Home

Nación

Artículo

Álvaro Uribe Vélez Expresidente, investigado.
Álvaro Uribe Vélez Expresidente, investigado. - Foto: león darío peláez-semana

judicial

Estas son las razones de la Fiscalía para argumentar que no hay una sola prueba contra Álvaro Uribe y la investigación debe precluir

La Fiscalía concluyó dos semanas de intervenciones en la solicitud de preclusión del proceso contra el expresidente Álvaro Uribe. La conclusión: no hay pruebas o testigos que enreden al exmandatario.

Por segunda ocasión, la Fiscalía les dice a las jueces que no tiene cómo llevar a juicio al expresidente Álvaro Uribe por los delitos que en la Corte Suprema de Justicia lo confinaron en casa por cárcel. El fiscal del caso le dijo a la jueza que no hay un testigo o prueba que incrimine al exmandatario, por tanto, considera que la preclusión es el único camino.

La solicitud de preclusión de la Fiscalía se construyó sobre siete hechos que sustentó el fiscal Javier Cárdenas, el funcionario que asumió el caso luego de la negativa de otra jueza a la petición de su colega, el fiscal Gabriel Jaimes. En este nuevo intento, expuso con pausa y detalle su interpretación para decir que la tesis de los magistrados de la Corte Suprema no resultó tan clara.

Entre los argumentos jurídicos, el fiscal Cárdenas insistió en que de las denuncias del senador Iván Cepeda y las declaraciones de criminales como Juan Guillermo Monsalve y otros, no se pueden atribuir delitos al expresidente Uribe. En palabras más técnicas: hay atipicidad de la conducta, lo que lleva a concluir que si hubo una actividad delictiva, no fue cometida por el exmandatario.

Iván cepedaSenador, víctima en el proceso.
Iván Cepeda, senador, víctima en el proceso. - Foto: guillermo torres-semana

“En estas condiciones verificadas en cada evento resultó imposible jurídicamente demostrar que Uribe Vélez fue determinador de algún comportamiento ilegal o, siquiera, irregular, pues siempre instruyó al doctor Cadena para que los testigos dijeran la verdad, y no ante el doctor Cadena o en memoriales, sino ante la Corte Suprema de Justicia bajo la gravedad del juramento”, dijo el fiscal Cárdenas al cierre de la audiencia de preclusión.

diego cadena Abogado, acusado de soborno a testigos.
Diego cadena, Abogado, acusado de soborno a testigos. - Foto: oublicaciones semana

La Fiscalía se extendió en las actividades de investigación de cara a desbaratar la hipótesis que a los magistrados de la Corte Suprema les pareció suficiente para imponer la medida de aseguramiento en contra de Uribe. El repaso del fiscal lo llevó por una ruta diferente, la misma que recorrió su antecesor cuando solicitó la primera preclusión.

En esta nueva etapa, el fiscal Cárdenas presentó la lista de testigos, declaraciones, interceptaciones y videos que ayudaron a sustentar su petición. Le dijo a la jueza que luego de hacer un periplo por el caso no queda otro camino que la preclusión y que la Fiscalía no presentará un escrito de acusación en contra del expresidente, justo lo contrario de lo que piden las víctimas.

“Es decir, señora juez, se agotaron los medios de conocimiento los cuales llevan a la certeza a la Fiscalía para pedir la preclusión de la investigación en favor del señor Álvaro Uribe Vélez por atipicidad objetiva de las conductas de soborno en actuación penal y fraude procesal”, señaló el fiscal Cárdenas, al solicitar a las víctimas pruebas y “ninguno” aceptó.

- Foto: JAN HAKAN DAHLSTROM

Pero no fue solo la atipicidad de la conducta lo que llevó a la Fiscalía a pedir la preclusión. Al inicio de este segundo intento por sepultar el proceso contra el expresidente Uribe, el fiscal dijo que “la imposibilidad de desvirtuar la presunción de inocencia” también sería probada a lo largo de su intervención.

“En los siete eventos a los cuales me referí ampliamente, no existe un solo testigo directo o indirecto que señale que el senador Álvaro Uribe Vélez les prometió o les indicó cómo declarar o que llevaran documentos que no dijeran la verdad”.

Con el cierre de la intervención del fiscal, ahora serán las víctimas quienes tendrán la posibilidad de insistir a la jueza que no solo mantenga la investigación contra el expresidente, sino que ordene a la Fiscalía presentar el escrito de acusación. El proceso, en esta resucitada etapa, apenas arranca con otro capítulo.