bogotá

Así fue la balacera en la localidad Rafael Uribe Uribe, en el sur de Bogotá

El hecho ocurrió en el barrio Murillo Toro y dejó como saldo un ladrón muerto y otro herido.


Este viernes 18 de febrero, en un caso de presunta legítima defensa, en el sur de la capital del país, un hombre respondió con disparos contra dos personas que lo pretendían robar a él y a sus tres acompañantes.

Los ladrones, que se movilizaban en una motocicleta, divisaron a sus víctimas cuando caminaban por una de las calles del sector y allí los interceptaron. Al bajarse del vehículo intimidaron a estas personas con armas de fuego. Sin embargo, una de las personas que casi es robada se percató de las intenciones de los asaltantes y reaccionó rápidamente desenfundando una pistola.

Seguido de esto, este personaje descargó su arma en contra de los ladrones. Como consecuencia de esta acción que se presentó en el barrio Murillo Toro, en la localidad Rafael Uribe Uribe, en el sur de Bogotá, uno de los asaltantes quedó herido en el lugar de los hechos mientras que el otro perdió la vida a pesar de haber emprendido la huida.

Por su parte, el asaltante que logró huir del lugar de los hechos chocó contra un poste de energía y, al recibir asistencia médica en un centro hospitalario, murió como consecuencia de las heridas de bala.

Se estableció que el ciudadano que reaccionó en defensa propia se puso a disposición de la justicia y de antemano se adelantó el proceso para establecer si contaba o no con el permiso o salvoconducto para el porte de armas en la ciudad de Bogotá.

Inseguridad en la capital del país

En la mañana de este viernes, vándalos encapuchados se manifestaron en la puerta del hotel Radisson, ubicado en una exclusiva zona del centro de Bogotá. La razón fue una reunión llamada Foro Madrid, la cual une a líderes de derecha de la región.

Los sujetos arrojaron piedras hacia la fachada del hotel, lo que requirió presencia de la Policía Nacional. A pesar de la protección, los cristales fueron quebrados y los daños perjudicaron los comercios aledaños.

“No queremos fascistas”, fue el mensaje central de la manifestación, la cual fue acompañada con música y demás insultos por parte de los marchantes.

El Foro Madrid celebra en Bogotá el llamado ‘I Encuentro Regional’, que pretende reunir la derecha de 25 países sudamericanos y europeos. En él, buscaban alertar por posibles victorias de la izquierda en estos territorios. El evento comenzó hoy y terminaría mañana sábado 19 de febrero.

El enfoque se centra en los próximos comicios en Colombia y Brasil, los cuales podrían establecer gobiernos progresistas en cabeza de Gustavo Petro y Lula da Silva.

El evento comenzó en normalidad, con intervención de importantes líderes iberoamericanos y eurodiputados. Por Venezuela está María Corina Machado y por Colombia se tenía prevista la participación de María Fernanda Cabal.

Estuvo presente Francisco Tudela, exvicepresidente de Perú. Incluso, Santiago Abascal, presidente del partido español Vox, dirigió virtualmente unas palabras al público.

Sin embargo, a eso de las 10 de la mañana se registró la presencia de manifestantes encapuchados en proximidades. Quien la reportó fue Andrés Forero, candidato a la Cámara por el Centro Democrático. Según su testimonio, los vándalos le escupieron a su gerente de campaña y arrastraron por la calle su pendón publicitario.

Después, los manifestantes aparecieron en la puerta del hotel Radisson, donde se instalaron con música, banderas y pancartas en las que condenaron el fascismo. Incluso, uno de los sujetos fue visto con una bandera de la región de Cataluña en España, haciendo alusión al separatismo que los partidos de derecha rechazan.

Posteriormente, atacaron el hotel con piedras y proyectiles para romper los cristales de la entrada. Por esto fue requerida la presencia de la Policía Nacional, cuyos agentes portaron escudos para protegerse de la acción violenta.

A pesar de la presencia de más de 20 agentes, los vándalos lograron afectar la fachada del hotel. Posterior a la ofensiva, se pudo ver cómo los empleados del recinto recogieron los vidrios rotos desde adentro. Un comercio, ubicado justo al lado, también se vio afectado por los proyectiles.

Mientras todo esto ocurría, los asistentes del evento mostraron confusión. Uno de ellos, Hermann Tertsch, miembro del Parlamento Europeo en representación del Vox, rechazó lo ocurrido y señaló a la izquierda colombiana como culpable.