justicia

Atención: Fiscalía confirma fuga de alias Matamba de la cárcel La Picota

Fuentes de la institución le dijeron a SEMANA que el preso salió en la madrugada de este jueves del centro penitenciario.


La Fiscalía General de la Nación confirmó este viernes la fuga de Juan Larrinson Castro Estupiñán, alias Matamba, el mismo narcotraficante a punta de millones logró torcer al Ejército en el sur del país para que lo dejaran delinquir a sus anchas.

Matamba había sido trasladado en mayo de 2021 del pabellón de los extraditables a uno de mediana seguridad, en la época en que el anterior director del Inpec era el general Mariano de la Cruz Botero.

Las autoridades venían dando información contradictoria sobre el paradero de Matamba.

Según la información oficial, Matamba salió en la madrugada de este jueves, al parecer, vestido de dragoneante y en complicidad con la guardia de La Picota.

Juan Larrinson Castro Estupiñán era el principal cabecilla de la estructura conocida como Cordillera, del Clan del Golfo. Fue capturado en Floridablanca, Santander, mientras celebraba su cumpleaños. Le encontraron elementos de valor en oro, relojes y dinero en efectivo. Es pedido en extradición por narcotráfico por Estados Unidos. Alias Matamba es señalado de enviar toneladas de cocaína desde El Rosario, Leyva, Policarpa y Cumbitara (Nariño), a través del Pacífico nariñense y caucano. Lo relacionan con el cartel de Sinaloa Nueva Generación.

Las autoridades identificaron que tenía pactos con las disidencias de las Farc y el ELN, en el suroccidente del país, y tenía bajo su mando a por lo menos 200 hombres.

Hace pocos días, la Procuraduría General abrió investigación para establecer los nexos entre varios oficiales activos y en retiro del Ejército con la banda de Juan Larrinson Castro Estupiñán, conocido como Matamba. En su más reciente edición, SEMANA reveló varios testimonios que demarcan una fuga de información para beneficiar a Matamba y sus hombres, así como acciones para bajar la intensidad de los operativos en su contra en el sur del país, al mismo tiempo que se fortalecían los operativos en contra de los enemigos del narcotraficante.

A Matamba lo salpican varios testimonios: “Claro que había fuga de información, en el último momento las operaciones militares se caían porque los de Matamba ya sabían que íbamos por ellos”. “Uno no entendía en ese momento por qué los jefes archivaban la información de inteligencia que se les entregaba con coordenadas de movimientos del grupo de Matamba, horas específicas y objetivos. Ahora ya lo sabemos, porque eran unos vendidos”.

En este tipo de relatos coinciden en que militares de inteligencia y hasta de un exjefe de comisión del ELN con los que habló SEMANA y destaparon cómo era la olla podrida de corrupción, tráfico de armas y hasta malversación de dineros públicos que operaba en el Ejército, en el Batallón Boyacá, sur del país, la zona con más hectáreas de coca cultivada, en donde cientos de militares han perdido su vida, mientras otros uniformados estaban filtrando información a los ilegales a cambio de dinero.

La organización del narco conocido como Juan Larrinson Castro, alias Matamba, infiltró una de las unidades militares más importantes en la lucha contra el narcotráfico y la criminalidad, en lo que se convirtió en un contubernio criminal, que regresó a la época de las relaciones entre paramilitares y militares para acabar con las Farc. Esta vez era contra el ELN.

Relación con González del Río

Cabe recordar que el pasado lunes, 15 de febrero, el coronel (r) Robinson González del Río fue enviado a prisión en el proceso que se le adelanta en su contra por tener vínculos con la banda narcotraficante de La Cordillera Sur, que comandaba Juan Larrison Castro Estupiñán, alias Matamba, en el departamento del Nariño.

El oficial, recordado por ser el máximo reclutador de falsos positivos, habría sido el encargado de ejecutar acciones dentro de la organización criminal, como el entrenamiento de armas y labores informativas.

En una de las conversaciones interceptadas se escucha:

González del Río: mi viejo, hay problemas. La mercancía la retuvieron en Cali. Eso se había enviado en un carro, pero al man en Cali lo cogieron ahora. Están en el puente del río, ahí lo retuvieron.

Matamba: ¿cómo así? Si usted me dijo que eso ya estaba en Pasto.

Noticias Caracol publicó imágenes de consignaciones bancarias que evidenciarían cómo González del Río recibía pagos por, desde su posición, apoyar a la estructura criminal. Además, hablan sobre pagos para otros militares.

González del Río: amigo, qué pena joderlo, usted tiene que me apoye con unos cinco millones de pesos, mientras cuadro caja a fin de mes.

Matamba: amigo, esto esta pésimo, tenía una plata y me salió 10.000 y los compré.

González del Río: amigo, así sea con unos tres. Si puede ponerme algo, le recomiendo a la cuenta.