Tendencias

Home

Nación

Artículo

La Secretaría de Desarrollo Económico, en cabeza del secretario Alfredo Bateman, lanzó el programa Bogotá Corazón Productivo.
La Secretaría de Desarrollo Económico, en cabeza del secretario Alfredo Bateman, lanzó el programa Bogotá Corazón Productivo. - Foto: Secretaría de Desarrollo Económico

bogotá

Distrito lanzó el programa Bogotá Corazón Productivo; habrá ferias y vitrinas virtuales para favorecer a las MiPymes

Se identificaron 5 zonas productivas: El Restrepo, La Alquería- Venecia, Doce de octubre, 7 de agosto y San Felipe.

Este martes 27 de septiembre, la Alcaldía Mayor de Bogotá, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, puso en marcha oficialmente el programa Bogotá Corazón Productivo, con el que se fortalecerá a 5 corazones productivos de la ciudad.

De acuerdo con la Secretaría, en Bogotá se han identificado 65 polígonos que con el paso de los años se consolidaron como grandes centros de venta y producción de bienes y servicios especializados, estos son los corazones productivos.

Como lo había anticipado SEMANA anteriormente, en el programa hay tres ejes estratégicos. El primero es un circuito presencial, es decir, la implementación de estrategias comerciales -ferias- de carácter presencial que ayuden a exhibir los productos o servicios de las Mipymes de la capital del país.

Un segundo eje está relacionado con la visibilidad y el posicionamiento comercial, esto busca posicionar las marcas de cada una de las empresas. Y el tercero es el de las vitrinas comerciales, las cuales buscan poner al servicio de la entidad una plataforma que permita hacer un recorrido virtual por toda Bogotá en el cual se detalle la ubicación e información de centenares de Mipymes.

La Secretaría de Desarrollo Económico confirmó que estas acciones de visibilidad, de posicionamiento y el diseño de espacios de comercialización virtuales y físicos se realizarán en 5 zonas priorizadas: El Restrepo (cuero y calzado), La Alquería- Venecia (textiles), 12 de octubre(muebles y madera), 7 de agosto (industrias del movimiento) y San Felipe (industrias culturales y creativas).

La entidad especificó que estas zonas de aglomeración congregan a más de 10.000 empresas, y tienen una distribución del tejido empresarial que va desde microempresas (93,3 %), pequeñas empresas (5,3 %), medianas empresas (2,4 %) hasta grandes empresas (1,7 %). A través de Bogotá Corazón Productivo 2.500 MiPymes accederán a formación en habilidades digitales, gerenciales, financieras y de comercialización con expertos.

Para entender las necesidades y oportunidades en materia de productividad, la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico llevó a cabo una serie de mesas metodológicas con empresarios locales que permitieron definir una ruta de intervención orientada al acceso a nuevos mercados, incremento de ingresos, posicionamiento zonal y oferta de entidades públicas.

“Estas zonas no solo son un centro de actividad económica, sino que son fuente de productividad y de revitalización. Los corazones productivos generan sinergias importantes, pues no solo compiten entre ellos, sino que se potencian y eso hace que la ciudad sea más productiva. Invitó a los empresarios a que se inscriban y participen en nuestro programa”, indicó Alfredo Bateman, secretario de Desarrollo Económico.

¿Cómo funciona Bogotá Corazón Productivo?

● 2.500 empresarios de los 5 corazones productivos priorizados accederán a una fase de fortalecimiento en habilidades digitales, gerenciales, financieras y de comercialización.

● Se diseñará, para cada aglomeración, una vitrina virtual con pasarela de pagos para impulsar el comercio electrónico y el posicionamiento a nivel ciudad.

● Los participantes podrán acceder a ferias comerciales y ruedas de negocio especializadas en cada corazón productivo.

● Se contará con una estrategia de comunicación orientada al posicionamiento de cada zona, de acuerdo con su vocación productiva.

● Desde la estrategia Bogotá Corazón Productivo se orientará la oferta de otras entidades del distrito (movilidad, seguridad, cultura, entre otras).

¿Quiénes pueden participar?

Podrán participar las MiPymes que cumplan los siguientes requisitos:

● Estar ubicada en una de las aglomeraciones priorizadas.

● Pertenecer a los sectores priorizados así: Siete de Agosto (Industria del ciclismo), Doce de Octubre (fabricación de muebles), Restrepo-La Valvanera (cuero, calzado y marroquinería), La Alquería-Venecia (Textiles) o San Felipe (Industrias creativas y culturales).

