nación

Bonnie, el ciclón tropical que pone en riesgo el Caribe colombiano

El fenómeno natural avanza con velocidad por el océano Atlántico.


El Ideam, entidad encargada de monitorear constantemente el clima en conjunto con otras instancias del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, informó sobre una fuerte onda tropical que se mantiene como un potencial ciclón tropical de categoría dos. Las probabilidades de formación de este fenómeno dentro de las próximas horas son de 80 %, poniendo en riesgo el norte de Colombia.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC) fue el encargado de reportar el pasado lunes 27 de junio sobre Bonnie, un ciclón que impactaría con Venezuela, el Caribe y parte de las regiones colombianas. Las autoridades del país se pusieron al tanto de la situación, asegurando que la fuerza de los vientos alcanzaría casi la de una tormenta tropical con intensidad mayor a 63 km/h.

Con el paso de este fenómeno natural, el Ideam señaló que el incremento de lluvias en la parte nororiental del Caribe colombiano sería mayor, por lo que era recomendable tomar precauciones correspondientes para evitar tragedias. El país tendrá que enfrentar tormentas eléctricas, rachas de vientos en sectores del mar Caribe y en áreas como la Sierra Nevada de Santa Marta, Magdalena y La Guajira.

Agatha se intensifica y se convierte en huracán de categoría 1 (imagen de referencia)
Agatha se intensifica y se convierte en huracán de categoría 1 (imagen de referencia) - Foto: Getty Images / Mike Hill

Las autoridades y expertos en el tema indicaron que las lluvias torrenciales y los fuertes climas se verían a partir de la mitad de la siguiente semana, proyectando a Bolívar, Atlántico, Cesar, la Sierra Nevada y Magdalena como las zonas más afectadas por el impacto de este fenómeno climático.

Por el momento se desconoce cómo será la evolución de esta tormenta tropical, la cual sería llamada Bonnie en caso de impulsarse y convertirse en un peligroso huracán. En las próximas horas sería decisivo el progreso por aquella zona del Caribe, teniendo en cuenta el desplazamiento que tiene.

La preocupación de las principales instituciones ambientales es que se calcula que hacía el viernes 1 de julio, este ciclón tome la suficiente fuerza para transformarse en un huracán sobre el occidente del mar Caribe, causando un incremento de oleaje y viento en zonas donde está ubicado Providencia, Santa Catalina, el archipiélago de San Andrés y los cayos.

Según se ha dado a conocer, los huracanes ocurren cuando el aire húmedo y cálido se enfría y forma un grupo de nubes. El aire comienza a girar y se va alimentando potencialmente del calor que genera el océano, por lo que se impulsa con la fuerza del viento.

Se trata de un proceso natural que libera toda la energía del agua y pasa a convertirse en grandes remolinos de aire que van aumentando considerablemente cuando absorben más energía en el desplazamiento que realizan.

El tiempo que demoraría en transformarse en un huracán

De acuerdo con lo mencionado por el Ideam, la probabilidad, según los pronósticos, de que esta tormenta se convierta en un huracán dependerá del comportamiento que tenga entre el próximo jueves y viernes.

La entidad ha manifestado el desconcierto e incertidumbre que existe con este fenómeno, ya que todo estará ligado a la interacción que tenga con el sistema una vez alcance el suroeste del mar Caribe, donde habrían olas hasta de casi tres metros de altura.

¿Cómo afectará la tormenta a esta zona de Colombia?

Según lo revelado por las autoridades y especialistas en el tema, las condiciones favorecen al potencial ciclón categoría dos para que avance hacia la categoría de tormenta tropical, llegando a las costas de Venezuela. El jueves podría llegar al territorio colombiano, especialmente a La Guajira o las cercanías con este departamento.

Tormentas eléctricas y fuertes lluvias se darán en lugares como Córdoba, Chocó, Antioquia, Santanderes, Arauca, Sucre y parte del sur de Bolívar. El Atlántico vivirá otra situación, donde los vendavales serían protagonistas de algunas afectaciones en el clima.

El Ideam alertó sobre posibles daños a estructuras, inundaciones y deslizamientos de tierra en distintas zonas del país.

¿Qué sucederá con San Andrés por el ciclón tropical?

San Andrés se convirtió en la zona más afectada por el pasado huracán Iota, por lo que la preocupación de un nuevo fenómeno natural aumentó considerablemente en las últimas horas.

Andrés Díaz, director del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe, afirmó que San Andrés, de acuerdo al último pronóstico, tomará las precauciones con las restricciones y seguimientos constantes. No obstante, se tiene previsto que no se alcance la categoría de huracán, pero sí de tormenta tropical fuerte.

La información brindada detalla que este fenómeno natural tendría una duración de cinco días en el mar Caribe, acompañado de lluvias intensas y ráfagas de viento.