Tendencias

Home

Nación

Artículo

Pablo Ramírez, concejal de Jamundí, Valle del Cauca.
Pablo Ramírez, concejal de Jamundí, Valle del Cauca. - Foto: Tomada de redes sociales

valle del cauca

Atención: atacan a disparos al presidente del Concejo de Jamundí, Valle; este es su estado de salud

La semana pasada un panfleto con amenazas fue dejado en las instalaciones del Concejo.

Sujetos armados atentaron con arma de fuego contra el concejal Pablo Ramírez del municipio de Jamundí, Valle del Cauca. Minutos antes del atentado había sido elegido presidente del Concejo para el periodo 2023.

Este atentado ocurre menos de una semana después de que desconocidos difundieron un panfleto con amenazas de muerte contra el alcalde, concejales y líderes de ese municipio.

El ataque sicarial ocurrió aproximadamente a las 11:19 a.m. en inmediaciones a la plaza de mercado de Jamundí.

SEMANA conoció que al concejal los disparos lo hirieron en la zona baja del estómago y que está siendo intervenido quirúrgicamente. Su estado, al parecer, estable.

“La democracia no nos puede costar la vida y la integridad. Rechazo contundentemente el atentado que acaba de sufrir el concejal Pablo Ramírez, un hombre comprometido con el servicio en Jamundí”, dijo el alcalde Andrés Felipe Ramírez.

Ante esta grave situación de orden público, el alcalde convocó un consejo de seguridad extraordinario con presencia de la gobernadora Clara Luz Roldán.

El mandatario solicitó además a la Presidencia y a la Policía “atención prioritaria a la situación de Jamundí”, máxime que la semana pasada se conoció un panfleto con amenazas de muerte.

De momento, el paradero y la identidad de los delincuentes que atentaron contra la vida del presidente del Concejo de Jamundí es desconocido.

Las amenazas

En la misiva, conocida el pasado viernes –30 de septiembre–, los autores se dirigieron a la comunidad de Jamundí afirmando ser parte de un grupo paramilitar conocido como Los Ultra Derecha. “Serán objetivo militar los concejales corruptos y petristas, empleados oficiales corruptos, líderes sociales corruptos y el alcalde Andrés Felipe Ramírez, que aparte de ladrón es un sucio manipulador. Les vamos a dar la oportunidad de destierro para no tener que eliminarlos”, se lee en el documento firmado por un tal “comandante Hitler”.

Así mismo, emiten amenazas de muerte contra los miembros de la Fuerza Pública “torcidos” y “todos los que lideraron el proyecto” que condujo a la elección del presidente Gustavo Petro.

“Vamos a operar con 180 integrantes militares en el sur del Valle del Cauca y norte del Cauca (Jamundí, Florida, Miranda, Corinto, Puerto Tejada, Villa Rica, Santander de Quilichao, Suárez y Buenos Aires)”, añade la misiva.

El supuesto grupo Los Ultra Derecha afirma ser el resultado de las “malas elecciones de algunos sectores de la sociedad corrupta y pusilánime” y no hace parte, según sus palabras, de “las Autodefensas Unidas de Colombia ni somos disidentes de ninguna organización”.

Las investigaciones

Un día después de que se conoció panfleto, el sábado -1 de octubre-, el alcalde de Jamundí y las autoridades policiales del departamento lideraron un consejo de seguridad para evaluar las amenazas.

La conclusión de esa reunión fue que no había antecedentes de la existencia de un grupo armado autodenominado como Los Ultra Derecha. “La información que ha determinado la inteligencia de la Policía es que en ninguna parte del país se tiene información sobre la conformación del presunto grupo paramilitar llamado Los Ultra Derecha, por lo que esta situación configura características especiales de investigación que están siendo activadas”, aseguró la Alcaldía de Jamundí en un comunicado.

Esa misma comunicación también señaló que la Policía estaba evaluando los videos captados por cámaras del sector y recopilando información de testigos para determinar la identidad de las personas que arrojaron el panfleto en las instalaciones del Concejo. Así mismo, prometía que se llevarían a cabo estudios de riesgo a los concejales del municipio para determinar si era necesaria la implementación de esquemas de seguridad.

De otro lado, el alcalde había dicho que no se dejará intimidar por las amenazas proferidas en el panfleto e instó a concejales y líderes sociales del municipio a instaurar las denuncias correspondientes para que la investigación avanzara más rápido.