judicial

Francisco Santos arremete contra la JEP por aplazamiento de audiencia en casos de secuestro

Los máximos jefes de las ex-Farc debían comparecer entre 2 y el 8 de junio ante ese organismo de justicia transicional.


El exvicepresidente Francisco Santos Calderón arremetió contra la Justicia Especial para la Paz (JEP) por el aplazamiento de la audiencia que estaba prevista para los días 2, 6 y 8 de junio, contra los exjefes de las Farc por los casos de secuestro.

La Sala de reconocimiento de ese sistema de justicia transicional modificó la fecha ante una solicitud hecha por los excomandantes guerrilleros argumentando razones de seguridad; en consecuencia, la nueva fecha fue fijada para 21, 22 y 23 del presente mes.

“Si fuera víctima de un falso positivo o de los paramilitares, otro sería el cantar. Las víctimas de las Farc, en especial los secuestrados, son víctimas de 2a clase” (sic), escribió en su cuenta de Twitter.

Agregó: “Para la JEP, para la Comisión de la verdad y para todo lo que tiene que ver con el acuerdo”.

Santos Calderón hizo eco de un trino del teniente del Ejército (r) Raimundo Malagón, víctima de secuestro por las Farc y quien fue liberado en la denominada Operación Jaque, junto con la excandidata presidencial Ingrid Betancourt.

El oficial se hizo célebre el día de su rescate cuando pronunció la frase: “He estado encadenado diez años. Soy el teniente Malagón, del glorioso Ejército Nacional de Colombia”, poco antes de subir al helicóptero, donde se dio cuenta, junto con los demás liberados, de que se trataba de un operativo de las autoridades.

En la Operación Jaque, que se realizó el 2 de julio de 2008 en el departamento del Guaviare, en el sur del país, se logró la liberación de 15 secuestrados en poder de las extintas Farc.

“La JEP aplazando audiencias de los crímenes de las Farc. Nosotros, las víctimas, llevamos años esperando la justicia por los crímenes que ahora quieren romantizar. ¿Cuándo respetarán la dignidad de las víctimas que fuimos torturados por años en la selva?”, escribió Malagón.

Entre tanto, la Federación Colombiana Víctimas de las Farc también rechazó el aplazamiento de la audiencia por parte de la JEP, tras advertir que se trata de una decisión política. Esto en momentos en que está prevista la segunda vuelta presidencial para el 19 de junio entre los candidatos Gustavo Petro y Rodolfo Hernández.

“Decisión de la JEP en Caso 01, es política, que señores de Farc no asistan en fechas previstas a las audiencias , es para NO perjudicar su candidato Gustavo Petro. JEP sigue dando señales de apoyo a las Farc y válida la impunidad, que siempre hemos denunciado” (sic), señaló la organización.

El aplazamiento

De acuerdo con la Sala de Reconocimiento de la JEP, “la decisión se tomó frente a una posible amenaza o riesgo de vida de los comparecientes, según información sobreviniente aportada por los exmiembros de las Farc-EP el pasado 31 de mayo”.

La Sala de Reconocimiento le ordenó a la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP (UIA-JEP) realizar un estudio de seguridad y presentar un informe.

Así mismo, señaló que esa dependencia “le informa a la opinión pública que las actividades privadas de justicia restaurativa programadas entre las víctimas y victimarios se mantienen”.

Son más de 52 exintegrantes del grupo armado que fueron citados y deberán responder ante la Jurisdicción por los hechos investigados en el caso 01, en las versiones que se llevarán a cabo entre el 21 de junio y el 25 de noviembre de 2022.

La convocatoria contempla que, además, asistan miembros de varias estructuras de las Farc que, a pesar de no tener posiciones de mando, pueden aportar a las solicitudes de las víctimas acreditadas.

SEMANA conversó con Juan Camilo Sanclemente, abogado de los familiares de los diputados del Valle, explicando que del total de víctimas, que suman más de 24.000, apenas fueron invitadas 24.

“Acreditadas hay casi 3.000 o 2.900, solamente van 24. Ni el 1 % podrán ser escuchadas en esa audiencia clave. Creemos que nos deja un sinsabor que nos hayan dejado fuera del auto de convocatoria, pero sí citan a abogados a los que la misma JEP les paga. Nos causó curiosidad y por eso tuvimos que enviar un memorial para que nos invitaran”, dijo.