judicial

Freddy Rincón: así reconstruyeron los investigadores el fatal accidente en el que murió la leyenda de la Selección Colombia

La Fiscalía presentó pruebas contundentes que muestran al exfutbolista como el piloto de la camioneta al momento del accidente. Sin embargo, sus familiares ponen en tela de juicio esta conclusión. Aseguran que quien manejaba está comprando testigos. ¿Qué pasará ahora?


Pocas veces un accidente de tránsito ha causado tanta expectativa mediática y múltiples hipótesis como el del exfutbolista Freddy Rincón, que, dos días después, provocó su muerte en la Clínica Imbanaco de Cali. La reconstrucción del caso no fue sencilla. Por algo la Fiscalía se tardó casi diez días para liberar las pruebas y señalar, con evidencias contundentes, que quien iba frente al volante era Rincón.

No obstante, antes de ese reporte oficial se tejieron una serie de versiones que muchos adoptaron como una verdad absoluta: por ejemplo, que el exfutbolista viajaba en el asiento del copiloto y, por tanto, debido al choque por ese costado contra el bus del MIO, sufrió la peor parte.

La línea de tiempo de Freddy Rincón (4)
La línea de tiempo de Freddy Rincón (4) - Foto: Fiscalía

Pero la vicefiscal general, Martha Janeth Mancera, y Jorge Eduardo Paredes, médico forense del Instituto Nacional de Medicina Legal, desintegraron las especulaciones al presentar un dosier con pruebas de minutos previos al accidente y por qué Rincón, al estar del lado contrario del golpe principal, fue quien sufrió las lesiones más severas.

Una de las explicaciones es que Rincón llevaba el cinturón de seguridad, pero este no estaba debidamente puesto. Es decir, el exfutbolista habría pasado la tira principal hacia su cintura, dejando desprotegida la parte posterior del torso. Dicha situación, dijo Paredes, provocó un movimiento sinérgico a gran escala que afectó principalmente la cabeza y el rostro. Eso explicaría el trauma craneoencefálico con una lesión profunda en el tallo cerebral.

La causa de la muerte nunca estuvo en discusión. El debate se centró desde el primer momento en quién se encontraba frente al volante. La familia Rincón Valencia asegura que Freddy no era el piloto, que quien manejaba se fugó en un taxi, segundos después del aparatoso choque. No obstante, la vicefiscal Mancera, ratificando lo dicho por el fiscal general, Francisco Barbosa, explicó en detalle el video, conocido en primicia por SEMANA, en el que Rincón sale de una panadería y se sube a la camioneta tres minutos antes de estrellarse.

En las imágenes, el ídolo sale con sus amigos. Viste camiseta blanca y una gorra. A su lado hay una mujer joven que lleva pantalones cortos. Se abrazan, y él se sube en el lugar del conductor de la camioneta. Las mujeres, a su vez, lo hacen por la otra parte del carro. Las dos mujeres que lo acompañaban, María Manuela Patiño, de 20 años, y Diana Lorena Cortés, de 43, fueron dadas de alta, sin mayores lesiones. Una de ellas advirtió en su primera declaración que Rincón iba manejando.

Este miércoles, el fiscal general anunció que, efectivamente, Rincón conducía el vehículo. A esa conclusión llegó no solo por el video, que reveló SEMANA en primicia, sino por las pruebas de Medicina Legal. El timón impactó el abdomen de Rincón, y de ello quedaron huellas.

En otra de las declaraciones de la vicefiscal, Freddy, al volante, se pasó el semáforo en rojo y no se halló evidencia de que estuviera bajo los efectos del alcohol. Agregó que se tomaron 13 declaraciones juradas, se revisaron 17 cámaras de seguridad. En total, 849 evidencias, incluidos diez videos. Entre los testimonios analizados, están los de las cuatro personas que viajaban con Rincón, tres mujeres y un hombre, a quienes identificaron como Manuela, Diana, Nubia y José Luis, así como también el relato del paramédico que atendió la emergencia.

“Él (Freddy) estaba en el asiento del conductor y nos demoramos más de diez minutos en realizar la extracción porque estaba atorado con el cinturón de seguridad (...) Tras el choque se activaron solo los airbags laterales”, dijo el auxiliar de salud.

Otro de los datos sorprendentes suministrado por la vicefiscal Mancera es que la persona que aborda un taxi tras el choque, y que se puede visualizar de manera borrosa en una cámara de seguridad, no es un hombre, sino una de las mujeres que estaba en la parte de atrás de la camioneta. La información obtenida hasta el momento, indicó el jefe del ente acusador, fue corroborada con los testigos y personas que se acercaron al lugar para apoyar las tareas de rescate. “

Los elementos adicionales que surjan de este tema están siendo analizados, en el marco de autonomía e independencia del fiscal del caso”, precisó el fiscal Barbosa.

Familiares no creen

Aunque la Fiscalía General ratificó que Freddy Rincón manejaba la camioneta de placas UGR-410, que colisionó gravemente con el bus del MIO en la calle Quinta con carrera 34, en Cali, el pasado 11 de abril, su hermano Manuel Rincón, que había declarado a diferentes medios que el Coloso iba de copiloto, se niega a creer lo determinado por el ente acusador. “En la familia no creemos porque se ve que el golpe se lo lleva el copiloto y no las otras personas que iban con Freddy. Según la Fiscalía, él era el chofer de los que iban atrás y todo el golpe se lo llevó el copiloto, pero si fuera así, él estaría vivo”, le dijo a SEMANA.

En ese sentido, su hermano mayor, Rafael Rincón, fue más allá y no solo desmintió al fiscal, sino que lo acusó de presuntamente encubrir a la persona que, según él, iba manejando. “Por eso era que se estaban demorando tanto, porque le estaban metiendo la corrupción. Ese fiscal no puede afirmar una cosa de esas; recoger pruebas es fácil, pero el problema es que quien iba manejando amenaza y compra testigos, y ellos simplemente replican eso”, señaló.

Rafael Rincón también puso en tela de juicio la labor investigativa en este accidente: “Están las cámaras de seguridad y están las evidencias de la parte en que le dieron al carro. Si fuera Freddy manejando y otro fuera el copiloto, el muerto no sería Freddy. De los dos que se bajaron del carro y cogieron un taxi, uno de ellos venía manejando”, agregó el hermano del exfutbolista.

A las críticas de los resultados de la Fiscalía también se sumó Teresa Rincón, hermana de Freddy, quien aseguró que el video clave no es reciente, pues su hermano tenía una prenda de diferente color ese día. “En un video muestran que Freddy iba con una camiseta blanca. El día del accidente, Freddy iba con una camiseta azul. No sé cómo cambian la camiseta”, dijo.

También señaló: “El que iba conduciendo no sé qué tanta influencia tenga o de quién esté respaldado para que estén arreglando las cosas de esa manera”, manifestó. Mientras se siguen alimentando las especulaciones, los hijos de Rincón, uno de ellos jugador profesional en Argentina, decidieron mantenerse al margen y no pronunciarse sobre lo revelado por la Fiscalía.

Así las cosas, y pese a la contundencia de las pruebas de la Fiscalía, el caso Rincón quedará archivado con un manto de dudas, fundamentadas, principalmente, en la pasión de sus aficionados y en los ojos dolidos de sus familiares más cercanos.