo dominio ruso. - Foto: Future Publishing via Getty Imag

ucrania

Ucrania prepara la reconexión de la central de Zaporiyia a la red eléctrica

“Se están realizando obras preparatorias” para reconectar a la red dos reactores de la central de Zaporiyia, indicó en Telegram Energoatom, operador ucraniano público de las cuatro centrales atómicas que tiene el país.

Ucrania anunció este viernes que está preparando la reconexión a la red eléctrica de su gigantesca central nuclear de Zaporiyia, ocupada por las fuerzas rusas y desconectada la víspera.

“Se están realizando obras preparatorias” para reconectar a la red dos reactores de la central de Zaporiyia, indicó en Telegram Energoatom, operador ucraniano público de las cuatro centrales atómicas que tiene el país.

La de Zaporiyia es la central más grande de Europa. Según Energoatom, “se reparó” una línea que suministra electricidad producida por la planta a la red energética ucraniana.

La central se está alimentando desde la red ucraniana a través de otra línea reparada, precisó el operador, afirmando que los equipos y sistemas de seguridad de la instalación funcionan con normalidad.

Ucrania anunció el jueves que la central de Zaporiyia había sido “totalmente desconectada” de la red eléctrica, “por primera vez en su historia”, porque varias líneas eléctricas habían sido dañadas.

La planta, que tiene seis reactores de una capacidad total de 6.000 mevagatios, cayó en manos de las fuerzas rusas en marzo, en el marco de la invasión militar de Ucrania que inició Moscú el 24 de febrero.

Desde hace semanas, Rusia y Ucrania se acusan mutuamente de haber bombardeado el recinto de la central.

La ONU pidió que se establezca una zona desmilitarizada en torno a la planta para garantizar su seguridad y permitir el envío de una misión de inspección internacional.

El jueves por la noche, la consejera del ministro de Energía, Lana Zerkal, indicó que “la próxima semana” debería llegar a Zaporiyia una misión de inspección del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), según informaron medios de comunicación.

“Aunque los rusos aceptaron que la misión viaje por territorio ucraniano, están creando obstáculos de forma artificial para que la misión no llegue a esa instalación”, dijo, no obstante, citada por los mismos medios.

Entre tanto, el tope tarifario de la energía de los hogares en Reino Unido aumentará 80 % a partir de octubre y las facturas de gas y electricidad podrían seguir incrementándose de forma “considerable” en 2023, en plena crisis del coste de la vida.

El tope pasará de las actuales 1.971 libras (unos 2.325 dólares) que paga al año un hogar medio a 3.549 libras (4.180 dólares), anunció el regulador Ofgem.

“El alza refleja la progresión continua de los precios mundiales al por mayor del gas, que empezó con los desconfinamientos después de la pandemia de covid, y fueron llevados a niveles récord cuando Rusia interrumpió lentamente sus suministros de gas a Europa”, afirmó el organismo.

Teniendo en cuenta la tendencia actual, Ofgem advierte que “los precios podrían agravarse de forma considerable en 2023″.

Este tope tarifario está calculado según la media de los precios mayoristas del gas en los meses anteriores.

Los expertos esperan que este límite supere las 4.000 libras (4.730 dólares) en enero y hasta 6.000 libras (7.096 dólares) en primavera, según las proyecciones más pesimistas.

En los últimos días el precio del gas rozó los niveles históricos que alcanzó a principios de la ofensiva rusa en Ucrania.

“Somos conscientes del impacto masivo que este alza del tope tarifario tendrá en los hogares en todo Reino Unido y las decisiones difíciles que los consumidores tendrán que tomar”, comentó Jonathan Brearley, director general de Ofgem.

Ofgem, la patronal, los proveedores y las asociaciones instan al gobierno a tomar medidas inmediatas para evitar una situación “dramática” en los hogares más modestos, que ya tienen que hacer frente a una inflación del 10 %, la más elevada de los países del G7.

Según la Universidad de York, cerca de dos tercios de los hogares británicos estarán bajo amenaza de pobreza energética a partir del año que viene.

“Observamos una situación de mucho estrés en nuestros clientes (...). Alrededor de un tercio están en situación de precariedad energética y 20 % más podría estarlo” próximamente, señala Philippe Commaret, director comercial de la eléctrica francesa EDF para el Reino Unido, contactado por la AFP.

Algunos hogares están tomando medidas desesperadas, según este responsable, como renunciar a la calefacción o desenchufar el frigorífico.

*Con información de la AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.