Tendencias

Home

Nación

Artículo

Palacio de Nariño
Casa de Nariño
Palacio Presidencial
Presidencia de la República de Colombia
Bogota agosto 18 del 2022
Foto Guillermo Torres Reina / Semana
Palacio de Nariño tendría televisores de $ 27 millones. - Foto: Guillermo Torres /Semana

nación

Esta es la empresa a la que el Gobierno Petro le compró un televisor por 27 millones de pesos

Afirman que en la sede de la localidad de Suba, en Bogotá, solo trabajan dos personas.

En los últimos días, se conocieron las nuevas adquisiciones hechas en el Ejecutivo “por solicitud de los jefes de cada casa (presidencia y vice)”, según lo afirmó Mauricio Lizcano, el director del Departamento Administrativo de la Presidencia (Dapre).

Lo que a muchos colombianos les causó indignación, fue sin duda los altos costos de los implementos, pues entre ellos estaba un televisor Samsung de 85 pulgadas, por un valor de 27.499.900 pesos. Así mismo, otro televisor Samsung de 70 pulgadas, por 10.867.000 pesos; una licuadora digital de diez velocidades, por 1.846.000 pesos; una cubierta de vitrocerámica eléctrica Le Cuisine, por 7.338.400 pesos; y dos cubiertas de vitrocerámica inducción Le Cuisine, por 34.815.000 pesos. Todos los objetos suman 93.084.400 pesos.

Ante esto, es posible encontrar que el proveedor seleccionado fue Polyflex, una firma con sede en Bogotá, específicamente en la calle 146 F con carrera 78, es decir, en la localidad de Suba, en una zona residencial y el cual no tiene letrero o algún tipo de aviso, más que un timbre con el nombre de la empresa, según reveló el programa Alerta Bogotá de RCN.

De igual manera, Blu Radio, informó que las directivas de dicha empresa manifestaron “que no son una fachada” y que en la capital del país, únicamente laboran “dos personas encargadas de todo el tema legal para la contratación”, sin embargo, según aclaró la compañía, sus instalaciones principales y “la fábrica funciona en el municipio de Dosquebradas”, en el departamento de Risaralda.

Asimismo, revelaron que la empresa fue fundada en el año 1995 como punto de fábrica de colchones, mas, aseguraron que con el paso del tiempo ha ido “creciendo su línea de negocios” sumándose diferentes implementos, incluyendo “insumos de ferretería, menaje y lencería”, como lo que compró la presidencia de la República.

De igual manera, respecto al famoso televisor de $ 27 millones dijeron que “se deben revisar las fichas técnicas, porque el aparato tiene unas especificaciones que lo hacen de última tecnología”, conforme publicó dicha radio.

Para finalizar, expresaron que durante la venta que le hicieron al ejecutivo colombiano, “no obtuvieron ninguna ganancia exagerada”. Mientras que mencionaron que llevan, con este 2022, 10 años contratando con el Estado, y que, como dijo Lizcano, el proceso se hizo de manera transparente mediante el programa ‘Colombia Compra Eficiente’, en el cual licitan varias empresas y se elige ‘la mejor oferta’, según consideren.

Vale la pena decir que la fecha de orden de esa compra, por 93.084.400 pesos, es del pasado 26 de septiembre y su justificación dice: “Contratar la adquisición para reposición y dotación de electrodomésticos de hogar para las Casas Privadas del Señor Presidente y Señora Vicepresidente de la República del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República”.

Así mismo, hay una segunda compra, con el número 96479, con lencería de hogar para la Casa de Nariño y la Casa de Huéspedes de Cartagena, por un valor de 79.999.800. Dicha compra incluye dos plumones de ganso por 8.159.800 pesos, cuatro Duvet de 500 hilos por 11.560.000 pesos, ocho duvet king tela 300 hilos por 15.200.000 pesos, y cuatro juegos de cama de tela de 500 hilos, por 8.440.000 pesos, entre otros.

Ambas compras, por un total de 173.084.200 pesos, se conocen en momentos en que el Gobierno ha dicho que quiere enviar mensajes de austeridad en el gasto.

El hecho fue criticado por diversos sectores como Cambio Radical y el representante a la Cámara, Miguel Polo Polo, quienes reclamaron que hagan honor a su lema de “austeridad”, ya que esas millonarias compras nada tienen que ver con ello.