política

Daniel Quintero y Gustavo Petro: la historia de una llave política más viva que nunca

El alcalde de Medellín ha dejado en claro que está respaldando al candidato del Pacto Histórico.


Daniel Quintero, alcalde de Medellín, no deja de causar polémica con sus indirectas acerca de la elección presidencial. En la noche del lunes, publicó un video en Twitter que muchos califican como la oficialización de su apoyo a Gustavo Petro.

“¿Quién me sigue? #ElCambioEnPrimera”, trinó Quintero, metiendo el primer cambio de la caja manual.

Esto se suma a la confesión de Isabel Zuleta, senadora electa del Pacto Histórico, quien aseguró que Quintero forma parte de la convergencia política.

“En esta administración, en la actual gobernación y la actual Alcaldía de Medellín también se han hecho desalojos. Nosotros, así el señor alcalde esté haciendo parte del Pacto Histórico o esté apoyando, lo hemos denunciado. Cada vez que ha sucedido un desalojo, nuestras redes lo han denunciado”, dijo Zuleta, en una sala de Space de Twitter.

En medio de un caso de presunta participación indebida en política, se sabe que la relación entre Quintero y Gustavo Petro no es nueva. Con el último video, hay más indicios de esta alianza política, basada en el intercambio de apoyos. La llave Petro-Quintero está más viva que nunca.

Quintero ha apoyado a Petro desde sus épocas de activismo político, cuando lideraba el llamado Partido del Tomate. Ahí defendió al entonces alcalde de Bogotá del proceso de destitución en su contra, ordenado por la Procuraduría de Alejandro Ordóñez.

Quintero fue viceministro de las TIC de Juan Manuel Santos de 2016 hasta 2017, cuando renunció a su cargo para acompañar a Humberto de la Calle en su apuesta presidencial. Esta no prosperó y automáticamente aterrizó en la campaña de Petro.

“Para muchos Petro no fue nuestra primera ni segunda opción. Sin embargo, siempre supimos que en segunda vuelta nuestro deber era la unidad. Volver atrás no es una alternativa”, trinó Quintero, en 2018.

En 2019, Quintero decidió lanzarse a la Alcaldía de Medellín con el ímpetu de su participación en la campaña de Petro. Petro tenía un candidato bajo la Colombia Humana, pero su votación fue ínfima porque sus aliados se fueron con el exviceministro.

Después de un año en el poder, iniciando formalmente la campaña presidencial, un grupo de ciudadanos puso en marcha un proceso de revocatoria contra Quintero. Tal como cuando él era mandatario en Bogotá, Petro le devolvió el favor a quien lo defendía cuando pasó por lo mismo en 2013.

“Suplantar firmas para buscar la revocatoria de un alcalde es un delito contra el sufragio popular. Se trata de un fraude electoral. ¿Será que la Fiscalía se atreve a investigar la recolección de firmas para la revocatoria del alcalde de Medellín?”, dijo Petro, en uno de los trinos en defensa al alcalde, con referencia a las acusaciones que se les hizo a los promotores.

En esa misma dinámica, cada día que pasa es más clara la preferencia de Quintero en términos de los candidatos presidenciales.

Hasta el momento, ya son seis funcionarios de Daniel Quintero quienes saltaron de su administración a la campaña de Petro. En total, son cinco exsecretarios y la directora ejecutiva de la Agencia de Cooperación e Inversión.

Frente a la salida de Juliana Colorado, Carlos Mario Mejía y Eleonora Betancur, el alcalde los despidió con aplausos porque “ahora se van a construir un mejor país”.

Finalmente, se conoce de primera mano la intención de voto de Diana Osorio, esposa de Daniel Quintero.

“En mi casa, si el perrito pudiera votar y la gatica también, mejor dicho, todos vamos a votar por Gustavo Petro presidente y Francia Márquez vicepresidenta”, dijo ella, en entrevista con SEMANA.

Después del video del “cambio en primera vuelta”, se conoció que la Procuraduría inició una investigación preliminar contra Quintero por presunta participación en política.

El alcalde Quintero, quien según su esposa tendría planes de aspirar a la Presidencia en 2026, está en problemas por su apoyo a Petro. A pesar de no mencionarlo con nombre propio, sus mensajes son claros.