bogotá

Camionero pretendía ingresar más de media tonelada de marihuana a Bogotá

El cargamento ilegal viajó sin ser detectado desde el departamento del Cauca, según la Policía.


En las últimas horas, la Policía Antinarcóticos ubicó un camión cargado con más de media tonelada de marihuana, que venía desde el departamento del Cauca. La investigación arrojó como resultado que los narcotraficantes pretendían ingresar la sustancia ilegal por el vecino municipio de Soacha hasta las localidades de Santa Fe, Fontibón y Suba.

“Las autoridades intensificaron los puestos de control para dar con la ubicación del automotor, por más de 4 días los resultados eran infructuosos, al parecer, el piloto del camión se desplazaba en horas de la noche y la madrugada para evitar los retenes de la Policía”, (sic) indicaron los investigadores de la Policía.

Dentro de la información que lograron obtener las autoridades, encontraron que los propietarios de la marihuana serían las disidencias de las Farc, la estructura Dagoberto Ramos.

“A primera luz del día, un grupo de uniformados estableció controles esporádicos sobre la vía. Muy cerca de Bogotá, observan el camión de color blanco y con carpa negra, e inmediatamente es obligado a disminuir la velocidad para su registro. Fue evidente el nerviosismo del conductor y por este motivo los policías insistieron en la búsqueda varios minutos logrando descubrir el alucinógeno”, explicó la autoridad.

Agregó la Policía que “una superficie de madera cubría el piso de la carrocería y al romperla se pudieron observar los paquetes con la sustancia verde con apariencia vegetal”.

Después de extraer los paquetes, que sumaron 587 kilos, se practicó la prueba para determinar con precisión el contenido, arrojando resultado para marihuana. De acuerdo con las autoridades, la sustancia alucinógena entraría a los centros de distribución, “ollas”, en tres localidades de Bogotá.

La incautación de la droga se da en el marco de la operación Esmeralda, con la que busca la Policía atacar el microtráfico en diferentes regiones del país.

Otro resultado de la Policía

En otro operativo de la Policía Antinarcóticos en la zona de carga del aeropuerto José María Córdoba en el departamento de Antioquia, se logró descubrir una nueva modalidad para ocultar alucinógenos.

En muebles de madera que habían sido fabricados muy cerca de la capital antioqueña, “Los Ebanistas” como se le conoce por parte de los investigadores que llevan el caso contra esta organización, fabricaron unos cabeceros para camas dobles tipo King y dentro de las mismas habían ocultado más de 11 kilos de marihuana.

“El alucinógeno había sido incrustado durante el proceso de fabricación y era camuflado con falsas tablas; de esta manera, y aprovechando el fuerte olor que se desprende del pegante despistaban los controles de los caninos que apoyan las inspecciones en las terminales aéreas del país”, indicó la Policía.

Sin embargo, Santana, una pastor belga malinois de 5 años de edad, experta en ubicación de alucinógenos y alcaloides, logró detectar el alucinógeno que se encontraba ocultó dentro de la madera. “Santana cuando se sentó junto al juego de alcoba, los uniformados inicialmente mediante el método de intrusión en donde insertan una broca, pudieron ver que la madera tenía una cavidad, revisando las guías corroboraron que estos muebles proceden de una fábrica con una nomenclatura o dirección inexistente”, manifestó la Policía.

Ahora la investigación de las autoridades busca determinar quiénes son los dueños de este cargamento, que pretendía burlar los controles en el aeropuerto antioqueño para poder mover el cargamento de marihuana. Para ello los investigadores realizan trabajos de análisis para poder saber desde qué fábrica salió la droga y determinar cuál es la estructura que buscaba engañar los puestos de control que tienen las autoridades en la terminal aérea.