Home

Nación

Artículo

Explosivo Tibú
Según las primeras versiones, la detonación habría sido accidental. - Foto: Twitter @OlgaLucaCotamo

nación

Atacaron con explosivos estación de Policía de Tibú, Norte de Santander

El atentado habría sido perpetrado por disidencias de las Farc.

En menos de 24 horas de registró un nuevo ataque con explosivos en el municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander. Sobre las 7:30 p. m., se produjo la detonación de un artefacto que tenía como objetivo atentar contra una estación de la Policía Nacional, en pleno casco urbano.

De manera preliminar, según informó la emisora W Radio, se conoció que los perpetradores tenían en su poder explosivos de alto poder, sin embargo, fueron accionados accidentalmente. En consecuencia, la explosión solo afectó algunas estructuras aledañas, sin dejar heridos.

Atacaron con explosivos convoy militar en Tibú, Norte de Santander

En un hecho similar, registrado en la tarde del lunes, 24 de enero, miembros del Ejército Nacional fueron atacados por sujetos aún sin identificar. El suceso se produjo cuando el pelotón se desplazaba por la vía que comunica a Tibú con el corregimiento de Campo Dos, en el departamento de Norte de Santander.

El ataque fue perpetrado con un petardo, el cual no dejó heridos ni causó daños. Sin embargo, autoridades avanzan en la identificación de los responsables del hecho. Vale la pena tener en cuenta que se trata de una zona con presencia de ELN y disidencias de las Farc.

El pelotón del Ejército que fue atacado brindaba acompañamiento a una comisión de la Gobernación de Norte de Santander, funcionarios del Instituto Nacional de Vías (Invías) y la Alcaldía municipal de Tibú, quienes se encontraban en el polideportivo del corregimiento de Campo Dos, socializando el corredor vial la Y de Astilleros-Tibú- La Gabarra.

Es de resaltar que en este proyecto se invertirán alrededor de 66.000 millones de pesos y se prevé la contratación de 100 empleos directos y 300 indirectos, además, pretende la construcción de 12,5 kilómetros de vía a dos carriles de 2,5 metros de ancho cada uno.

Oleada de atentados en Tibú

Recientemente, el municipio de Tibú ha sido blanco de diferentes atentados contra la fuerza pública. El pasado 13 de enero, en área rural, una patrulla del Ejército fue blanco de ataque con una granada de fragmentación, dejando como saldo tres militares heridos.

Según la Fiscalía General de la Nación, los presuntos responsables del ataque fueron capturados y, luego de presentarles las pruebas al juzgado competente, este decidió enviarlos a prisión.

De acuerdo con el ente acusador, fueron judicializados Osmeiro Jesús Castillo Castillo y Andrés Pérez Maldonado como presuntos responsables de los delitos de tentativa de homicidio agravado en concurso homogéneo, fabricación, tráfico o porte de armas de defensa personal agravado, fabricación, tráfico y porte de armas o explosivos de uso privativo de las Fuerzas Armadas y receptación agravada.

“Los hombres fueron capturados en flagrancia el pasado 13 de enero en zona urbana de Tibú (Norte de Santander) por la Policía Nacional, cuando se movilizaban en una motocicleta roja que fue reportada como hurtada. Al ser requeridos para un registro, las autoridades les hallaron varios cartuchos calibre 9 mm”, indicó la Fiscalía.

A principios de enero, el Ejército Nacional informó que las tropas del Comando Operativo Energético Número Uno lograron la ubicación y neutralización de 45 kilogramos de explosivos R1, que iban a ser utilizados presuntamente para atentar en contra de la población civil y la fuerza pública.

Mediante un comunicado de prensa, la institución manifestó que las operaciones se desarrollaron exactamente en la vereda San Carlos del municipio de El Tarra, ubicado en el departamento de Norte de Santander.

“Una vez asegurada el área, soldados capacitados y entrenados en Explosivos y Demoliciones, destruyeron el material de forma controlada para proteger a los habitantes del sector”, precisó.

El Ejército, de igual manera, señaló que los integrantes de este comando hallaron una bolsa con ocho paquetes de explosivos R1, 150 metros de cable dúplex, cinco detonadores y una batería para moto.

“De esta forma, este comando ha desplegado todas sus capacidades en una zona rural de Norte de Santander, para controlar cualquier hecho que pueda afectar el orden público y el bienestar de la comunidad del Catatumbo”, agregó en el documento.

Pese a que no entregó mayores detalles, las fuerzas armadas indicaron que aparentemente estos elementos explosivos pertenecen al frente 33 de las disidencias de las Farc, las cuales tienen azotada esa zona del país.