bogotá

Distrito inició la recuperación y limpieza del Parque Nacional tras la salida de los indígenas emberá

Los últimos 792 indígenas de la comunidad emberá que ocupaban el Parque Nacional se trasladaron de manera voluntaria a un lugar de paso.


En las últimas horas, la Secretaría Distrital de Gobierno anunció que después de 8 meses de estar asentados en el Parque Nacional, las comunidades indígenas abandonaron por completo el lugar y la Alcaldía inició de inmediato su intervención para recuperarlo.

“Hoy, 12 de mayo, fue trasladada toda la población indígena del Parque Nacional. Daremos todo el acompañamiento para el retorno y nos centraremos en su inclusión social y económica. Cumpliremos lo acordado en el diálogo. Hoy mismo inician las labores de mantenimiento del parque”, aseguró el secretario de Gobierno, Felipe Jiménez en su cuenta de Twitter.

Así las cosas, este viernes a primera hora del día, las autoridades distritales hicieron presencia en el Parque Nacional para adelantar su recuperación. Escombros, cambuches, basuras es por el momento el panorama que se observa en este emblemático lugar de la capital del país.

Operadores del servicio de aseo adelantan la recolección de escombros en el Parque Nacional.
Operadores del servicio de aseo adelantan la recolección de escombros en el Parque Nacional. - Foto: Uaesp

“Desde anoche iniciaron las labores de limpieza en el Parque Nacional. Una vez terminen inician el mantenimiento de la cobertura vegetal del parque”, precisó el secretario Jiménez.

De acuerdo con la Secretaría de Gobierno, “los últimos 792 indígenas de la comunidad emberá que ocupaban el Parque Nacional se trasladaron de manera voluntaria a un lugar de paso, con mejores condiciones para estas familias”.

Escombros, cambuches derrumbados, basura, palos es el panorama que se observa en el Parque Nacional.
Escombros, cambuches derrumbados, basura, palos es el panorama que se observa en el Parque Nacional. - Foto: Uaesp

“A esta hora, los operarios de aseo continúan trabajando para dejarlo completamente limpio , y adelantan labores de recolección de residuos voluminosos, y limpieza de zonas verdes y duras, para que los ciudadanos puedan disfrutar nuevamente del Parque Nacional”, informó la Uaesp en su cuenta de Twitter.

“Con el apoyo de Enel Colombia también realizamos la verificación del estado del alumbrado público en el parque, y avanzamos en la reparación de luminarias afectadas, para garantizar su correcto funcionamiento y aportar a la seguridad en esta zona”, añadió la entidad.

La alcaldesa Claudia López también se refirió a la salida de los indígenas del Parque Nacional. “Anoche fueron trasladados la totalidad de las comunidades emberás a un albergue temporal. La Unidad Nacional para las Víctimas hará su retorno definitivo y seguro a sus resguardos en 2 semanas. La Alcaldía de Bogotá inicia hoy la recuperación del Parque Nacional. Gracias a todos por hacer parte de este acuerdo”, precisó la mandataria.

Varios cambuches que permanecían en pie han sido derrumbados en el Parque Nacional.
Varios cambuches que permanecían en pie han sido derrumbados en el Parque Nacional. - Foto: Uaesp

“Cueste lo que cueste vamos a hacer una pronta recuperación del Parque Nacional. Primero es la limpieza y recolección de escombros, luego lavado y desinfección, posteriormente la Secretaría de Salud hará operación de vectores y salud pública y para finalizar todo el equipo institucional del Distrito, liderado por la Secretaría de Ambiente, el Jardín Botánico y el Idiger, se hará la recuperación del material vegetal y zonas verdes”, enfatizó el secretario Jiménez.

El acuerdo entre la Alcaldía, el Gobierno nacional y los líderes indígenas para abandonar el Parque Nacional se dio el pasado viernes 6 de mayo. Después de ello, el sábado salieron del parque un total de 230 indígenas, el domingo lo hicieron otros 245, el lunes salieron 108 y en las últimas horas los 792 indígenas restantes.

La mayoría de personas han sido trasladadas a casas de apoyo elegidas por los mismos indígenas en varias localidades de Bogotá. Allí estarán temporalmente mientras la Unidad Nacional de Víctimas los traslada a sus territorios, según el acuerdo firmado la semana pasada.

El acuerdo entre el Distrito y los indígenas

Luego de varios días de negociación, el Gobierno Distrital, el Ministerio del Interior y la Unidad para las Víctimas ―con la mediación de la Comisión de la Verdad y el acompañamiento de la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría General de la Nación y la Personería de Bogotá― lograron un acuerdo con las comunidades indígenas que estaban asentadas en el Parque Nacional desde el 29 de septiembre de 2021, para que fueran trasladadas a albergues temporales.

“Gracias a la comisionada de la Comisión de la Verdad, Patricia Tobón, y al defensor para la Conflictividad, Jorge Calero, pudimos avanzar en un diálogo fructífero y exitoso con los indígenas que se encontraban en el Parque Nacional. También agradezco a los indígenas y a quienes ofrecieron acompañamiento para sacar adelante este acuerdo”, dijo en días pasados Felipe Jiménez, secretario Distrital de Gobierno.

Las familias indígenas se trasladarán a la Unidad de Protección Integral (UPI) La Florida, en Engativá. Allí, el Distrito les asegurará alimentación, servicios de salud, educación y atención a la primera infancia. También se abrirán espacios para la comercialización de sus productos.

El acuerdo logrado incluye un plan de choque para la reivindicación de los derechos de las comunidades indígenas a través de acciones afirmativas —su participación integral en la política pública indígena que el Distrito iniciará en los próximos días— y la apertura de más espacios para su participación.

Jairo Montañez, coordinador de las autoridades indígenas, dijo: “Tenemos fe en que los acuerdos firmados con el Gobierno nacional y Distrital se cumplan. No solo beneficia a los 15 pueblos indígenas, sino a toda una ciudadanía”.

Adicionalmente, se acordó que el Ministerio del Interior y la Unidad para la Atención y Reparación Integral de Víctimas (AURIV) se encargarán de garantizar el regreso a sus territorios de origen de manera segura y digna, y allí se les dará apoyo económico para financiar proyectos productivos y alternativas de vivienda acordes con sus prácticas socioculturales.

Con las familias que decidan quedarse en Bogotá, se acordó que tendrán apoyo para su reorganización y acompañamiento psicosocial, con el fin de restablecer sus condiciones sociales y económicas.

A su turno, el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, celebró el acuerdo al considerar que con diálogo se construyen importantes consensos. “Destaco la voluntad que expresaron las 15 comunidades para llegar a este acuerdo. Destaco la decisión de la Alcaldía Mayor de crear la Dirección de Asuntos Étnicos, ya que con ello se defienden los derechos de los indígenas”, aseguró.

Por último, se acordó que se realizarán mesas de trabajo para hacer seguimiento al cumplimiento de los puntos acordados entre las partes.