● Contar con espacio de producción dentro de la aglomeración en el sector priorizado.

Dudas en el contrato

SEMANA reveló en exclusiva que este proceso licitatorio dejó varias dudas sobre la mesa. El contrato en general suma alrededor de 5.000 millones de pesos. Para el desarrollo del eje estratégico de vitrinas virtuales, la Secretaría destinó la mayor parte de los recursos: más de 2.000 millones de pesos.

Lo que llama la atención es que a pesar de que las vitrinas virtuales se tratan de un tema muy ligado a las tecnologías de la información y las comunicaciones, la Secretaría no vinculó al proceso de licitación a la Subdirección de Informática y Sistemas, la cual tiene por obligación, según el decreto de la Alcaldía de Bogotá que modificó la estructura organizacional de la Secretaría, asesorar institucionalmente en los temas relacionados con TIC.

Desde el primer momento, la Subdirección de Informática mostró su desacuerdo ante la Dirección de Competitividad por no participar del proceso y curiosamente, según conoció SEMANA, una vez pasada la ley de garantías, el secretario, Alfredo Bateman, decidió declarar insubsistente al entonces subdirector.

El secretario Bateman le aseguró a SEMANA en su momento que, desde el inicio del proceso de construcción de la invitación a cotizar y elaboración de los requerimientos, se vinculó a la Subdirección de Informática y que incluso en una reunión presencial, el 19 de abril de 2022, se presentó al entonces subdirector, el proyecto de cotización para la Vitrina Comercial Virtual y se le preguntó sobre las necesidades a tener en cuenta desde el área de Sistemas, para estar alineados en cuanto a los requerimientos técnicos que debían acompañar estas solicitudes de invitación a cotizar, así como las especificaciones.

SEMANA buscó al entonces subdirector de Informática, para preguntarle si él formó parte de la reunión, quien negó esto: “Eso no es cierto. Ellos pidieron un concepto de las ingenieras que manejan las páginas web y ellas obviamente contestaron, pero la Subdirección Informática nunca fue vinculada al proceso y la evidencia es que no hay ningún documento firmado por mí, ni por nadie de la Subdirección, de tal manera que yo como subdirector nunca lo avalé”.

Ahora, frente a la razón del por qué declaró insubsistente al subdirector, Bateman afirmó que “es una facultad que tengo como denominador del equipo”. El subdirector de Informática fue el único funcionario al que se le declaró como insubsistente.

De otro lado, en los estudios previos se dejó claro que el interesado debía contar previamente con la plataforma o el ecosistema digital para las vitrinas virtuales y no se iban a aceptar ofertas que contemplaran el desarrollo desde cero de dicha plataforma. El contrato fue adjudicado el pasado 12 de agosto a Quinta Generación SAS con domicilio en Medellín. Su objeto social es el de organización de congresos, simposios, seminarios, eventos sociales, ferias y festivales.

Según la documentación que reposa en el Secop II, si bien la firma ganadora ha realizado varios eventos virtuales con entidades públicas, en especial, en medio de la pandemia, no hay claridad sobre la creación de plataformas para hacer recorridos virtuales como lo pretende la Secretaría y que era un requisito indispensable, según los estudios previos.

Al respecto, el secretario Bateman se defendió e indicó que “como tal, no se estableció que el operador debe contar con una plataforma propia, pues lo que se requiere es que ponga a disposición de la Secretaría y del programa una plataforma para que en conjunto con la Secretaría realice lo que el programa exige”.

No obstante, los estudios previos son claros y señalaban literalmente lo siguiente: “El interesado debe contar previamente con la plataforma o el ecosistema digital para recorridos virtuales y adecuarla a las necesidades aquí presentadas para prestarle el servicio a la Secretaría: no se aceptarán ofertas que contemplen el desarrollo o construcción desde cero de la plataforma mencionada”.

Estudios previos de la Secretaría Desarrollo Económico.
Estudios previos de la Secretaría Desarrollo Económico. - Foto: Secretaría Desarrollo Económico

SEMANA conoció que la Contraloría de Bogotá, en la auditoría de desempeño a la Secretaría de Desarrollo Económico, revisará este contrato de vitrinas virtuales.

El órgano de control programó una auditoría a la Secretaría entre el 26 de septiembre al 22 de diciembre de este año, en la que se incluirá una revisión a la licitación pública 004-2022 que dio origen a este programa de Bogotá Corazón Productivo y en el que se incluyó las vitrinas virtuales.