paro nacional

A pesar del anuncio del Comité Nacional del Paro, manifestaciones continuarán en algunas partes del país

Algunos grupos de protestantes no reconocen el liderazgo del Comité y aseguran que seguirán con sus movilizaciones.


Recientemente, el Comité Nacional del Paro anunció que suspendería las movilizaciones en todo el país, pero algunos grupos de colectivos aseguraron que continuarían con las marchas y manifestaciones porque no reconocen el liderazgo del Comité.

Uno de los grupos que aseguró que seguiría con sus protestas es el Espacio Humanitario del Portal Américas, colectivo que se instaló en esta zona de Bogotá desde comienzos de mayo.

Si bien no han dado una declaración oficial sobre su continuidad en las protestas, desde hace varios días habían aclarado que no reconocían al comité y, por tanto, es probable que sus movilizaciones continúen.

El Espacio Humanitario, según afirmó El Tiempo, ha dicho que es una organización horizontal y que no existe solo una directriz sino que hay muchos espacios de resistencia y ellos son unos de estos.

Igualmente, el grupo de la Primera Línea también se mantendría en el punto del Portal Américas, según afirmaron fuentes cercanas al colectivo.

En Cali también hay grupo que posiblemente mantenga las movilizaciones es la Unión de Resistencias Cali (UCR) luego de que se conociera que un juzgado suspendió el decreto que facilitaba las negociaciones entre este grupo y la Alcaldía.

Esta decisión se tomó luego de admitirse la demanda que habría permitido el desbloqueo de 22 vías del país y que la Alcaldía acató, aunque se mantiene en su decisión de continuar con los diálogos y buscar acuerdos.

La UCR afirmó, mediante un comunicado, que si bien respeta la decisión del Comité, avanzará en el proceso para darle respuestas a la juventud y las comunidades colombianas.

Sobre los bloqueos puntualmente, se desconoce si continuarán o si apoyarán la decisión del Comité.

Suspensión de las movilizaciones

El Comité Nacional de Paro hizo un pronunciamiento conjunto en la mañana del martes, para referirse al futuro del paro nacional, después de más de un mes de protestas en todo el país.

Hemos decidido hacer una interrupción temporal de las movilizaciones recurrentes que veníamos haciendo los miércoles. Eso no significa que la movilización social se pare en Colombia”, sostuvo Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

En cuanto al futuro de las protestas, anunció actividades para los próximos días, de la siguiente forma: el 20 de junio, cuando se cumple un año de la radicación del pliego de emergencia del Comité Nacional de Paro, habrá un concierto conmemorativo; comenzará un diálogo nacional con todos los actores sociales y gremiales del país, incluyendo a la academia, para construir varios proyectos de ley con los puntos de dichas exigencias, que saldrán de todos esos acercamientos.

En el ADN del Gobierno Duque no existe el verbo negociar”, señaló el líder sindical refiriéndose a la imposibilidad de llegar a acuerdos con los representantes del Ejecutivo designados para acercar a las partes y a la falta de avances en la conversación sobre sus peticiones, que ahora será trabajadas de otra manera. Además, insistió en la “brutalidad policial” registrada durante las protestas y acusó al presidente Iván Duque de reprimir a los manifestantes con violencia.

“Esos proyectos de ley que construyamos van a ser acompañados el 20 de julio con una gran movilización al Congreso Nacional para radicar estos proyectos de ley”, explicó Maltés en la rueda de prensa.

Por otra parte, el líder de la CUT lamentó la cantidad de víctimas que ha dejado la covid-19, cuando la comunidad científica ha resaltado en los últimos días que el impacto de las aglomeraciones del paro tuvieron efectos graves y evidentes sobre los contagios y muertes de las últimas semanas en Colombia por cuenta del virus.

Laura Alzate, representante de Acrees, una de las asociaciones estudiantiles del Comité Nacional de Paro, sostuvo que el Gobierno nacional no reconoce las problemáticas que vive la ciudadanía de Colombia que llevó a cientos de personas a protestar, aún con la pandemia como factor de riesgo.

Debido a eso, aseguró que la dilación de la firma del preacuerdo del derecho a la protesta entre el Comité Nacional de Paro y los funcionarios designados por el Ejecutivo, hizo que decidieran pararse de la mesa, también debido a la demora en instalar las negociaciones sobre el pliego.

“La situación de los jóvenes es muy crítica”, sostuvo Alzate, refiriéndose a un derecho de petición enviado por la organización frente a la promesa de matrícula cero que hizo el Gobierno nacional.