bogotá

“A mi hijo lo drogaron”: mamá de Juan López, universitario desaparecido en Chapinero

Angélica Rojas dijo que, aunque su hijo apareció, los hechos que rodearon su desaparición dejan muchos interrogantes que deberán resolver las autoridades.


La desaparición, el pasado jueves 21 de abril, de Juan Andrés López Rojas y posterior aparición dejaron muchos interrogantes abiertos que aún no han podido ser resueltos.

La mamá del universitario, Angélica Rojas, dijo que su hijo desapareció el pasado jueves a las 9:30 p. m. luego de una extensa jornada en la universidad. “El jueves se levanta normal a su rutina de estudios, luego tenían una salida de la universidad, van a esa salida con los compañeros desde la 1:00 p. m hasta las 6:30 p. m., a esa hora llegan a la universidad, él entra y se despide de los compañeros y se pone a trabajar en un proyecto que tenían que entregar el día siguiente a primera hora, él está ahí (universidad) y sale a las 9:30 p. m. y ahí en la carrera Séptima él ya coge hacia la montaña”, explicó Rojas.

Según la mamá de Juan Andrés, al día siguiente, al no recibir noticias del joven, comenzaron a hacer los respectivos llamados a los amigos y personas conocidas para saber si tenía noticias de él. Al ver que nadie les daba respuesta iniciaron los procedimientos ante las autoridades judiciales para reportar su desaparición. Dice la señora Rojas que acudió a Medicina Legal para que se activara el procedimiento de búsqueda de personas dadas por desaparecidas.

“El viernes, al ver que no llegaba a la casa, sabíamos que era importante la clase del viernes, el papá va a la universidad para ver si está o no, vemos las cámaras y ahí decidimos activar la búsqueda de él y me voy a Medicina Legal, en ese momento toda la familia se alerta, vamos a clínicas y hospitales, la Policía lo busca, el sábado igual (…) algo que nos agudizó la preocupación es que tenía una clase muy importante para él y no se había presentado”, añadió.

Tras la gestión que se hizo notable en redes sociales y con el apoyo de la Policía, las autoridades informaron en la noche del pasado domingo que el joven había sido encontrado en inmediaciones a la localidad de Santa Fe. Según el comandante de la Policía de Bogotá, el general Eliécer Camacho, estaba sano y salvo.

Pero, para la mamá de Juan Andrés, su desaparición encierra muchos misterios. Ella cree que su hijo fue drogado, pero desconoce los motivos. “Le robaron lo papeles, llevaba su maleta, con el casco de ingeniero, sus libros, pero no aparece su celular y la billetera, él solo carga lo básico para el día para moverse, todo es muy sospechoso, pero no podemos decir bien que fue lo que pasó”, dijo la señora Rojas.

Sobre su estado de salud, señaló que su hijo se encuentra recuperándose y que están a la espera del dictamen de los médicos que les informen si fue drogado y con qué sustancia. “Para que lo droguen a uno solo basta con que alguien se le acerque”, señaló Rojas, al tejer una hipótesis sobre lo que le pudo haber ocurrido al joven.

El caso de desaparición de Juan Andrés se suma al ocurrido con Hernán Felipe Mejía, en hechos ocurridos también en la localidad de Chapinero. Sobre este caso, las autoridades establecieron que el sujeto había sostenido una cita con una mujer que había conocido en una aplicación, estuvieron en un restaurante, pero luego, una cámara de seguridad de la zona muestra al sujeto caminando solo.

Luego de dicho evento, las autoridades lo encontraron tirado en el piso, solo y sin vida, sin signos de violencia. Sobre este misterioso capítulo también se abrió una investigación para poder determinar qué fue lo que sucedió.

Mejía desapareció la noche del viernes. Para el momento vestía una camisa azul, una chaqueta negra y un jean. Su último paradero que lograron rastrear familiares, amigos y autoridades, fue en el restaurante conocido como Mesa Franca, ubicado en Chapinero, sobre la calle 61 con carrera 5.

Tras su desaparición, se activaron los mismos procedimientos de búsqueda. Este caso muestra un poco más de complejidad, teniendo en cuenta que, al parecer, antes de su fallecimiento, su celular muestra algunos movimientos bancarios, por lo cual tratan de establecer las autoridades si detrás hay alguna red que se encarga de drogar a hombres utilizando a mujeres en las aplicaciones de citas.