nación

Alcaldía de Castilla La Nueva niega informe de la Contraloría sobre bacterias fecales en el PAE

La CGR alertó el pasado 30 de marzo sobre mohos, levaduras y mesófilos, así como coliformes fecales en los alimentos entregados en el colegio San Lorenzo.


El pasado 30 de marzo, la Contraloría General de la República (CGR) dio a conocer en un comunicado de prensa sobre las entidades territoriales certificadas en Colombia que no habían dado inicio oportuno al Plan de Alimentación Escolar (PAE) una serie de alertas de calidad e inocuidad sanitarias en los alimentos repartidos en algunos centros educativos del país.

Dentro del informe publicado por la Contraloría, se informó del hallazgo de bacterias fecales y otros microorganismos en las comidas destinadas a los estudiantes de la institución educativa San Lorenzo, en Castilla La Nueva, Meta.

“Se encontraron mohos, levaduras y mesófilos en el jugo de guayaba, en el arroz cocido se hallaron microorganismos mesófilos y en el pollo al horno Coliformes totales y Coliformes fecales/Escherichia Coli”, escribió la entidad en su publicación.

Asimismo, la CGR afirmó que “se identificaron factores de riesgo en los manipuladores de los alimentos y la disposición de residuos sólidos y líquidos”.

Días después de que se hiciera pública la alerta de la entidad de control, el pasado 6 de abril, la alcaldía de Castilla La Nueva se pronunció a través de un comunicado de prensa, en el que dijo que la información que había sido divulgada sobre la inocuidad de los alimentos en el PAE de esta institución no correspondía a la realidad.

El documento señala que el contenido de este informe no es verídico, ya que la afirmación “es contraria a los resultados de los análisis de laboratorio realizados por la interventoría del PAE Municipal al igual que los realizados por la Secretaría de Salud Departamental”.

“En las muestras realizadas a los alimentos del PAE NO se encontraron ni hallaron coliformes fecales”, aseguró la administración de Castilla, quien además informó que radicó una solicitud a la Secretaría de Salud del Meta para que esta realice una verificación de la información y se esclarezca el contenido del informe.

La autoridad local aseguró que en este municipio es permanente la vigilancia y el control sobre el servicio de alimentación escolar entregado a los niños y jóvenes, que, según la Secretaría de Educación, Cultura, Recreación y Deporte, está rodeado por los padres de familia, estudiantes y profesores de las instituciones educativas.

“Estamos atentos a la situación desarrollando el debido plan de acción y seguimiento en calidad (...) realizando sus respectivos controles y toma de muestras de laboratorio que garanticen la salubridad de las raciones entregadas a cada uno de los estudiantes”, finaliza el comunicado.

De acuerdo con el informe de la CGR, estas irregularidades en cuanto a la calidad de la alimentación se reportaron en 10 Instituciones Educativas de cinco entes territoriales: Boyacá, Meta, Antioquia, Cundinamarca y Medellín. Asimismo, se presentaron alertas de calidad e inocuidad sanitarias debido a Brotes ETA – SACI en las raciones de PAE recibidas en los municipios de Paipa, Sáchica, Belén, Soatá, Socotá, Castilla La Nueva, Corregimiento Cacerí, Caparrapí Vereda San Carlos y Medellín.

En el documento también se evidenció, junto al Ministerio de Educación Nacional y su Unidad Administrativa Especial de Alimentación Escolar (UApA), que, con corte al 28 de marzo de 2022, de las 96 Entidades Territoriales Certificadas (ETC), 11 ubicadas en Buenaventura, Caquetá, Cesar, Córdoba, Cúcuta, Magdalena, Neiva, Pitalito, Santa Marta, Sincelejo y Sucre no han iniciado la prestación del servicio PAE.