judicial

Envían a la cárcel a joven que asesinó a un estudiante en la puerta de un colegio en Suba

Las pruebas señalaron que Javier Alexis Hinestrosa le propinó de manera injustificada varias puñaladas al menor de edad.


Por considerar que representa un peligro para la sociedad y que puede fugarse, la jueza 79 de Control de Garantías de Bogotá ordenó enviar a la cárcel a Javier Alexis Hinestrosa Medina, señalado de haber asesinado a un estudiante, menor de edad, frente a un colegio en la localidad de Suba, noroccidente de la capital de la República. La Fiscalía aseguró que el joven, oriundo de Venezuela, asesinó al estudiante e intentó huir luego de cometer el crimen; sin embargo, la comunidad lo detuvo y casi lo linchan.

En el análisis del caso, la funcionaria judicial señaló que Hinestrosa Medina, de manera totalmente injustificada, atacó con sevicia al estudiante que acababa de salir de la entrega de notas del colegio. “No hay un motivo por ese acto desproporcionado”, señaló la jueza al manifestar que el ahora procesado atacó directamente al corazón de la víctima, con el único fin de causarle el mayor daño posible.

El hecho de atentar contra el derecho a la vida de esa forma, en lo que parece ser un acto de intolerancia, revela una ausencia de todos los valores y demuestra que puede seguir atacando a la gente por diferentes factores.

Con este actuar, analizó la jueza, el procesado representa un verdadero riesgo y peligro para la sociedad, puesto que nada evita que vuelva a cometer un acto similar contra otra persona “si la mira mal o alguien le dice que la ataque”.

Igualmente, se llegó a la conclusión de que el procesado no cuenta con ningún tipo de arraigo en la ciudad de Bogotá. El hecho que sea un migrante venezolano y que su situación actual no esté regulada demuestra que existe una gran probabilidad de que no asista al proceso.

Debido a esto, la jueza consideró que la medida de aseguramiento en centro carcelario solicitada por la Fiscalía General se hace necesaria.

Lo atacó con un cuchillo

En la narración de los hechos, la Fiscalía General señaló que la víctima se encontraba a las puertas de su colegio en la localidad de Suba. Los padres de familia esperaban la entrega de boletines. El presunto asesino llegó al sitio y luego de una discusión con el menor, lo atacó de manera despiadada con un cuchillo hasta causarle la muerte.

El supuesto agresor huyó del lugar una vez ocurrieron los hechos, pero la comunidad, por voces de auxilio, logró detenerlo en un establecimiento comercial. La Policía fue informada del crimen y de cómo el presunto responsable fue detenido por los ciudadanos que estaban por lincharlo.

Los uniformados llegaron al sitio y lograron identificar al presunto asesino, además de evitar que la comunidad lo golpeara. Tras verificar la situación y hacer las requisas correspondientes, los policías encontraron en los bolsillos de Javier Alexis un cuchillo impregnado de sangre. De manera inmediata lo capturaron.

Posteriormente, fue presentado ante la Fiscalía con las evidencias de la captura, además de las declaraciones de decenas de personas que aseguraron ver cómo el ahora imputado fue el responsable directo de atacar al estudiante frente al colegio, a plena luz del día y con la frialdad de un experimentado asesino.

La Fiscalía también escuchó en declaración a otros menores de edad que estaban junto al asesino y la víctima. Los mismos observaron de qué manera este lo atacó con un cuchillo solo por una discusión o problema que, aparentemente, tenían con anterioridad. El conflicto se materializó frente al plantel educativo.

Con la evidencia y el material probatorio recaudado, una fiscal de la seccional de Bogotá presentó ante un juez de Control de Garantías al presunto asesino con el ánimo de imputar cargos por el delito de homicidio agravado. El capturado fue estudiante del mismo colegio y apenas acababa de cumplir la mayoría de edad.

Para la fiscal del caso, la evidencia es concluyente y no hay duda de la responsabilidad que tendría este joven en el asesinato del menor de edad, frente a sus compañeros y de su colegio. Por eso le pidió a la juez imponer una medida de aseguramiento tras considerar que es un peligro para la sociedad.

“Inferir en la presunta participación del imputado en este caso, la Fiscalía cuenta entonces con elementos materiales probatorios suficientes y un informe de investigador de campo en el que se deja constancia de los detalles del crimen y de cómo en vía pública se presenta el deceso del menor plenamente identificado”, dijo la Fiscalía.

La solicitud de la fiscal a cargo del proceso fue acompañada por la Procuraduría al advertir que las evidencias demostrarían la presunta responsabilidad de Javier Alexis en el asesinato del menor de edad y, por tanto, es necesaria y oportuna la medida de aseguramiento en un centro de reclusión.

“Debemos ver que el imputado podría no comparecer al proceso, pues no tiene arraigo social, laboral ni familiar, de ahí que la privación efectiva en un centro carcelario es necesaria. La ley expresa la prohibición legal que existe, ya que la víctima es menor de edad. Hay una alta probabilidad de que el imputado cruce la frontera legal o ilegalmente”, dijo el procurador.