nación

Alcalde de Ibagué estaría en líos por ostentosa fiesta en el Manuel Murillo Toro y piques ilegales

La Fiscalía General de la Nación le imputó al mandatario local el delito de peculado por la utilización indebida de ese escenario deportivo público.


En el último año, el alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado Barrera, se ha hecho célebre por diferentes hechos, aunque no muy positivos. Uno de ellos, fue la fiesta de cumpleaños que le festejó a su hijo en el Estadio Manuel Murillo Toro.

Se conoció que en la tarde del 6 de marzo de 2021 se reunieron unas 50 personas en el recinto deportivo de Ibagué para celebrar los 13 años de edad del hijo del alcalde.

El festejo habría iniciado con un partido de fútbol en el que participó el homenajeado y al que asistieron sus amigos. Como detalle de fina coquetería, los participantes del juego llevaban en sus uniformes el nombre del cumpleañero.

La Fiscalía General de la Nación, que llamó a Hurtado a responder por este hecho, aseguró que el encuentro deportivo contó con la presencia de jueces del Colegio de Árbitros del Tolima. Asimismo, señaló que el partido de fútbol fue narrado por periodistas deportivos reconocidos en la ciudad, quienes tenían equipos electrónicos y de sonido aptos para este tipo de actividades.

Durante la audiencia de imputación de cargos por el uso del estadio, el fiscal 53 de la unidad de delitos contra la administración pública, detalló que justo cuando transcurría el minuto 13 (número de años que cumplía el hijo del alcalde) suspendieron el partido para cantarle el ‘feliz cumpleaños’ al agasajado.

Pero ahí no terminan los detalles, el fiscal sostuvo que el camerino sur del estadio también fue utilizado en la fiesta. Cabe recordar que este espacio es destinado para los jugadores del Deportes Tolima en cada partido de fútbol. A este espacio, que habría sido decorado con bombas y detalles de cumpleaños, llegaron recreacionistas para animar el festejo, se repartió la torta, gaseosa y pizza. Asimismo, los regalos para el menor.

Una de las prácticas más delicadas del asunto, según el fiscal, es que se afectó la gramilla del estadio, puesto que los vehículos de los invitados (más de 30) entre oficiales y particulares se parquearon en la zona norte del Manuel Murillo Toro, lo que necesitaría un trabajo de mantenimiento para dejarla en óptimas condiciones. Uno de ellos, la camioneta asignada al alcalde, en la que se transportaron cajas con objetos para la fiesta. También se habría afectado el acueducto y la energía eléctrica del escenario deportivo.

De acuerdo con la Fiscalía, el alcalde y el gerente del Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación de Ibagué (IMDRI), Alejandro Ortiz Ortiz, quien también está involucrado en este festejo; “el evento no fue ocasional, por el contrario, fue planeado para que el homenaje cumpliera las expectativas del cumpleañero. Lo hicieron en forma privada, a puerta cerrada, sin permitir el ingreso de personas no invitadas, por el contrario, retiraron de ahí a un veedor que estaba tomando nota del asunto”, sostuvo el fiscal.

Como si lo anterior fuera poco, el fiscal del caso detalló que en la investigación se pudo determinar que se retribuyeron favores recibidos a algunos de los organizadores de la celebración. Después de esa fecha, se les habría otorgado contratos de prestación de servicios. “Esto sucedió con la encargada de llevar la silletería que utilizaron dentro del camerino donde se instaló el arreglo de globos, el ponqué, los invitados. También se le otorgó un contrato a quien donó los uniformes utilizados por los dos equipos en ese partido de fútbol”, dijo el fiscal.

Por estos hechos, la Fiscalía imputó a Hurtado y Ortiz el delito de peculado por la utilización indebida de ese escenario deportivo público, que tiene una pena de 16 a 72 meses de cárcel e inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por el mismo tiempo. En caso de ser condenados, no tendría beneficios judiciales, esto por tratarse de un delito que atenta contra la administración pública. Finalmente, en la audiencia, los procesados no aceptaron cargos.

De otro lado, el alcalde Andrés Fabián Hurtado Barrera también enfrenta, ante la justicia, una investigación en la que ya es procesado por los piques ilegales que 51 vehículos realizaron en la pista del Aeropuerto Nacional Perales de Ibagué, en el año 2014, cuando el mandatario era administrador del lugar.

En 2017 le imputaron cargos por los delitos de peculado por uso y ocultamiento, alteración y destrucción de pruebas. El primero prescribió a finales de 2021, por lo que el ahora alcalde no será juzgado por este delito en el proceso de los piques.

Cabe recordar que Daniel Cadena Ortiz, quien en su momento era el vigilante del Aeropuerto Nacional, fue condenado a 53 meses de prisión.

Procuraduría suspendió al alcalde de Ibagué por participación en política

Uno de los recientes escándalos en los que también estuvo involucrado Andrés Fabián Hurtado fue la suspensión de su cargo temporalmente por la Procuraduría General de la Nación, por presunta participación en política.

La suspensión de Hurtado llegó luego de que el pasado 13 de marzo manifestara públicamente por quién votaría en las consultas interpartidistas. “Yo me identi... Fico con el Equipo por Colombia, lo que han hecho por este país, entonces ahí estaremos adelantando hoy nuestro derecho fundamental”, aseguró el mandatario de la capital del Tolima. Por esta declaración, la Procuraduría le había abierto una indagación preliminar.

“La democracia tiene reglas y estas deben cumplirse. Mientras no exista ley estatutaria, los servidores públicos, ningún servidor público, desde el menor rango y hasta el más alto nivel, puede utilizar el cargo para participar en las actividades de los partidos y movimientos políticos, y en las controversias políticas, sin perjuicio de los derechos previstos en la Constitución y la ley”, argumentó Cabello.

Dicha medida de suspensión provisional fue levantada el pasado 10 de mayo. De este modo, el mandatario de la capital del Tolima se reintegró a su cargo de manera inmediata.