nación

“Entregar la soberanía energética a un régimen como el de Venezuela es errático”: presidente Duque

El jefe de Estado fue crítico sobre la idea de instalar dependencia gasífera con Venezuela.


El presidente de la República, Iván Duque, hizo una profunda crítica sobre la idea de instalar una dependencia gasífera con Venezuela, al recordar que en ese país existe un régimen al cual no se puede confiar ese tipo de herramientas energéticas vitales.

En ese orden de ideas, el saliente jefe de Estado puso de ejemplo la situación que se está presentando a raíz de la invasión a sangre y fuego de Rusia contra Ucrania, en la cual se está presentando una presión por el gas en donde varios expertos están advirtiendo sobre un chantaje por el suministro para Europa.

“Hoy Colombia ha hecho inversiones costa afuera en asocio con empresas exitosas de otros países. Las ideas de volver a instalar dependencia gasífera con Venezuela son totalmente erráticas”, sostuvo Duque.

También dijo en su discurso: “Y son erráticas porque estamos viendo lo que está ocurriendo en Europa. Uno no puede darle el control de la soberanía energética a un régimen autoritario dictatorial”.

“Que en cualquier momento por una decisión de ventolera o irracional puede suspender ese suministro de gas. La soberanía energética de Colombia hace parte de ese mensaje de la inversión extranjera directa y eso es lo que hoy a traído capitales en grandes cantidades”, anotó el presidente Duque.

- Propuesta polémica de Petro -

Una de las propuestas que más rechazo ha generado de Gustavo Petro ha sido la de suspender los contratos de exploración de hidrocarburos y sustituir los ingresos que vienen de este sector por otros, como el conocimiento, el agro y el turismo, acelerando el paso hacia un modelo de energías limpias. Sin embargo, si bien hay un consenso en la estrategia de adelantar un proceso de transición energética, la velocidad con que se haga es fundamental, al igual que el desarrollo de otros sectores que reemplacen los ingresos provenientes de la industria fósil. Aunque Petro intentó en las últimas semanas bajar el tono y hablar de un período de largo plazo, la polémica se mantiene.

En ese sentido, la Asociación Colombiana de Petróleo y Gas (ACP), si se avanza en esta iniciativa, en cinco años la producción caería 47 %, en el caso del petróleo, y 27 % en gas, con una pérdida anticipada en la autosuficiencia energética, que llevaría a importar gas a partir de 2026 y petróleo desde 2028.

- Europa en problemas por el gas -

Recientemente, las autoridades alemanas dieron a conocer una importante decisión en medio de la situación que se vive en Europa por cuenta de la guerra en Ucrania, y lo que ello ha representado en materia de relaciones políticas y económicas con Rusia.

En esa ocasión, la decisión anunciada por el Gobierno alemán va orientada a responder a la creciente preocupación por el eventual desabastecimiento de energía, como resultado de las medidas adoptadas por Rusia en respuesta a las medidas en represión por la invasión a Ucrania, y que se traducen en la reducción del suministro de gas.

A renglón seguido, Alemania dio a conocer que recurrirá a una medida de emergencia, referente al uso de carbón, para suplir el vacío dejado por el gas, una decisión que despierta preocupación, pero que el Gobierno alemán ha explicado como “necesaria”.

La determinación fue dada a conocer por el Ministerio de Economía de Alemania a través de un comunicado, en el que explicó que “para reducir el consumo de gas, se tiene que usar menos gas para producir electricidad. En su lugar, se deberán utilizar más las centrales de carbón”.

La iniciativa extraordinaria adoptada por Alemania se conoce luego de que, en lo corrido de la presente semana, se supiera de un anuncio por parte de la empresa energética rusa, Gazprom, en el que informaba sobre la reducción de entregas de gas, limitando la operación del gasoducto de Nord Stream.

Sin embargo, y luego del anuncio de las autoridades alemanas, se ha suscitado una ola de preocupación, referida a que la medida a la que se recurrirá para evitar el desabastecimiento energético representa un ‘timonazo’ en la senda que venía adelantando el país en materia de combate de cambio climático, más aún cuando el compromiso de ese país es llegar al uso cero de carbón para 2030.